Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Expertos piden que los adolescentes también puedan salir a la calle

Psicólogos y entidades defienden que la medida prevista para el día 27 debería tener en cuenta a los menores de 18 años además de a los niños

Expertos piden que los adolescentes también puedan salir a la calle

Expertos piden que los adolescentes también puedan salir a la calle

La pregunta estaba presente desde hace días y las familias se la hacían una y otra vez: ¿cuándo podrán salir los niños y niñas a la calle, con todas las medidas de protección necesarias? El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, despejó la incógnita el pasado fin de semana, cuando adelantó que los menores podrán salir, de forma limitada y acompañados por un adulto, a partir del próximo lunes. Un anuncio que supuso un alivio y una pequeña esperanza en muchos hogares, pero que ha creado otro debate: a qué edad se limitará.

Según adelantó el presidente, la medida -que se incluye dentro del confinamiento general, que sigue sin cambios- podría aplicarse para los niños y niñas de hasta doce años, mientras que el presidente autonómico, Ximo Puig, afirmó el domingo que se podría ampliar hasta los 14. Este y otros puntos sobre cómo llevar a la práctica la medida sin arriesgar la salud de todos, es lo que hoy prevén acordar el Gobierno y comunidades autónomas.

En ningún caso, como ayer ya avanzó Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, se permitirá que los niños y niñas puedan salir a la calle a jugar o ir al parque. «Si la gente piensa que esto va a ser 'abro la puerta y que se junten con los niños de todo el vecindario', ahí podemos tener un problema», avisa Simón, por lo que pidió «responsabilidad».

Desde al Aula de Infancia y Adolescencia de la Universitat Politècnica de València piden no olvidar a los adolescentes en esta medida, ya que recuerdan que la Convención de Derechos del Niño protege hasta los 18 años, por lo que los adolescentes también deberían poder salir a la calle de forma limitada. Así lo defiende Vicente Cabedo, director del Aula de Infancia y Adolescencia, quien explica que todos los menores de 18 años -casi 900.000 en la C. Valenciana- «gozan de los mismos derechos y libertades», por lo que cree que sería una «discriminación jurídica inadmisible», con «perjuicios emocionales y psicológicos» para la adolescencia. Por ello, exige al Gobierno «que permita la salida, con la cautela necesaria a todos los niños, las niñas y los adolescentes, sin distinción».

«Los olvidados»

Asimismo, desde el Aula -que este año se convertirá en cátedra universitaria- consideran que las normas anunciadas durante el estado de alarma «han invisibilizado la adolescencia y la infancia, y no ha garantizado sus derechos fundamentales», por lo que han sido los grandes «olvidados». También avisan de que muchos menores han quedado indefensos en situaciones de «violencia intrafamiliar y malos tratos» que no pueden ser detectadas a causa del confinamiento, y quedan invisibilizadas, sin que actue la Administración.

En los adolescentes también pone el foco la psicóloga Sefa Mulet, que asegura que en los últimos días ya ha atendido a muchos «con síntomas de depresión, ansiedad e intentos autolíticos». «Hay un riesgo altísimo para su salud psicológica y emocional, porque necesitan el contacto con el exterior, aunque sea poco», avisa, sobre una población que considera «de riesgo» por ser «más inmadura», con más tendencia a «pensamientos negativos».

Por eso, en su caso cree que la medida debería recoger también a los adolescentes de 17 y 18 años, para evitar que se queden en una especie de limbo entre los más pequeños, que sí podrán salir, y los adultos, autorizados a comprar e ir a trabajar.

Por su parte, para el psicólogo Alberto Soler, las y los adolescentes compensan las carencias sociales de estas semanas a través de las redes sociales y el móvil, y cuentan con «más recursos» que los niños y niñas de corta edad. Y es que, Soler recuerda que la escuela es donde los menores «establecen la mayor parte de las interacciones entre iguales» y que, además de eso, la covid-19 también les ha privado de actividades extraescolares, juegos en los parques o fiestas de cumpleaños: «cualquier tipo de relación y toda su red social». Junto a esto, un estudio de la Universidad Miguel Hernández de Elx refleja que casi la mitad de los menores ha mostrado durante la cuarentena inquietud, nerviosismo, irritabilidad o intranquilidad.

Según Soler, tampoco hay que olvidar «la función integradora de los colegios», especialmente importante para escolares de familias vulnerables o desestructuradas, ya que «suple las carencias» de casa.

Dos franjas horarias

Desde Save The Children han hecho llegar algunas propuestas al Consell. En caso de tener que limitar las salidas por edades, la ONG pide priorizar a los niños y niñas de hasta seis años, que son quienes necesitan una mayor actividad física diaria (uno de los motivos que avalan las salidas, además de las bondades de la luz del sol). De poder salir también los adolescentes entre los 13 y 17 años, aseguran que deben ser las familias quienes decidan si pueden hacerlo solos, siendo conscientes de las precauciones que deben tomar.

Según Save The Children, la Administración debería contemplar una salida diaria de una hora para los niños, en un radio de un kilómetro del domicilio y acompañados por uno de los cuidadores con los que convivan. También piden que se tenga en cuenta que hay 55.000 familias valencianas monoparentales -con una madre o padre-, con más de un hijo o hija, a quienes se les debería dejar salir juntos; y solicitan que se fijen dos posibles turnos de salida (por si los adultos trabajan).

Compartir el artículo

stats