Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cerca de 200 personas cargan en Alicante contra la Ley de Plurilingüismo

Confederaciones de padres y alumnos se concentran en la plaza de la Montañeta para frenar «la imposición de la educación valenciana»

9

Cerca de 200 personas cargan en Alicante contra la Ley de Plurilingüismo Álex Domínguez

Cerca de 200 personas se han concentrado esta tarde en la plaza de la Montañeta para pedir la paralización de la conocida como Ley de Plurilingüismo. Lo han hecho dentro de un acto convocado por dos confederaciones de padres y alumnos, cuyos representantes han leído un manifiesto en el que han cargado, además de con la derogación de esta norma, contra la gestión educativa del Gobierno del Botànic. «No al adoctrinamiento y a la imposición», han apuntado los portavoces desde un pequeño escenario. Representantes de Vox y del Partido Popular han estado presentes en la cita.

«Unimos esfuerzos contra la imposición en la educación valenciana». Así enunciaba la convocatoria emitida por la Confederación Católica Nacional de Padres de Familia y Padres de Alumnos (Concapa) y la Confederación Valenciana de Padres y Alumnos (Covapa). Ambas agrupaciones, apoyadas por manifestantes de la escuela pública y la concertada, han leído hoy un manifiesto bajo el lema «Educación sin imposición».

Han cargado principalmente contra la implantación del Programa de educación plurilingüe e intercultural (Pepli), o Ley de Plurilingüismo, que aunque aprobada hace ya algún tiempo, había quedado congelada y, ahora, este próximo curso, el Consell tiene previsto poner en marcha. Su función es regular y promover el plurilingüismo en el sistema educativo de la Comunidad, y marca que, entre otras lenguas, un mínimo del 25% de materias han de ser impartidas en valenciano.

Eran las 18:00 horas y a la plaza han ido acudiendo adultos -los que más- y algunos niños. Llevaban letreros como «Igualdad es respetar la lengua materna», «El requisito lingüístico chantajea al funcionario», «Los hijos son nuestros, no queremos inmersión», «Por poder estudiar español en España» o «Son lenguas para unir, no para dividir». Desde la tarima, portavoces de Concapa y Covapa han leído un manifiesto con más de una decena de reclamos al Botànic en materia de educación. «Sí al mérito lingüístico», ha señalado Rafael Araujo, secretario de Concapa Alicante, para concluir: «No a la imposición de la lengua». 

«Los padres tenemos que decir alto y claro que queremos una educación en la que tengamos la capacidad de elegir el modelo educativo que queremos para nuestros hijos», ha apuntado Araujo. «Habría que paralizar la ley, revisar qué territorios son realmente valencianoparlantes y dar la posibilidad que cada uno de ellos decida la lengua vehicular que quiera», añade el portavoz.

Numerosos representantes del PP han acudido al encuentro. Tanto del ámbito local como autonómico. Entre ellos, estaban presentes los populares Beatriz Gascó, portavoz de Educación en Les Corts, o Pablo Ruz, portavoz de Educación del PP en el Senado. Por parte de Vox, ha acudido al acto Ana Vega, portavoz del partido en Las Cortes, así como otros representantes locales.

Compartir el artículo

stats