Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La «prueba piloto» de las Fallas reaviva el choque en el mundo de las Hogueras

Los artistas lamentan que la Fiesta alicantina rechazara plantar en septiembre visto el «éxito» en València, mientras que la Federació y el bipartito coinciden en que las restricciones cuando se decidió la cancelación eran mayores que las actuales

El monumento ganador de estas Fallas de València, Convent de Jerusalem-Matemàtic Marzal , fue uno de los más visitados por valencianos y visitantes durante la pasada semana. | P. CALABUIG

Olor a pólvora, ritmos de música y los monumentos... en las calles, en una ciudad de València que volvió a respirar fiesta después de que las Fallas se cancelaran cuando irrumpió la pandemia, en marzo de 2020. Esas obras se redujeron a cenizas este domingo, en una atípica Cremà con horarios menos nocturnos por el toque de queda. Las hogueras, sin embargo, todavía aguardan en los talleres hasta junio de 2022.

Esa diferencia entre ambas celebraciones del fuego, que se evidenció cuando las Hogueras decidieron cancelar las fiestas hasta 2022 mientras las Fallas apostaron por celebrar la fiesta fuera de fecha, en septiembre, para cerrar un círculo festero que se vio interrumpido por el covid, ha vuelto a reabrir la herida surgida en el mundo fogueril en Alicante. Los artistas insisten en que las Hogueras tenían que haberse celebrado también en septiembre, como las Fallas, y más tras ver el resultado en València. En la Federació de Fogueres, al igual que en el Ayuntamiento de Alicante, mantienen que la situación del ciclo festero no es comparable entre ambas ciudades, ya que a las Fallas les cogió en la recta final y en Alicante no había ni arrancado, y además recuerdan que las restricciones previstas no han sido finalmente las que han tenido que cumplir en el Cap i Casal, ya que la norma se actualizó justo antes del arranque de las fiestas de València.

El maestro mayor del Gremio, Joaquín Rubio, se reafirma en que, al margen de asuntos económicos, se ha demostrado que no había base para aplazar las Hogueras hasta 2022. «Teníamos claro que si las Fallas se movían era porque tenían datos suficientes para poder celebrar una fiesta que por su envergadura nos supera. No veíamos ningún motivo, salvo el económico, para que no se celebrasen. Y así se ha demostrado», señala Rubio, quien lamenta la decisión que tomaron las comisiones, con el respaldo de la Federació y también del Ayuntamiento alicantino: «Viendo el éxito de las Fallas, lamentamos que no se hayan celebrado también las Hogueras. Hemos visto que el experimento funciona».

El representante de los constructores, muchos de los cuales han estado estos días trabajando en València, subraya que en Alicante faltó voluntad: «Las Fallas han tenido una subvención del 80%, que ha pagado prácticamente el monumento. El problema no era solo una cuestión de dinero, sino de voluntad. No se pusieron ganas. Aquí, seguro que muchos esperaban que las Fallas fracasasen ahora para justificar la cancelación de las Hogueras». Por último, el maestro mayor pide a las comisiones, y por extensión al Ayuntamiento, que refuercen la apuesta por el monumento para 2022.

El alicantino Pedro Espadero, el autor de la Hoguera Oficial de 2022, rodeado de ninots que esperan la llegada del próximo mes de junio para salir a las calles. Así llevan desde 2020. | HÉCTOR FUENTES

En València, estos días, también han estado los representantes de la Federació de Fogueres, aunque recalcan que lo «imprescindible». La presidenta del órgano gestor de la Fiesta, Toñi Martín-Zarco, recuerda que la decisión de suspender la Fiesta fue de las comisiones, a las que se les consultó a través de una encuesta: «Nosotros no aplazamos nada, fueron las comisiones, a las que trasladamos la información que nos dio la Conselleria de Sanidad. Ahora, con el tiempo, te llama la atención que la normativa salió un día antes del inicio de Fallas. A nosotros se nos dijo que no se podían hacer desfiles ni pasacalles, y los ha habido. También hay que tener en cuenta que las Fallas se viven por el día, pero las Hogueras también por la noche, y no habría sido igual con el toque de queda [vigente estas Fallas hasta la 1 de la madrugada]». Martín-Zarco, al igual que hizo cuando se decidió la suspensión de las Hogueras, señala que «al situación en València era distinta», porque se suspendieron las fiestas con los monumentos en las calles, no como en Alicante. «Estábamos en otro momento. Para ellos, el objetivo era quemar las fallas. También es cierto que han recibido una subvención de un 70% en el monumento, han tenido ese refuerzo. Aquí se comentó con el Ayuntamiento y nos dijeron que eso no era viable». Junto a la directiva de la Federació, estos días en València también han acudido las representantes del fuego. La Bellea del Foc 2022, Marina Niceto, ha puesto en valor, en redes sociales, el esfuerzo realizado para celebrar las Fallas: «Hemos demostrado que con cautela y discreción todo se puede».

En la línea de Federació, el concejal de Fiestas, Manuel Jiménez, también ha recordado que los tiempos de ambas fiestas eran distintos, además de subrayar que las restricciones no han sido las previstas en junio: «Las Fallas de València se cancelaron cuando estaban ya en la calle, aquí no era lo mismo. Se tenían que haber hecho fuera de fiestas, pero la situación de la fiesta, tanto anímico como económico, no lo permitía». Jiménez señala por último que «las fiestas de Alicante se sienten de día y se viven de noche, por lo que con estas restricciones habría sido una gran dificultad».

Compartir el artículo

stats