Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La crisis sanitaria lastra la industria y causa nuevas caídas en su producción y en las ventas

Calzado, metal, textil y juguete, con gran peso en la provincia, presentaron cifras negativas en el primer trimestre - El encarecimiento de las materias y la energía son un freno a la recuperación

Las empresas, como es el caso de esta fundición ubicada en Onil, están sufriendo el impacto de los costes energéticos. | JUANI RUZ

Las empresas, como es el caso de esta fundición ubicada en Onil, están sufriendo el impacto de los costes energéticos. | JUANI RUZ

La industria fue uno de los sectores económicos que mejor resistió el impacto de la pandemia de coronavirus, sobre todo si se compara con otros, como el turismo, la hostelería o el comercio, que se vieron directamente afectados por las restricciones. Sin embargo, esa resistencia inicial no se ha visto acompañada posteriormente por una senda clara de recuperación, hasta el punto que el calzado, el metal, el textil y el juguete, con gran peso en la provincia de Alicante, registraron caídas de ventas y de producción en el primer trimestre del año. Factores como el encarecimiento de las materias primas y de la energía están suponiendo un lastre para las empresas.

De acuerdo con los datos recogidos en el último informe de coyuntura y perspectivas económicas de la Confederación empresarial Valenciana (CEV), que recoge los datos correspondientes al primer trimestre, la caída de la producción en el calzado se situó alrededor del 30% en relación al mismo periodo del ejercicio anterior. Se recuerda que, dentro de las ramas manufactureras, se trata de una de las industrias que más ha sufrido los efectos de la pandemia, debido a la paralización de todo lo relacionado con la moda a causa de la suspensión de los eventos sociales. La amenaza de aranceles procedente de Estados Unidos no ha hecho otra cosa que agravar la situación.

El sector metalmecánico, por otro lado, sufrió una caída interanual de la actividad del 4,8% en la cifra de negocios y del 9,8% en las exportaciones. La inversión, además, seguía sin mostrar signos de dinamismo y la evolución del empleo se mantenía en zona contractiva con una caída del 0,5%. La confianza empresarial, con 5,85 puntos sobre 10, todavía no despegaba.

El sector textil, por su parte, soportó una caída en su cifra de negocios interanual del 8% en ese primer trimestre, que estuvo lastrada por el desplome del 14% en las exportaciones y, en menor medida, por la caída del 5% en las ventas nacionales. La evolución del empleo también fue negativa en este periodo, con un descenso del 1% en la tasa anual.

En el caso del juguete, se estima que la cifra de negocios cayó un 2% en tasa anual. Las ventas nacionales, retrocedieron un 3%, al tiempo que las exportaciones lograron avanzar un 0,5%. En paralelo, tanto la inversión como el empleo y la confianza empresarial evolucionaron a la baja.

LAS FRASES


«El comercio se recupera, pero no lo notaremos hasta finales de año»

- MARIÁN CANO, presidenta de la patronal del calzado).


«Los costes de producción crecen y hay pérdida de competitividad»

-LUIS RODRÍGUEZ, secretario del metal en la provincia


«Tenemos nuestras esperanzas en la reactivación que registran las tiendas»

-PEPE SERNA, presidente del textil valenciano


«Crecemos en exportaciones, pero existen muchas incertidumbres»

-JOSÉ ANTONIO PASTOR, presidente de la patronal del juguete

El problema de esta situación vivida en el primer trimestre, es que el panorama de futuro tampoco es demasiado alentador. Los cuatro sectores consideran que va a registrarse una paulatina recuperación, aunque más lenta de lo que se hubiese deseado.

La presidenta de la Federación de Industrias del Calzado Español (Fice) y de la Asociación Valenciana de Empresas del Calzado (Avecal), Marián Cano, señala que «la recuperación del nivel de actividad previo a la crisis creemos que no se producirá como mínimo antes del primer trimestre de 2022, porque a pesar de que se están recuperando los eventos sociales, las tiendas todavía tienen mucho stock».

Por su parte, Luis Rodríguez, secretario de la Federación de Empresarios del Metal de la Provincia de Alicante (Fempa), señala que «hay factores que están condicionando mucho la reactivación, como el incremento de los costes energéticos y de las materias primas. Septiembre debería ser un mes bueno, pero hay mucha incertidumbre».

Pepe Serna, presidente de la Asociación de Empresarios Textiles de la Comunidad Valenciana (Ateval), tiene confianza en la recuperación que está registrando el comercio, mientras que José Antonio Pastor, presidente de la Asociación Española de Fabricantes de Juguetes (Aefj), espera que las ventas nacionales empiecen a acompañar a la exportación.

Preocupación por el desplome de los beneficios

La industria está preocupada por la caída que están registrando en los últimos meses los márgenes de beneficios. Según apuntan los diferentes sectores representativos en la provincia de Alicante, el encarecimiento de las materias primas, la energía y los fletes de contenedores ha obligado a las empresas a renegociar los contratos con sus clientes, aunque en muchos casos no han podido incrementar precios. También preocupan los ajustes laborales que puedan producirse una vez dejen de estar en vigor los ERTE o decaigan las ayudas de las administraciones.

Compartir el artículo

stats