Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Gobierno sanciona a cuatro pasajeros por llegar al aeropuerto de Alicante-Elche con coronavirus

Sanidad realiza 854 test de antígenos a los viajeros que no acreditan PCR - Devueltos al Reino Unido 55 turistas ingleses

Una imagen de archivo del Aeropuerto Alicante-Elche durante la pandemia.

Una imagen de archivo del Aeropuerto Alicante-Elche durante la pandemia.

Sanidad Exterior ha realizado un total de 854 tests de antígenos a otros tantos pasajeros que han aterrizado en el aeropuerto de Alicante-Elche desde el 23 de noviembre de 2020, día en el que comenzó a ser obligatorio entrar en España, sin llevar una PCR con resultado negativo para frenar la expansión del covid. De las 854 pruebas realizadas a los viajeros interceptados, (control aleatorio), cuatro dieron positivo y fueron derivados a la Conselleria de Sanidad y multados, como mínimo con 3.000 euros, importe de la sanción tipificada como leve. Uno de ellos, un ciudadano de origen nigeriano que llegó de Londres fue desviado a un hospital de Almería, su ciudad de residencia. Las multas por entrar sin PCR pueden llegar, incluso, hasta los 600.000 euros en función de la gravedad de las consecuencias sanitarias provocadas por el pasajeros afectado. El caso más significativo ha sido hasta ahora, el del nigeriano con residencia en Almería que aterrizó en El Altet el 5 de enero desde Londres y acabó metido en un taxi con instrucciones para someterse a una cuarentena en su ciudad.

El Gobierno no puede impedir la entrada en España a ningún ciudadano europeo del espacio Schengen, pero si da positivo en covid debe se tratado en un hospital y después guardar cuarentena de diez días en un hotel corriendo con los gastos. En lo que va de año sí se ha impedido la entrada a 55 ciudadanos británicos, pero por dar positivo en covid, sino por llegar a la provincia sin ser residentes, algo que estaba prohibido hasta ahora. Desde ayer, pueden viajar sin problemas, pero a partir del lunes se arriesgan a una multa de 6.000 euros del Gobierno británico que ha prohibido los viajes de vacaciones.

En los dos primeros meses del año el aeropuerto ha recibido a 114.793 pasajeros, el 75% españoles. La crisis del covid pasa factura en dos mercados clave que han seguido fieles. En febrero pasaron por la terminal 3.000 pasajeros franceses por los 23.000 del mismo mes pero en 2020 y en cuanto a los alemanes fueron 2.200 por los 49.000 de febrero del año pasado. Otros pasajeros que llegaron a Alicante proceden de Holanda (3.341), Bruselas (2.873), Moscú (1.369), Varsovia (1.262), Eindhoven (1.224), Estocolmo (1.800) y Dublín (771), un 10% de los que lo hicieron en febrero de 2020.

Aquellos viajeros que no lleven el resultado de la prueba en el aeropuerto son sometidos a la de antígenos y, posteriormente, multados sin dan positivo. Las multas por incumplimiento de esta norma, en función de la repercusión que haya tenido en la salud de la población, pueden alcanzar hasta los 3.000 euros en caso de que sea considerada una sanción leve, y hasta 60.000 en el de las graves, según la Ley de Salud Pública. Además, y hasta los 600.000 euros si se tipifica como muy grave. En el aeropuerto de Alicante-Elche se ha prohibido la entrada en los últimos tres meses a a 55 pasajeros británicos, pero por no poder acreditar ser residentes en la Costa Blanca, también dentro del las restricciones a los viajes por el covid.

Todos los pasajeros que lleguen a España por vía aérea o marítima deben presentar el resultado negativo de la prueba PCR. El informe no será necesario para aquellos que accedan por carretera. Tampoco tendrán que someterse a la prueba aquellos que se encuentren en tránsito aeroportuario hacia otros países.

Control

Por otro lado, los turistas británicos que se vayan de vacaciones al extranjero a partir de la próxima semana se enfrentan a un multa de 5.789 euros, según la nueva legislación que prepara el Gobierno británico, y que será votada hoy en el Parlamento. La decisión se produce para evitar una posible nueva ola de contagios, ahora que el Reino Unido tiene muy controlada la pandemia. La nueva ley impone multas para quienes no tengan una razón de fuerza mayor para salir del país. La medida supone otro jarro de agua fría para el turismo de la Costa Blanca, ya que la medida puede estar en vigor hasta el 30 de junio, lo que arruinaría las expectativas de los hoteleros de la Costa Blanca de comenzar a recuperar a los británicos a partir del 17 de mayo. El equipo de asesores sanitarios de Boris Johnson ratificará la fecha el próximo 12 de abril. La recuperación del turismo británico es clave para la Costa Blanca, que recibe cuatro millones de turistas del Reino Unido todos los años. Su ausencia mantiene cerrados muchos hoteles.

Compartir el artículo

stats