Los test de antígenos sólo se harán a los pacientes que tengan síntomas de coronavirus y que éstos hayan aparecido en los últimos cinco días. A partir del quinto día se tramitará una prueba PCR para diagnosticar la enfermedad.

Así consta en el nuevo protocolo que la Conselleria de Sanidad está distribuyendo en los centros de salud coincidiendo con la llegada a la provincia de la primera remesa de test de antígenos. Una prueba rápida que permite diagnosticar la enfermedad en apenas 15 minutos con la misma fiabilidad que una PCR, que en estos momentos se demora varios días. Tampoco es necesario trasladar la muestra a un laboratorio de microbiología, se puede hacer en el mismo centro de salud, lo que libera recursos sanitarios y agiliza el proceso. El problema son sus limitaciones. No se puede utilizar en pacientes asintomáticos -que actualmente son el 37%- ni en aquellos que llevan con síntomas muchos días.

PCR a los contactos estrechos

Según el nuevo protocolo de Sanidad, a los contactos estrechos de los pacientes se les seguirá haciendo la PCR mientras sean asintomáticos. La conselleria, según la indicación del ministerio, también ha decidido retrasar al séptimo día las pruebas a las personas que han estado en contacto estrecho con un enfermo y que no son convivientes. Una excepción serán los contactos que surjan de casos detectados en el ámbito educativo o en grandes brotes. La Conselleria de Sanidad comenzó ayer a distribuir 250.000 dosis de test de antígenos a los distintos hospitales de la Comunidad Valenciana. A la provincia de Alicante han llegado 89.000 pruebas que serán distribuidas entre hoy y mañana entre los centros de salud y los servicios de Urgencias.

Estos test rápidos, a priori, poco tienen que ver con los que se usaron en la primera ola de la pandemia, con muy escasa fiabilidad. Frente a los primeros test que llegaron, y que detectaban anticuerpos frente al virus, es decir, si se había pasado la enfermedad en algún momento, los nuevos test detectan un antígeno del virus, una proteína.

Los test de antígenos son además más económicos, 4,5 euros, y no es necesario un laboratorio de microbiología para su procesamiento, lo que libera recursos.

Además de su rapidez, otra ventaja es que estos test de antígeno son mucho más baratos que las PCR, en torno a 4,5 euros y no es necesario un laboratorio de microbiología para procesarlos, por lo que se pueden llevar a los centros de salud y a otros espacios, como residencias de mayores o colegios. La única complicación es que el test se tiene que hacer, como mucho, a las dos horas de la recogida de muestras, lo que obligará a rediseñar los circuitos que hay programados actualmente, además de que pierde efectividad a partir del quinto día con síntomas.

Las muestras para los test de antígenos, igual que la PCR, se toman de la zona nasofaríngea, aunque el Hospital de Sant Joan y el General de Elche están desarrollando un estudio para ver si la fiabilidad es la misma si la muestra se obtiene de la fosa nasal o de la saliva. La Conselleria de Sanidad ha firmado un acuerdo con un laboratorio para la adquisición de 500.000 test de antígenos.

Con estas pruebas se pretende agilizar el diagnóstico de coronavirus, que en algunos momentos críticos de la pandemia se ha llegado a retrasar hasta en diez días debido a la sobrecarga de trabajo en los laboratorios y al desabastecimiento de los materiales para hacer las pruebas.

Prioridad para los casos que surjan en los centros educativos

Los test de antígenos serán especialmente útiles para diagnosticar casos en niños y jóvenes y así alterar lo menos posible el ritmo de las clases. Así lo anunció hace unas semanas la consellera de Sanidad, Ana Barceló, tras revelar la adquisición de los primeros 500.000 test de antígenos. Días antes, el conseller de Educación, Vicent Marzà, había criticado el retraso que estaban sufriendo las pruebas PCR y el enorme perjuicio que esto supone. Los niños con síntomas deben permanecer en sus casas a la espera de las pruebas perdiendo clase y sus compañeros a la espera de saber si tendrán que iniciar la cuarentena. Con los test de antígenos los tiempos se acortan y en apenas 15 minutos se pueden saber los resultados.