Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crecen los ciberdelitos: de PCR falsas a llamadas para donaciones a víctimas

El Observatorio Español de Internet dice que los delitos telemáticos suben un 600% en la pandemia y gana terreno a la delincuencia presencial

Imagen de archivo de un investigador de delitos tecnológicos de la Policía de Alicante.

Los ciberdelincuentes están haciendo su agosto particular desde que se inició la pandemia del covid-19 hace poco más de un año y este tipo de infracciones penales se han disparado en un 600 por ciento desde el inicio de la crisis del coronavirus. Así lo ha asegurado el Observatorio Español de Internet (OEI), que ha destacado que los ciberdelitos están ganando terreno a la delincuencia presencial y periodos como estas vacaciones de Semana Santa son aprovechados por los delincuentes para obtener beneficios de forma rápida.

Los nuevos fraudes que aparecen durante estas vacaciones de Semana Santa está relacionados con las restricciones a la movilidad entre las comunidades autónomas y en internet se ofrecen todo tipo de documentos falsos para los ciudadanos interesados en sortear los controles de cierre perimetral que hay en cada autonomía.

En concreto, el OEI ha alertado de la existencia de anuncios en internet donde se ofrecen certificados para falsas citas médicas, salvoconductos ficticios, certificados PCR negativos o justificantes de trabajo falsos, así como fiestas ilegales y estafas telefónicas en las que llaman a la ciudadanía para supuestas donaciones de dinero destinado a víctimas de la pandemia.

El abanico de ciberdelitos que han aprovechado la pandemia como gancho es muy amplio. A las falsificaciones ya mencionadas, el Observatorio Español de Internet añade el notable incremento de farmacias online ilegales debido a la gran demanda de productos sanitarios y la existencia de cibercuranderos y cientos de páginas web que ofrecen remedios contra el covid.

Estos fraudes en internet ya son investigados por la Guardia Civil, Policía, la Interpol y el Ministerio de Sanidad, según el OEI.

Aunque en Alicante se han realizado algunas detenciones por estafas con la venta de mascarillas a través de internet, por el momento no han trascendido intervenciones relacionadas con los fraudes que alerta el OEI.

No obstante, en otras zonas del país sí se están investigando estos ciberdelitos vinculados a la pandemia. Así, la Policía ya ha advertido en Cantabria sobre intentos de estafa mediante llamadas telefónicas mediante las cuales los delincuentes piden donaciones para ayudar a las víctimas del covid-19, según el Observatorio Español de Internet.

Asimismo, en Madrid una mujer ha sido detenida por vender decenas de certificados falsos de PCR y en Barcelona fueron detenidas tres personas de dos agencias de viajes que facilitaban PCR falsas a sus clientes.

Por otro lado, el OEI advierte de que en España podrían llegar los intentos de estafa con supuestos turnos para la vacunación del covid, algo que en realidad son ataques maliciosos donde «piden un registro en un formulario que acabará infectando nuestro terminal con malware» afirma Francisco Canals, periodista y director del Observatorio. Canals señala que los «keyloggers», códigos de malware, son los otros grandes protagonistas porque entran en miles de terminales móviles y roban datos de acceso a distintas cuentas. Se envían a través de mensajes cadena de WhatsApp e infectan a diario miles de móviles de todo el territorio.

El director del OEI resalta asimismo que el aumento del teletrabajo ha llevado consigo también un incremento de la ciberdelincuencia y que los periodos de confinamiento han relegado a la delincuencia presencial en favor de los delitos telemáticos.

Compartir el artículo

stats