Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El desorden atmosférico del cambio climático aumentará las lluvias de barro en Alicante

De Aristóteles a la borrasca “Filomena”: los secretos de la atmósfera, lema del nuevo "Tratado de Climatología" de los profesores Gil Olcina y Olcina Cantos

Coches cubiertos por el barro en la ciudad de Alicante en una imagen reciente

Coches cubiertos por el barro en la ciudad de Alicante en una imagen reciente

Cuatro años después de la publicación del “Tratado de Climatología”, obra de los profesores Antonio Gil Olcina y Jorge Olcina Cantos y tras haberse agotado la edición, el Servicio de Publicaciones de la Universidad de Alicante acaba de publicar una segunda edición de este libro. Como resume Jorge Olcina, “el clima está de moda”. Y lo va a seguir estando en este siglo XXI que es el siglo de la sostenibilidad y de la necesaria mitigación de los efectos del cambio climático. El principal reto de la humanidad en las próximas décadas. Como novedad, el libro destaca cómo en los últimos años se está produciendo más circulaciones atmosféricas de gota fría en las proximidades de la península Ibérica. Esto hace que en el sector mediterráneo, y en concreto en la provincia de Alicante, estas situaciones se arrastre aire sahariano (polvo ), provoquen las lluvias de barro. Esta precipitaciones necesitan dos procesos que las desarrollen. Inestabilidad atmosférica, es decir, formación de nubes y condensación de vapor de agua en su interior (gotas de lluvia) y polvo sahariano en suspensión, que actúa como núcleo de condensación de esas gotas de agua. Normalmente en situaciones de lluvia de barro llueve muy poco (lluvias inapreciables), y eso permite que el agua de la gota se evapore pronto y quede el residuo del polvo sahariano que cubre los coches y las superficies próximas al suelo. Este tipo de fenómenos está aumentando su frecuencia en España y especialmente en la fachada mediterránea. Este año llevamos ya cinco episodios intensos de polvo sahariano en España y Europa. Los meses más favorables para que se desarrollen estos episodios son los de finales de invierno, primavera y otoño. Que son los meses en los que la atmósfera se muestra más movida, más inestable en latitudes medias, explica Jorge Olcina, director del Laboratorio de Climatología de la Universidad de Alicante.

Luis María Bañón, meteorólogo de la Aemet en Murcia, describe las lluvias de barro como precipitaciones acompañadas de aerosoles, partículas microscópicas que entran en la atmósfera, que proceden del desierto del Sahara. Estos aerosoles minerales son capaces de viajar miles de kilómetros, pudiendo ser detectados en lugares tan lejanos de su origen como el norte de Europa o el Amazonas. Aparecen cuando las gotas de agua arrastran a su paso los aerosoles minerales presentes en niveles medios y bajos de la troposfera. Los efectos más inmediatos son pequeños depósitos de barro en tonos ocres o marrones que quedan sobre las superficies al evaporarse el agua. En una sociedad en creciente vulnerabilidad, son cada vez más los sectores de la sociedad que ven alterada su actividad por la presencia de las lluvias de barro.

La estación con mayor número de días al año en España con lluvias de barro es la de Menorca, con 14 días, donde se combinan de forma óptima la elevada frecuencia de las precipitaciones con la de altos valores de aerosoles. La estación de Melilla, más cercana al norte del Sahara, y sobrevolada más frecuentemente por aerosoles muestra, sin embargo, un número medio de 12 días al año, inferior al de Menorca, al ser menos frecuentes las precipitaciones. La estación peninsular con mayor frecuencia de lluvias de barro es la de Murcia, con 10 días, contrastando con la cercana estación de Almería, con tan solo la mitad de lluvias de barro, 5 días. En comparación con Almería, la frecuencia de las lluvias de barro es ligeramente más elevada en el sureste de la comunidad de Castilla-La Mancha, en el suroeste andaluz, así como en las comunidades valenciana y catalana, con valores entre 6 y 8 días. Las estaciones de Navarra, País Vasco y Cantabria muestran valores de 7 días que, sin ser muy elevados, contrastan con los 3 a 5 días de las comunidades circundantes, posiblemente por la mayor frecuencia de lluvias. En el resto de zonas, las lluvias de barro parecen ser menos frecuentes, siendo especialmente raras en zonas del noroeste peninsular, con 2 días al año.

La propuesta de reedición del "Tratado de Climatología" ha sido, según sus autores, una oportunidad necesaria para revisar y, sobre todo, actualizar sus contenidos hasta las ultimas investigaciones o acontecimientos meteorológicos vividos en todo el mundo y en España. Fenómenos atmosféricos que sorprenden, cada vez más, por su intensidad y frecuencia de desarrollo, provocando registros meteorológicos extraordinarios en todo el mundo, alterando el normal funcionamiento de los climas de la Tierra que registran ya tendencias manifiestas de cambio.

Imagen tomada por un satélite de la borrasca Gloria en el Mediterráneo Informacion

Esta segunda edición está actualizada hasta lo último posible, en datos, imágenes e investigaciones climáticas desarrolladas en estos años. Se presentan las novedades en la investigación de las borrascas de latitudes medias, de los ciclones tropicales, del fenómeno de ENSO (“El Niño” y la Oscilación Sur), en las corrientes en chorro (jet stream) que son la pieza básica de los tiempos diarios en nuestras latitudes medias. Alteraciones y cambios que están en relación con el proceso actual de calentamiento climático por efecto invernadero incentivado por el ser humano (emisiones de gases de efecto invernadero). Se abordan los últimos datos del Balance Energético Planetario, que es la causa última de los cambios climáticos de nuestro planeta. Se presentan los nuevos programas y unidades de observación meteorológica mediante satélites, las novedades en los modelos de predicción atmosférica y climática, y los proyectos para modificar las precipitaciones desarrollados en estos años en países del Golfo Pérsico o en China.

Se analiza el estado de la cuestión del proceso actual de calentamiento climático y sus efectos más notables en todo el mundo (masas de hielo, circulación atmosférica), así como las acciones llevadas a cabo para su mitigación, que de momento, no están dando los resultados necesarios. Y se ha actualizado todo lo relacionado con las manifestaciones atmosféricas extremas que originan situaciones de riesgo (huracanes en el Caribe, borrascas “explosivas”, olas de calor y de frío, tornados, sequías, inundaciones). Se analizan los últimos episodios de inundación padecidos en España, hasta el ocurrido en septiembre de 2019 en la Vega Baja del Segura y en el área del mar Menor, de efectos catastróficos.

Portada y contraportada del libro INFORMACION

El profesor Antonio Gil Olcina ha realizado una minuciosa y necesaria aclaración terminológica sobre conceptos que se han popularizado últimamente para designar procesos de lluvias intensas y torrenciales en nuestro país (DANA y Gota fría). Se ha seguido, además, profundizando en la historia de la climatología con aportaciones novedosas sobre el importante papel del geógrafo A. von Humboldt en la consolidación científica de esta temática de estudio. Y se han reseñados los últimos récords de temperatura registrados, en los últimos años y meses en todo el mundo. Y también en España que tras la publicación de la primera edición del “Tratado” ha registrado los registros de temperatura más alto y más bajo desde que hay anotación meteorológica en nuestro país: 47,3º en Montoro (Córdoba) en julio de 2017 y -35,8º C del valle leonés de Liordes, el pasado 7 de enero de 2021 a consecuencia del temporal de frío causado por la borrasca “Filomena”. Y se explica la elevada frecuencia que están teniendo, en los últimos años, las “lluvias de barro” en España, por su proximidad geográfica a la fuente del polvo sahariano que las origina.

El Tratado de Climatología se organiza en 25 capítulos, con más de 500 figuras, imágenes, tablas, que ayudan a comprender los procesos atmosféricos explicados. Un libro de escala global, pero con detalle regional e incluso local, debido a la procedencia mediterránea de sus dos autores. Un ámbito con enorme singularidad climática y que se ha convertido en un laboratorio a nivel mundial de los efectos ya manifiestos del proceso de calentamiento climático actual.

El Servicio de Publicaciones de la UA ha realizado una cuidada edición, a todo color, de sus las más de mil páginas que integran este libro. Una referencia bibliográfica básica por el rigor de sus contenidos y la amenidad formal a la hora de presentar un universo temático maravilloso: el de la climatología. Una disciplina científica en constante evolución, mejora y cambio.   

Compartir el artículo

stats