Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Familiares de víctimas alicantinas de ETA creen insuficientes las disculpas de Otegui

La madre de la niña asesinada en Santa Pola en 2002 asegura que no podrá perdonar jamás a los que segaron la vida de su hija - Allegados de un fallecido en Mutxamel ven con «buenos ojos» el gesto pero piden un «perdón más firme»

Imagen de archivo del atentado de ETA en Alicante en 2003. | RAFA ARJONES

Hace 10 años que la banda terrorista ETA cesó la violencia. Una década después de aquel «alto el fuego», familiares de las víctimas de la provincia de Alicante mantienen en el recuerdo a aquellos que ya no están. Pero además reaccionan a las palabras de lamento del actual coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegui, sobre el daño ocasionado. Entre ellos, las posturas son diferentes: desde el no poder perdonar, a considerar que las palabras de Otegi son un paso importante, aunque les hubiera gustado una disculpa más firme. En todos los casos, celebran que la banda terrorista cesara la violencia hace ya 10 años.

Para Toñi Santiago, la madre de Silvia Martínez, la niña de Santa Pola asesinada por ETA el 4 de agosto de 2002, es imposible perdonar a los terroristas que «han causado tanto dolor y sufrimiento». La víctima ha publicado un vídeo demoledor dirigido expresamente a Otegui tras decir públicamente que sentían el dolor por el daño causado y que «nunca debió haberse producido».

La madre de la pequeña que perdió la vida en el atentado al cuartel de la Guardia Civil con solo seis años le recuerda en su grabación los nombres de 22 niños que mataron los terroristas. «Quien no engrosa esta lista también tienen nombre y son tus vástagos ¿verdad?, a estos no, a los hijos de guardias civiles sí, a los hijos de españoles también. A estos niños no les puedes pedir perdón porque están muertos y no te pueden perdonar». Asegura que «no hay perdón de Dios» y que ella no le podrá perdonar jamás ni a él ni a aquellos que «llevaron a cabo una masacre contra niños, guardias civiles y españoles de bien por no pensar como tú». Santiago recuerda que su hija vivía en el cuartel de la Guardia Civil porque estaba en su casa y rechaza que se intente justificar que fuera un daño colateral.

«Eres un terrorista y lo seguirás siendo siempre», le dice Santiago a Otegui, y añade que «no sé si hay un Dios, pero si existe, que te perdone él, pero yo no». También le manda un mensaje a la «izquierda más rancia y a los de la extrema izquierda que piden por la memoria histórica». Les traslada que «a mí me importa vuestros muertos lo mismo que a ellos la mía».

A la izquierda, homenaje a las víctimas de Mutxamel realizado en 2021. A la derecha, recuerdo a la niña asesinada en Santa Pola celebrado en 2020. | RAFA ARJONES/ANTONIO AMORÓS

Por su parte, Elena Reig, casada con el hermano de Víctor Manuel Puertas Viera, un joven policía local interino que falleció en un atentado con coche bomba el 16 de septiembre de 1991 en Mutxamel, recalca que «hay que estar contentos de estos 10 años del fin de ETA sin un solo asesinato. Es un hecho que nos tiene que satisfacer y alegrar a toda la ciudadanía, porque hemos acabado con ETA y ha ganado la democracia. Son 10 años que se pueden rememorar de una manera satisfactoria para todo el país».

Sobre las declaraciones de Otegui, reconoce que lo ha comentado con sus allegados y todos coinciden en que es un paso adelante muy importante. «Reconocer el sufrimiento de las víctimas es un paso importante. Hay que mirarlo con buenos ojos y todo lo que sea un reconocimiento del dolor de las víctimas ya es algo y hay que reconocer este gesto». Pero añade que «nos habría gustado un perdón más firme».

También tiene una crítica, ya que cree que hay «determinados sectores que están instrumentalizando el tema de ETA con fines partidistas. Hay que tener muy claro que la democracia ha vencido y que lo que hay que hacer es tener la memoria de las víctimas siempre presente, que las nuevas generaciones sepan lo que ha pasado y no se vuelva a repetir». Así, añade que «como víctimas de ETA no nos sentimos representados por determinados sectores que no paran de instrumentalizar esto. No señores, hemos terminado con ETA y ha sido un éxito de la democracia. Y la memoria por encima de todo para que no se vuelva a repetir, y la reparación de todas las víctimas».

Familiares de víctimas alicantinas de ETA creen insuficientes las disculpas de Otegui

Compartir el artículo

stats