Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una «joya» turística cada verano con menos lustre

El paseo de la playa de San Juan ofrece una imagen impropia para un icono de Alicante que empieza a recibir estos días a su veraneante preferido, el madrileño

Es, o tendría que ser, una de las «joyas» turísticas de la ciudad de Alicante. Un paseo marítimo que recorren de norte a sur miles de turistas cada verano, desde su límite con El Campello hasta su final en el Cabo de la Huerta. Una zona en la que sociabilizan veraneantes de todas las edades llegados la mayoría de territorio nacional, sobre todo desde Madrid. Con todo, la imagen que presenta en este inicio del verano más atípico de la historia reciente no invita a ser fotografiado, a formar parte del álbum de instantáneas del que cualquier turista presume ante los suyos. Visto su actual estado, parece recomendable que no se exhiba en redes sociales. En lugar de un atractivo, como tendría que ser al tratarse de la playa más importante de la capital alicantina, genera una sensación opuesta: no atrae a las cámaras, al menos a las que buscan recuerdos con encanto que llevarse a casa para el largo invierno.

El paseo peatonal de San Juan pierde lustre con el paso de los años y la falta de unas obras de acondicionamiento pendientes de la tercera y definitiva fase. La última actuación que se realizó sobre la zona finalizó a mediados de 2016. Por entonces, el tripartito no llevaban ni un año al frente del gobierno. Miguel Ángel Pavón era el concejal de Urbanismo y Eva Montesinos la edil de Turismo, cuando el Ayuntamiento de Alicante terminó un proyecto impulsado por el anterior ejecutivo local, con Miguel Valor (PP) en la Alcaldía.

Esta actuación permitió cambiar la imagen del tramo entre la avenida de Bruselas y la calle Irlanda, en la zona central del paseo. Sobre la parte más meridional se actuó años antes, desde el Gobierno.

Esa última obra de hace cuatro años, donde ya se empieza a evidenciar el paso del tiempo y el nulo cuidado municipal, consistió en la rehabilitación integral del antiguo paseo, que contaba con un pavimento deteriorado, mobiliario urbano obsoleto y un sistema de iluminación anticuado. Los pavimentos se renovaron con materiales pétreos con distintas texturas y colores. El mobiliario se actualizó con bancos adaptados, pérgolas de acero inoxidable y madera laminada, aparcabicis, papeleras y bolardos, y el sistema de iluminación se adaptó a los nuevos estándares de eficiencia energética. También se renovó el muro que separa el paseo de la playa, rematado por asientos de madera resistentes al ambiente marino. En total, una reforma sobre medio kilometro de litoral que costó sobre 1,5 millones de euros.

Ya entonces, el tripartito habló de la tercera y definitiva fase de rehabilitación del paseo, entre la calle Irlanda y el límite con Campello, a lo largo de aproximadamente un kilómetro. El proyecto estima el coste de la actuación en unos 3,3 millones. Hoy se sigue a la espera.

Esos trabajos de la tercera fase son los que urge el paseo marítimo de San Juan, en su tramo situado más al norte, para ofrecer una imagen uniforme en todo su recorrido, dejando atrás la sensación de abandono que ofrece en la actualidad. El muro que divide el paseo de la arena está repleto de parches o, directamente, no existe en diferentes zonas. El pavimento presenta numerosas deficiencias, que no desentonan con el estado de los bancos de piedra de esa parte del paseo de San Juan. También son visibles vallas en estos primeros días del verano en el que miles de personas empezarán a pasear de nuevo por un paseo que no ha hecho más que empeorar con el paso de los años y la falta de mantenimiento desde el Ayuntamiento.

Las noticias sobre el coronavirus y la nueva normalidad en Alicante

La caída de hasta el 75% en la facturación del pequeño comercio aboca al cierre a 4.000 negocios en la provincia

Una de cada 4 personas padece estrés agudo mental por la pandemia

Cien euros por no llevar mascarilla, y o tros cien por tirarla en la calle

Vicente Rubio: «Hay investigaciones lo suficientemente avanzadas para tener vacuna este año»

¿Es posible que la cura del covid resulte inasequible para la mayoría? No se trata de una hipótesis tremendista, es lo que ocurre con fármacos innovadores

La UE ultima un acuerdo para la reapertura de las fronteras exteriores

Dudas y controversia en Arenales por el límite de cuatro horas para aparcar

San Juan: Una «joya» turística cada verano con menos lustre

El camping que sacará a Santa Anna de la nada

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats