Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sanidad quitará papeleo a los médicos de Atención Primaria y reforzará la atención telefónica

Barceló reconoce en las Cortes la «presión» que están soportando los centros de salud y vuelve a pedir perdón por los problemas de acceso

La consellera durante su comparecencia ayer en las Cortes.

La consellera durante su comparecencia ayer en las Cortes. INFORMACIÓN

La Conselleria de Sanidad ha movido ficha y ha dictado unas nuevas instrucciones para el funcionamiento en los centros de salud para intentar aliviar el colapso que sufren. Reforzará la atención telefónica y los mostradores de las instalaciones y, sobre todo, quitará tareas burocráticas a los médicos para que tengan más tiempo de poder atender a pacientes covid y no covid.

En su comparecencia en las Cortes ayer, la consellera Ana Barceló avanzó que se había confeccionado un documento para reorganizar el trabajo en los centros de salud. Admitió que «si en el momento más agudo de la pandemia la presión recayó en los hospitales y las UCI, hoy es Atención Primaria el principal baluarte» y reconoció que «sufre situaciones de tensión» por las que «quiero pedir disculpas tanto a las personas afectadas como a los profesionales por la carga de trabajo y a veces la injusta impresión que de él se lleva el ciudadano». Después de que el Foro de Médicos de Atención Primaria le diera un ultimátum y le pidiera una reunión urgente para tratar sus reivindicaciones -las más imporantes, no atender a más de 30 pacientes al día y no 60 como ahora y que fueran médicos voluntarios los que se encarguen del rastreo y se les pague como horas extra- dijo que «hemos actualizado en un documento los criterios de organización asistencial para Atención Primaria». En su intervención no concretó en qué consistirían las medidas, pero en el documento, al que ha tenido acceso este periódico, se indica que a partir de ahora los médicos de Familia ya no estarán obligados a volver a emitir «volantes» para ir a ver a un médico especialista si se ha pasado, por ejemplo, la fecha de la primera visita. Serán los propios médicos especialistas, bien de consultas externas o de los hospitales, los que tendrán que ocuparse de hacer la derivación de los pacientes a otra especialidad o de pedir pruebas sin pasar, como sucede hoy por hoy, por el socorrido médico de Familia.

Los médicos de Primaria tampoco están obligados a hacer certificados para permisos de conducir, armas, de riesgos laborales ni tampoco, justificantes sobre la ausencia de alumnos al colegio o de cualquier otro tipo. Las instrucciones recogen así una de las demandas más antiguas de los médicos de Familia y que ya estaban sobre la mesa incluso antes de la llegada de la pandemia cuando la falta de personal ya hacía insostenible atender a todos los pacientes en época, por ejemplo, de vacaciones.

«Seguimos teniendo personas que no logran conectar con sus centros de salud o no son atendidas en tiempo», reconoció Barceló, pese a que se hacían más teleconsultas -con el reparto de 728 portátiles, 400 pantallas y móviles a los médicos- y se había facilitado hacer trámites de forma telemática como la descarga de las bajas a través de la historia clínica. «Aún así no estamos alcanzando el nivel de descongestión que quisiéramos», dijo. De ahí que se hayan dictado estas instrucciones que, para los miembros de la oposición en las Corts llegaban tarde, una de las cuestiones por las que pidieron su dimisión desde Vox o el PP.

También se reforzará la atención telefónica. De hecho, ayer entró en funcionamiento de forma piloto un «call center» en el Hospital General de Alicante para dar servicio, de momento a los centros de salud de Florida, San Blas y San Vicente I, con vistas a ampliarlo a más departamentos. Podrá atender unas 150 llamadas al día.

Trump y los reactivos

Las tácticas de mercado del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, explicarían parte de los retrasos en resolver pruebas PCR que se registran en la provincia. Así al menos los justificó la consellera tras ser preguntada al respecto por los miembros de la oposición en las Cortes.

Barceló reconoció que se había observado un «decalaje mayor del deseado» en obtener el resultado de las pruebas por la falta de reactivos y fungibles en laboratorio, una justificación que ya ofreció la semana pasada. Ayer, sin embargo, abundó en que la culpa de la falta de estos materiales de laboratorio era de Trump y de su táctica de hacer «acopio» de la producción del laboratorio Roche. «Trump dice qué reserva quiere para EE UU y qué reserva deja para los demás», aseguró Barceló.

Compartir el artículo

stats