Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Reconocimiento a la tecnología sostenible

La Gala Impulso de la UA premia las investigaciones para reducir la generación de plásticos, su uso en la hostelería y los vertidos en campos y mares

9

Reconocimiento a la tecnología sostenible

Premios a la innovación tecnológica para minimizar el impacto de los plásticos y microplásticos en la naturaleza y a las investigaciones que buscan soluciones sostenibles a las plagas agrícolas. La novena edición de los premios Impulso, organizada por la Universidad de Alicante y la Fundación Parque Científico, fue un reflejo de la preocupación social por el medio ambiente, aunque también tuvieron su reconocimiento proyectos de marcado carácter social como los que pretenden mejorar la comunicación de las personas sordas; y económico, como el software que se apoya en la inteligencia artificial para ayudar a las empresas con los mercados de exportación. La Gala Impulso se celebró ayer con un estricto control de aforo en el Paraninfo por el covid-19. El rector, Manuel Palomar, defendió la necesidad de « incrementar y revisar la inversión suficiente en investigación, centros de enseñanza y universidades que puedan dar cabida a más vocaciones científicas de servicio público» ante la emergencia sanitaria.

En total se presentaron 37 iniciativas, la mayoría (30) en modalidad de estudiantes y titulados, y el resto, promovidas por profesores y personal investigador. En esta última categoría, el jurado premió Solublion, iniciativa empresarial que desarrolla materiales, basados en el almidón termoplástico, 100% biodegradables, hidrosolubles y compostables para sustituir a los plásticos convencionales en el sector del embalaje solucionando el problema de vertidos en el campo y los mares al disolverse sin generar microplásticos. El proyecto, de los investigadores Daniel Domene, Ignacio Martín, Juan Carlos García y Mercedes García, recibe 7.000 euros, 3.000 más del Parque Científico y mentorización por la cátedra Germán Bernácer.

Fych Tecnologies, que desarrolla una tecnología capaz de eliminar los contaminantes y olores en el plástico reciclado sin usar disolventes, obtiene 5.000 euros, y 3.000 del Parque Científico. Lo promueven Andrea Cabanes, Oksana Horodytska y Andrés Fullana.

En la modalidad de estudiantes y titulados, hay dos proyectos premiados, cada uno con 3.500 euros. Son Intelligence Trade, de Marina Almendros, Ana de Souza y Úrsula Ramírez, el primer software de inteligencia artificial que ayuda a las empresas a mejorar la toma de decisiones en los mercados de exportación, aunando gran cantidad de datos. El otro proyecto premiado es Dropi Development, de Santiago Sierras y Olga Tonás, cuyo objeto es aportar soluciones sostenibles al sector hotelero proponiendo «amenities» (productos de acogida) hidrosolubles en formato monodosis. Este proyecto se lleva también el premio de la Fundación Caja Mediterráneo al Emprendimiento Social. Una app móvil que facilita el proceso de búsqueda de restaurantes a personas con alergias e intolerancias alimentarias, y un servicio para facilitar la comunicación a personas sordas con datos móviles completan los galardones. La Universidad reconoció como empresa del año del Parque Científico a Glen Biotech; como empresa más colaboradora en prácticas a la agencia SEO Webpositer; y a Hidraqua, como empresa más colaboradora en I+D.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats