Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Bancos para no sentarse

El Ayuntamiento instala un novedoso mobiliario urbano que permite a las personas mayores descansar por la calle sin necesidad de agacharse y levantarse

Dos vecinos descansan en uno de los bancos isquiáticos instalados en la avenida de Pintor Baeza.

Dos vecinos descansan en uno de los bancos isquiáticos instalados en la avenida de Pintor Baeza. pilar cortés

Ni aparcabicis, ni zonas en las que atar a los perros, ni espacios para dejar los patines. Los nuevos bancos colocados el pasado martes en calles como Conde Lumiares o Pintor Baeza han suscitado las dudas y la curiosidad de muchos vecinos por su simple y extraña forma, apenas dos arcos de metal cilíndricos y paralelos.

La respuesta es que no se trata de bancos corrientes, sino de bancos isquiáticos pensados para los mayores y para las personas que sufren problemas de ciática. La asociación de vecinos de Campoamor Plaza América fue la que pidió al Ayuntamiento que se instalara este mobiliario urbano en el barrio tras ver que en Madrid ya funcionaba con éxito. «La gente mayor tiene muchas dificultades para sentarse en los bancos normales, porque son muy bajos y les cuesta mucho levantarse», señalaba ayer Juan Cardona, tesorero de la asociación. Más que bancos, estas instalaciones sirven para que los mayores puedan apoyarse y coger fuerzas para seguir caminando por la calle.

En total se han colocado diez de estos bancos, repartidos por Pintor Baeza, Conde Lumiares, Plaza América y Carratalá Cernuda. Su ubicación, además, es estratégica. «Pedimos que se colocaran en sitios muy frecuentados por los mayores del barrio. Así, hay uno frente a la farmacia, otro a la puertas del banco, varios en el camino que hacen muchos mayores para ir al hospital y otro frente a un supermercado», explica Luis Romero, presidente de la asociación.

La medida ha sido muy bien acogida entre los vecinos de la zona, eso sí, una vez que conocían su verdadero uso. «Y yo que pensaba que esto era para que no aparcaran los coches», afirmaba ayer Lola, vecina de Pintor Baeza, quien aplaudía esta iniciativa «porque continuamente veo a personas mayores que se tienen que apoyar en los árboles».

Tras conocer para qué servían, muchos mayores no dudaban en probarlos. «Esto es una maravilla y nosotros que no sabíamos para qué eran», se sorprendían Guillermo Camacho y Pedro Ruiz. Desde la asociación de vecinos han solicitado que los nuevos bancos vayan acompañados de un cartel que indique su función, para así despejar las dudas entre los vecinos y que comiencen a usarlos cuanto antes. Desde el Ayuntamiento, el concejal de Infraestructuras, José Ramón González, señaló ayer que estos primeros bancos han sido instalados de manera piloto, «dependiendo del éxito que tengan entre los usuarios nos plantearemos extenderlos a otras zonas de la ciudad». También señala González que no habrá problema «en instalar placas explicando su uso».

Habituales en otras ciudades

Aunque en Alicante son nuevos, este tipo de asientos son habituales en otras ciudades como Madrid o Valencia, donde el Ayuntamiento los ha instalado en estaciones de metro.

Un apoyo isquiático es tipo de un mobiliario urbano que permite el descanso de las personas sin necesidad de sentarse e incorporarse, por lo que es adecuado para personas que presentan dificultad para ello, ya que se puede recuperar la posición erguida fácilmente. Este tipo de apoyos están recomendados para personas mayores, embarazadas o personas con problemas lumbares, de espalda o que utilizan muletas o bastones, así como otro tipo de discapacidad física.

El apoyo isquiático se compone de un elemento de apoyo (en el que descansa el hueco isquion) y un respaldo opcional que completa la propia pared.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats