Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El virus afecta a ocho residencias de la provincia en solo una semana

Sanidad suspenderá las visitas y las salidas en los geriátricos situados en los municipios que tengan una mayor incidencia de la enfermedad

Personal de la UME desinfectando una residencia en la primera oleada de contagios.

Personal de la UME desinfectando una residencia en la primera oleada de contagios. JUANI RUZ

Los contagios por coronavirus están volviendo a afectar a las residencias de mayores y en la provincia de Alicante ya se contabilizan casos en ocho. Lo que preocupa es la velocidad con la que se están extendiendo, toda vez que se ha alcanzado esta cifra en tan solo una semana. El panorama que se está dibujando ha obligado a la Conselleria de Sanidad a tomar medidas, en el sentido de que suspenderá las visitas y las salidas en los geriátricos situados en los municipios o departamentos que tengan una mayor incidencia de la enfermedad. Aparte de las residencias, el virus también afecta a dos centros de personas con diversidad funcional.

Después de la pesadilla que para las residencias supuso la primera oleada de coronavirus, la segunda semana de julio los centros suituados en la provincia de Alicante quedaban libres de contagios. Pues bien, la tregua ha durado bien poco. Entre el día 22 y el 28 ya se detectaban casos en una residencia, que desaparecía del listado el día 29. El punto de inflexión, sin embargo, se registraba el día 30, cuando de cero se pasó directamente a tres geriátricos afectados, en una cifra que ha ido creciendo hasta alcanzar los ocho centros en la jornada de ayer.

Así lo informaba la consellera de Sanidad, Ana Barceló, quien matizaba, no obstante, que entre los casos que registran estas residencias figuran trabajadores, residentes, o ambos, sin concretar las cifras. De hecho, el departamento autonómico, como viene siendo habitual, no ha informado del número concreto de afectados, ni tampoco de los municipios en los que están ubicados estos centros.

La única información en este sentido que se ha facilitado es el de una residencia ubicada en el departamento de salud de Orihuela, la cual ha sido intervenida por la propia Conselleria para tomar el control sanitario. También ha trascendido que hay positivos en un geriátrico de Dénia.

Barceló explicó que en el momento en que se registra un caso se practican pruebas PCR a todos los trabajadores y residentes, con el objetivo de aislarlos y atenderlos de manera conveniente.

En lo que respecta al resto de la Comunidad Valenciana, en estos momentos también hay casos de coronavirus en otras ocho residencias de la provincia de Valencia. En la de Castellón no hay en la actualidad ningún geriátrico con casos activos.

La situación, con todo, ha suscitado la preocupación de Sanidad, que está preparando medidas para evitar la propagación de contagios. Según indicó Barceló, «queremos adoptar acciones preventivas, suspendiendo las visitas y las salidas en las residencias situadas en aquellos departamentos o municipios que tengan una mayor incidencia de coronavirus».

La decisión, añadió, vendrá acompañada por un estudio epidemiológico que concretará la conveniencia o no de adoptar esta medida, y además, para cada residencia se aprobará una resolución específica teniendo en cuenta todos los condicionantes.

La consellera, por último, informó que también se han detectado positivos en dos centros de personas con diversidad funcional de la provincia. Uno de ellos, según ha podido saber este diario, es un centro de enfermos de Alzheimer de Castalla, donde se han dado dos casos en usuarios.

Domus Vi rechaza la reversión del geriátrico de Alcoy y niega que no informara a las autoridades sanitarias

La empresa Domus Vi, que gestiona la residencia de Oliver en Alcoy, se ha mostrado contraria a que el centro pase a tener una gestión pública, como es pretensión de la Conselleria de Igualdad. También niega que no informara del brote a las autoridades sanitarias.

El pasado lunes se celebraba una reunión a la que asistía la vicepresidenta y consellera de Igualdad, Mónica Oltra, el alcalde de Alcoy, Toni Francés, y responsables de Domus Vi. En el encuentro se le trasladaba a la empresa la intención del departament autonómico de llegar a un acuerdo para la reversión de la gestión de la residencia de Oliver, después de los 73 fallecimientos registrados. Oltra, asimismo, acusaba a la firma de no informar del brote hasta que hubo seis fallecidos.

Pues bien, Domus Vi ha salido al paso de estas declaraciones, señalando que el 13 de marzo, con la derivación de dos residentes al Hospital de Alcoy y el consiguiente resultado positivo de los test, se puso sobre aviso a las autoridades sanitarias, manteniendo a partir de ahí una comunicación constante.

Tras insistir en que mantuvieron informados a los familiares, resaltan respecto a las críticas a la gestión e instalaciones del centro que Igualdad realizó en junio y noviembre de 2019 dos inspecciones, avalando su funcionamiento. Finalmente, dicen no plantearse como una opción la reversión, al considerar que «no hemos hecho mal las cosas».

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats