Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Días festivos distintos para los colegios e institutos impiden la conciliación de la vida familiar

El Consejo Escolar Municipal respalda a la edil Llopis, que culpa a Marzà de no respetar las Hogueras - La conselleria afirma que advirtió el trastorno y que se pudo iniciar el curso antes

Los alumnos en los colegios tendrán clase el lunes 11 de octubre y en los institutos, no. | HÉCTOR FUENTES

Los alumnos en los colegios tendrán clase el lunes 11 de octubre y en los institutos, no. | HÉCTOR FUENTES

Por si no fuera suficiente con el parón del programa Edificant para construir y arreglar colegios en la ciudad de Alicante, que enfrenta a la concejala de Educación, Julia Llopis, con la conselleria de Educación que dirige el conseller, Vicent Marzà, el calendario escolar se suma ahora a los «agravios» que la citada edil sigue achacando al máximo titular de la educación en la Comunidad.

Así se desprende de las razones que la concejala alega para haber aprobado este curso, con el beneplácito de la mayoría del Consejo Escolar Municipal (CEM), unos días no lectivos que son distintos para los alumnos de los colegios y de los institutos en Alicante, lo que impide la adecuada conciliación familiar entre los que tienen hijos en ambos niveles educativos.

El próximo lunes, 11 de octubre, los institutos no darán clase pero los colegios sí. El CEM de Alicante aprobó, entre los tres festivos locales que puede escoger, este 11 de octubre para hacer puente con el festivo del día 12, además del 7 de diciembre para hacer lo propio con el puente de los días 6 y 8 de diciembre, y el 25 de febrero con motivo del Carnaval.

Sin embargo, para los colegios solo se aprobó la coincidencia con el 7 de diciembre como no lectivo, y los otros dos días elegidos son el 20 y el 21 de junio (que no afecta a los institutos porque acaban el curso el 17 de junio) «para que no haya clase en Hogueras», concreta la edil y presidenta del CEM, Julia Llopis.

Admite el trastorno que se causa a las familias, pero defiende estas fechas atacando al conseller de Educación, al que acusa de «falta de flexibilidad» y de «no tener en cuenta las Fiestas de Hogueras de Alicante» a la hora de redactar la resolución del calendario que «no permite empezar uno o dos días antes».

Es la misma razón que aducen los consejeros que respaldaron la propuesta municipal, tanto del sector de la enseñanza concertada como de la pública en lo que a los representantes de los padres se refiere. Rafael Araujo, por la Federación Escuela y Familia de centros concertados, lamenta la falta de sensibilidad de la conselleria. «No quiso negociar ni escuchar la situación de Alicante con las Fiestas de Hogueras. Ese descuadre de fechas es el que origina tanto revuelo», valora.

También desde Covapa, la Confederación de padres de centros públicos, Sonia Terrero apunta que entre las distintas propuestas se aprobó por mayoría la del Ayuntamiento «porque nuestra postura es la que prefieren las familias previamente consultadas y demandan prioritariamente no tener clase en Hogueras. Es la alternativa que vemos viable aunque nunca llueva a gusto de todos», señala.

Tanto los sindicatos CC OO como STEPV se opusieron, demandando un equilibrio de días no lectivos más pedagógico intercalados entre los trimestres del curso y teniendo en cuenta «que a las familias no les beneficiaban las fechas elegidas. No pueden planificar si tienen hijos en ambos niveles educativos y para nosotros eso es un grave error», precisa el delegado de CC OO en l’Alacantí, Alfonso Terol, al igual que Miguel Andreu entonces también director de colegio y ya jubilado de la tarea educativa.

El STEPV asegura su estupor por no haber unificado esta vez las fechas no lectivas como en años anteriores. «Me parece un disparate y votamos en contra. Hasta ahora siempre se había buscado el encuentro para evitar un problema de conciliación que es un problema social para Alicante» subraya Ignasi Amorós.

La representante de los directores de Primaria, Marisa Nogueroles, lamenta que no saliera su propuesta que incluía el 11 de octubre frente al 21 de junio, por la citada unificación, pero los directores de Secundaria respaldaron la propuesta municipal que, advierte Llopis, fue resultado de la «comisión previa con representantes de todos los colectivos».

Desde la Conselleria de Educación aseguran que la «Inspección Educativa informó a los miembros del CEM que era partidaria de que los calendarios para Primaria y Secundaria deberían ser los mismos para favorecer la conciliación familiar, pero por mayoría se acordaron dos calendarios diferentes y lo que hace la dirección territorial es respetar la decisión mayoritaria».

No obstante también advierten de que Alicante, como el resto de municipios de la Comunidad, «además de los tres festivos locales puede solicitar un cuarto día no lectivo de carácter recuperable. Es una modificación del calendario escolar y lo autoriza la dirección general de Centros si se compensa esa jornada no lectiva reduciendo un día las vacaciones de Navidad o Pascua, o comenzando el curso un día antes o acabándolo un día después». Soluciones había, por tanto.

Compartir el artículo

stats