Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Regresa el Tranvía de los años 60

Los raíles por donde transitaban tres de las líneas de Alicante salen a la superficie en la calle Garbinet y la avenida Poeta Zorrilla

Parte de las vias del antiguo tranvía que se van a conservar en la calle Poeta Zorrilla. Alex domínguez

La historia del antiguo tranvía de Alicante continúa latente bajo el asfalto de las calles. Los raíles por los que transitó la línea 2 hasta noviembre de 1969 comienzan a salir a la superficie en el barrio de Carolinas Altas. En concreto, en los últimos meses, los más curiosos pudieron comprobar este «hallazgo» en la calle Garbinet y, más recientemente, en la avenida Poeta Zorrilla con Pío XII.

En esta ocasión, como ya ocurrió en la calle Pintor Gisbert, en el barrio de San Blas, el Ayuntamiento prevé la conservación de estos último raíles que escupió el asfalto integrándolos en la acera. Alrededor de 10 metros que quedarán a la vista de los vecinos para preservar la memoria del transporte en la ciudad.

«Al principio de Poeta Zorrilla dejaron un tramo integrado en la acera, aprovechando la renovación, levantaron el nivel y quedó a la vista», explicó Aitor Escorza, presidente de Railia, el Instituto de Historia Ferroviaria de Alicante. Escorza señaló la complejidad de conjugar el legado cultural con el crecimiento metropolitano: «Hay que compatibilizar la conservación con la evolución del Urbanismo y para ello nosotros consideramos necesario un protocolo de actuación para cuando aparezcan las vías». Con este propósito el presidente del Instituto de Historia recordó que el pasado 28 de noviembre, el pleno aprobó por unanimidad una declaración institucional que presentaron junto a Compromís. «Entre otras cosas hablamos de recuperar antiguos vehículos del tranvía y establecer unas pautas de actuación cuando aparezcan vías bajo el asfalto. Tenemos pendiente una reunión con las concejalías implicadas, porque aún no hemos cerrado nada».

Tres líneas para Carolinas

Los usuarios de tranvía de la Avenida Poeta Zorrilla y aledaños, disponían de una gran capacidad de conexión. En Railia destacaron como curiosidad que el barrio de Carolinas Altas tuviese tres líneas en aquel momento, cuando tal conectividad sólo podía encontrarse en el centro: «Por Poeta Zorrilla pasaban tres líneas diferentes porque subía desde la plaza de España, por la calle Sevilla y se bifurcaba. Por ahí subían las líneas 2, la 4 de Mutxamel, que llegaba hasta Pio XII y seguía recta; y la 6 que era la de Pla Hospital». Un reportaje publicado por el Diario INFORMACIÓN en el año 1984, recordó el tranvía tras dos décadas de su desaparición como el transporte «popular y económico» que permitía recorrer la capital pagando sólo cinco céntimos.

El rápido crecimiento de la ciudad exigió una evolución vial y las páginas de entonces calificaron el tranvía como «víctima del desarrollo urbano».

A pesar de los más de 50 años que han pasado desde la desmantelación de las siete líneas históricas, el trabajo de documentación sigue resultando complejo, al igual que necesario. Y para ello las pistas que dejan los raíles son clave: «Lo importante más que conservar las vías es documentarlo de la forma más fiel y meticulosa posible, con una metodología arqueológica», insistió Escorza, quien sugiere que es importante «mirar si los raíles tienen alguna fecha y algún dato del fabricante. Ese es un trabajo que tenemos pendiente».

«La documentación que hay es algo confusa, si intentas hacer una evolución cronología no puedes, porque no guardan coherencia», añadió Escorza.

Por su parte, el presidente de la Asociación cultural Alicante Vivo, Alfredo Campello solicitó que estas acciones de mantenimiento se acompañen de paneles informativos que indiquen la historia de la línea y su trazado.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats