Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El obispo Jesús Murgui preside en la Concatedral de San Nicolás el inicio de la fase diocesana del Sínodo

La XVI Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos tendrá lugar en Roma en octubre de 2023

Imagen de la apertura en la Concatedral de San Nicolás

Imagen de la apertura en la Concatedral de San Nicolás

El obispo Jesús Murgui presidió ayer en la Concatedral de San Nicolás la celebración con la que se inicia la fase diocesana del Sínodo de los Obispos Junto al resto de las diócesis de todo el mundo, la Iglesia local de Orihuela-Alicante ha iniciado el tiempo de consulta diocesana para la XVI Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos, que tendrá lugar en Roma en octubre de 2023. El propio obispo diocesano, monseñor Jesús Murgui, presidía la apertura oficial de la Fase Diocesana del Sínodo de los Obispos con una ceremonia en la Concatedral de San Nicolás de Alicante.

“Sin duda estamos viviendo un kairós, un momento de gracia para nuestra Iglesia al que deseo que nos incorporemos con fuerza, ilusión y esperanza como diócesis. Os animo a sumarnos desde las parroquias, comunidades religiosas, movimientos, colegios, asociaciones, secretariados y servicios e instituciones diocesanas, la puerta está abierta a todos, el camino sinodal es para todos” afirmaba el obispo en su homilía. “La Iglesia podrá aprender, a partir de los que irá experimentando, cuáles son los procesos que pueden ayudarle a vivir la comunión, a realizar la participación y a abrirse a la misión. Nuestro caminar juntos, en efecto, es lo que mejor realiza y manifiesta la naturaleza de la Iglesia como Pueblo de Dios peregrino y misionero” añadió.

Compartir el artículo

stats