Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Patio covid para mil alumnos

El colegio Jesuitas parcela los espacios para los recreos para no mezclar aulas e incluye lavabos en las clases

Las pistas del colegio Inmaculada Jesuitas se han parcelado para mantener la distancia durante el recreo. PILAR CORTÉS

Para minimizar los contagios entre escolares y favorecer el posterior rastreo en los casos en que sea necesario, el colegio Inmaculada Jesuitas ha llegado parcelar las tres pistas de que dispone para el recreo en hasta 28 secciones con cintas y balizas, para que todos los alumnos desde Primaria a Bachillerato puedan salir al mismo tiempo al patio, pero sin mezclarse, manteniendo la distancia de su grupo con el resto y bajo la atenta mirada del correspondiente profesor de vigilancia que también estará al tanto de que no haya cambios de parcela.

«Hemos trabajado todo este verano para cumplir lo que marcan las normas que difundió la conselleria, y estableciendo un plan de contingencia para más de 1.600 alumnos», subrayan desde la dirección del centro concertado en Alicante.

También se ha parcelado el patio para los niños de Infantil, 300 matriculados, pero en este caso se ha organizado que salgan en dos turnos porque solo disponen de espacio para una docena de parcelas, según explica el jefe de estudios, Pablo Miñano. Los juegos infantiles, por descontado, se han precintado para descartar su uso este curso.

Responsables del centro aprecian que en teoría se han dibujado bien las distancias de seguridad contra el covid, pero lo que no pueden asegurar es que a la hora de la verdad funcione, porque la realidad desborda cualquier cuadrícula. De hecho, entre las dudas que han planteado algunos padres por correo electrónico figura, por ejemplo, el siguiente interrogante: ¿Compartirá mi hijo clase con el compañero con el que va en el coche al colegio todos los días?

Desde la dirección apuntan que entrar en cada una de estas casuísticas eternizaría la organización, pero por lo mismo advierten de que todo va a ser muy complicado este curso.

Lavabo interno

No obstante, para contribuir en el mayor nivel posible de higiene, han equipado el centro de papeleras con pedal, dispensadores de jabón, papel «y todo con nuestros recursos, nada público», explican. Incluso han equipado las aulas con lavabos para la desinfección continua. Cada vez que entren y salgan, aunque mantengan su asiento, los propios alumnos se ocuparán de limpiarlo. «No podemos tener un trabajador de la limpieza en cada aula y hay que extremar las medidas e higiene», recalcan desde la dirección.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats