Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CORONAVIRUS

Furor por las piscinas portátiles

La demanda de estanques desmontables o hinchables para jardines, patios y terrazas se multiplica por cuatro en la provincia

Cajas con piscinas de plástico ayer en un comercio de Alicante.

Cajas con piscinas de plástico ayer en un comercio de Alicante. Álex Domínguez

«Debido a la situación del Covid-19 y a la gran demanda de piscinas, los plazos de entrega pueden demorarse unas cuatro semanas aproximadamente». Con este mensaje, una empresa que vende piscinas portátiles online avisa a los clientes de lo difícil que se está poniendo este verano conseguir una de estas instalaciones debido a la fiebre en toda España por conseguir una con la que refrescarse en el patio o en el jardín, a la que no es ajena la provincia de Alicante pese a ser costera. La indefinición sobre cómo podremos disfrutar de las playas este verano y el hecho de que el Gobierno haya restringido las piscinas comunitarias a un 30% de su aforo han disparado la demanda de estos artículos hasta multiplicarse por cuatro. También se piden mucho las de plástico, más ligeras, para colocarlas en la terraza.

Muy pocos modelos están disponibles en las tiendas físicas que tiene en la provincia una popular cadena de artículos deportivos, donde la mayoría están agotados, y apenas hay existencias online. En otro gran establecimiento de artículos y mobiliario del hogar han crecido en un 350% las ventas de piscinas desmontables. Desde la tienda explican que la venta de estos productos se ha activado antes que en años anteriores porque los consumidores han comenzado a planificar un verano diferente ante la posibilidad de que se restrinjan los desplazamientos.

Hay numerosos modelos de estas piscinas, circulares o rectangulares, de distintos tamaños, capacidades y precios, instalaciones desmontables o prefabricadas que se pueden instalar en jardines y patios, pero también sencillas de plástico que se buscan para terrazas pequeñas. Están las que cuestan apenas 10 euros, que son las más básicas, para niños pequeños, pero también están las instalaciones portátiles de pvc, chapa y perfiles metálicos con una capacidad de casi 20.000 litros de agua que incorporan un sistema de depuración y que cuestan más de 800 euros. Las empresas permiten financiar pagos.

Todas las variedades de estos artículos con que contaban en el almacén de un conocido centro comercial en la provincia se han vendido, tras multiplicarse la demanda por cuatro el último mes respecto a las ventas de mayo pasado.

Las piscinas de plástico pequeñas, las más económicas, se agotaron en una semana en numerosas tiendas de la provincia aunque todavía hay bazares donde quedan existencias. Éstas se colocan hasta en balcones y terrazas. Como explica Augusto Soler, presidente del Colegio de Administradores de Fincas de Alicante, cada uno en su balcón puede poner lo que desee pero se debe tener en cuenta que su tamaño y peso no supongan un peligro para la estructura del edificio, por lo que lo mejor es consultar a un arquitecto. La instalación de estos elementos en las azoteas de edificios depende de las normas de cada comunidad, «pero lo normal es que no se autoricen porque cada vecino querría poner una». Las empresas de piscinas tienen pedidos para terrazas de hasta cinco metros y para áticos, y también se les multiplican los encargos de piscinas de hormigón para terrenos aunque los plazos son ajustados puesto que tardan más de un mes en fabricarse y luego el material debe fraguar. Empresas que venden artículos de jardinería también han observado un incremento en todo el mobiliario relacionado con el acondicionamiento del exterior como pérgolas, parasoles, barbacoas y mobiliario de jardín.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats