Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La pandemia dispara el número de pacientes que esperan más de seis meses una operación

Los diez hospitales de la provincia tienen a 7.150 enfermos pendientes de pasar por quirófano, lo que supone 638 personas más en solo un mes. Sanidad apenas ha retomado las intervenciones de tarde

Un quirófano de la provincia, durante una operación, en una imagen de archivo.

Un quirófano de la provincia, durante una operación, en una imagen de archivo. matías segarra

Una larga espera para pasar por quirófano. El número de pacientes que llevan más de seis meses en lista de espera para una intervención quirúrgica ha aumentado en más de 600 en tan solo un mes en la provincia de Alicante, según las estadísticas de la Conselleria de Sanidad correspondientes al pasado mes de junio. Un total de 7.150 pacientes aguardan más de 180 días a ser operados en alguno de los diez hospitales de la provincia. Un mes antes eran 6.512.

Sanidad aún arrastra las consecuencias del parón impuesto por el coronavirus. Casi tres meses con los quirófanos casi cerrados por completo se están cebando con los pacientes que más tiempo llevan pendientes de una intervención. Por contra, el número medio de días que hay que esperar para una intervención en la provincia ha disminuido levemente, desde los 129,6 de mayo a los 126,5 del mes de junio. También ha bajado en 2.000 el número total de pacientes que esperan una operación.

Para los sindicatos hay gato encerrado en este descenso de días y de enfermos. «El Plan de Choque se ha reactivado. Eso significa que de golpe, Sanidad ha hecho desaparecer de las listas a un elevado número de pacientes a los que se les ha ofrecido la alternativa de operarse en clínicas privadas», señala Francisco Tévar, Secretario General de la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CC OO. Si estos pacientes rechazan una operación en la privada, y lo hacen casi el 60%, pasan a otra lista, denominada no estructural, de la que Sanidad ya no ofrece datos. En ella, los enfermos llegan a esperar hasta el triple de tiempo que el resto de enfermos.

En estos momentos hay 18.726 enfermos esperando una intervención en la provincia. De los diez hospitales públicos, el Hospital General es el que tiene más pacientes pendientes de una intervención, 4.593, y también el que más enfermos tiene esperando pasar por quirófano más de seis meses, en concreto 2.258. Por días de demora, es el Hospital de Sant Joan el que bate récords, con una media de 190 días para una intervención quirúrgica. En cuanto a las operaciones que más retraso acumulan, son las de fimosis, con 198 días de demora media; prótesis de rodilla, con 171; y varices, que acumulan un retraso medio de 158 días para pasar por quirófano, las que lideran el ranking.

Los sindicatos prevén que en los próximos meses siga aumentando el número de pacientes que pasan a engrosar las listas de espera, ya que durante lo peor de la pandemia los especialistas apenas han atendido enfermos y ahora, en pleno verano, las agendas funcionan a medio gas con buena parte de la plantilla de especialistas de vacaciones. Por tanto, es previsible, como además ocurre todos los años, que en septiembre y octubre las listas de espera aumenten.

Además del Plan de Choque, la Conselleria de Sanidad tiene un programa, denominado de autoconcierto, para reducir las listas de espera a base de pagar a los médicos para que operen por las tardes, fuera de su jornada laboral. Este programa, según han confirmado fuentes sanitarias, está aún a medio gas, debido sobre todo al verano y a la falta de médicos en algunas especialidades. En el Hospital de Sant Joan, por ejemplo, apenas se está operando un par de tardes a la semana y en el Hospital General de Alicante, en servicios como Traumatología, no se ha retomado, según fuentes del hospital.

Para Paco Tévar es indispensable que la Conselleria de Sanidad aborde cuanto antes un plan de reducción de la lista de espera generada por el coronavirus. Un plan que además debe basarse, en su opinión, en recursos propios de la sanidad pública. «El Plan de Choque está bien, pero solo de forma coyuntural. Los hospitales deben sacar el máximo rendimiento a sus propios recursos, ya que en el caso del General de Alicante por las tardes solo funcionan la mitad de los quirófanos». Para Tévar también habría que retomar el proyecto para construir un tercer hospital en la ciudad de Alicante.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats