Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La noche vuelve por sus fueros en Alicante con el fin del toque de queda

Calles y terrazas se llenan el primer viernes noche sin restricciones y la Policía tiene que desalojar a 150 personas del Postiguet para limpiar el arenal de madrugada - El centenar de agentes disuelve 8 botellones e impone 75 denuncias

28

Máxima presión policial contra los botellones para frenar los contagios de covid en Alicante Rafa Arjones

Alicante vuelve a vivir una noche como las de antes de la pandemia tras la desaparición del toque de queda. Botellones, terrazas a reventar, miles de personas por las calles... incluso desalojo a 150 personas de la playa del Postiguet en la madrugada del sábado por seguridad, para que las máquinas puedan limpiar el arenal para los bañistas.

Salvo por las mascarillas que la mayoría llevaba en la noche del viernes al sábado, parecía que el covid-19 hubiera sido un mal sueño pese a haberse llevado la vida de miles de personas. Y para la pasada noche se esperaba que las imágenes se repitieran, recuperando no solo la capital, sino la provincia en general, el pulso a la noche y al ocio nocturno, pese a que se mantienen restricciones de horario para pubs y discotecas. Precisamente por esta última circunstancia, se teme una proliferación de botellones.

El dispositivo policial puesto en marcha por el Ayuntamiento de Alicante en la noche del viernes al sábado, la primera velada sin restricciones de movilidad ni limitación de grupos de personas, se saldó con al menos 8 botellones disueltos, uno de ellos con 40 personas en el parque de La Ereta, y 75 actas de denuncia, de las que 60 fueron por el consumo de alcohol en la vía pública, según fuentes de la concejalía de Seguridad.

Para velar por el cumplimiento de las normas anticovid, en este primer fin de semana sin toque de queda, el Ayuntamiento ha puesto en marcha un dispositivo especial con 300 agentes. Un centenar de ellos se desplegó anoche, con la Unidad Fox, Servicio Nocturno y agentes de refuerzo, junto con la Unidad de Medios Aéreos No Tripulados con el dron, levantado 60 actas por botellones, 5 por incumplir con la ordenanza de la limpieza por botellas en la vía pública y miccionar en la calle, 1 por drogas, 2 por incumplimiento de horarios de cierre de establecimientos y tres por conductores bajo los efectos del alcohol, entre otras.

En el inicio de la noche destacó la concentración de jóvenes en la zona de Quijano y el Casco Antiguo, reforzándose en este último punto la presencia policial por la gran aglomeración de personas sobre las 22.30 horas. La Policía disolvió un primer botellón en la zona de La Ereta más cercana al Casco Antiguo, y posteriormente, ya en la que zona del parque de La Ereta y las laderas del Castillo, se localizaron otros cuatro botellones, uno de ellos con unas 40 personas que salieron huyendo cuando vieron a los agentes. 

A partir de las 23.00 horas se incorporó el dron de la Policía Local, realizándose una batida en la zona del Cabo de las Huertas, donde se disolvieron al menos otros cuatro botellones en diferentes calas.

La Policía organiza dispositivos de vigilancia en la provincia para hacer cumplir la normativa en el primer fin de semana sin restricciones Rafa Arjones

Fiestas en viviendas

Por otra parte, la Policía Local ha constatado un desplome de las fiestas en viviendas con el fin del toque de queda, ya que solo se intervino por ruidos en cuatro casas. Además, de madrugada fue necesario que la Policía Local desalojara la playa del Postiguet, adonde unas 150 personas, la mayoría extranjeros de Erasmus, habían acudido allí tras el cierre de los locales de ocio, para limpiar el arenal y evitar que alguna persona sufriera daños al pasar la maquinaria. Estos desalojos eran frecuentes en época estival... hasta que llegó el covid

Desde el Ayuntamiento destacaron el sábado la eficacia y el gran trabajo del dispositivo desplegado, y recordaron a la ciudadanía que no debe bajar la guardia pese a que la noche alicantina vuelva a latir.

Compartir el artículo

stats