Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las visitas al cementerio se duplican pero quedan lejos de las cifras prepandemia

El camposanto recibe en Todos los Santos a 5.000 personas obligadas a usar mascarilla en el recinto

48

Día de Todos los Santos en el Cementerio de Alicante Alex Domínguez

Más de 5.000 personas visitaron las tumbas de sus familiares fallecidos en el cementerio de Alicante, el doble que en 2020, cuando solo acudieron 2.100 personas, de acuerdo al conteo que realizó la Policía Local en previsión de aglomeraciones. El protocolo anticovid fue en 2020 muy estricto con previsión de cierre del recinto si se llegaba al aforo máximo de 6.000 personas, aunque la cifra final de visitas fue tres veces inferior al límite previsto. Pese al incremento en la afluencia de este año, se queda muy lejos de lo habitual antes de la pandemia cuando llegaban a acudir al cementerio más de 50.000 personas en la festividad de Todos los Santos.

La Policía Local había establecido nueve itinerarios peatonales de entrada y salida para evitar cualquier aglomeración. El Ayuntamiento de Alicante ha diseñado este año un operativo policial con más de 200 agentes y la participación de la Unidad de Medios Aéreos, con el uso de drones para controlar el aforo en el camposanto, que es de seis mil visitantes. En esta edición las visitas se produjeron de forma muy escalonada durante toda la semana. El concejal de Seguridad del Ayuntamiento, José Ramón González, señaló que la mañana de Todos los Santos había transcurrido “muy tranquila, con normalidad y sin incidentes”.

Los cuerpos de seguridad volaron el dron para vigilar las aglomeraciones, y voluntarios de Protección Civil con gel y agentes de Policía se situaron en los accesos para asegurar que se accediera con mascarilla y sin producirse agrupaciones, controlando a su vez el recinto patrullando a pie y con bicicletas. En la entrada se montó una carpa hospital y un puesto de mando avanzado. El servicio de Protección Civil del Ayuntamiento de Alicante informó que durante la mañana se realizaron tres intervenciones leves todas ellas, una por un golpe en la cabeza producida en su vehículo con el capó, una por mareo y bajada de tensión, y la tercera por un esguince con una caída, sin ningún traslado al hospital, que fueron sido atendidas todas ellas en la carpa-hospital de campaña habilitado en el Cementerio y asistidas por efectivos sanitarios en colaboración con Cruz Roja. 

 El Ayuntamiento hizo un llamamiento para que no se concentraran en un solo día las visitas al camposanto y se acudiera de forma escalonada. De hecho, la Policía reforzó el dispositivo la semana pasada "porque fueron muchas personas las adelantaron sobre todo en el fin de semana”. 

 Agentes de Policía Local y Protección Civil habían establecido más accesos peatonales, con itinerarios de entrada y salida controlados y vías de circulación con señalización, así como una mayor presencia de agentes, asistencia sanitaria con voluntarios de Protección Civil y operativo de limpieza. El edil incidió en que “la afluencia de la mañana ha sido buena y alta, sin aglomeraciones. El año pasado tan sólo recibimos unas dos mil visitas por la pandemia, y en esta edición se ha incrementado la afluencia de personas, pero lejos de las cifras que se concentraban tradicionalmente en este señalado día en el camposanto”, cuando asistían hasta 50.000 personas.

Voluntarios de Protección Civil realizaron 17 acompañamientos al interior del Cementerio, 10 con los vehículos adaptados, a personas enfermas y mayores, y 7 con sillas de ruedas que habilitaron para gente con movilidad reducida. El bipartito pone en valor el amplio dispositivo que organiza el Ayuntamiento en el camposanto y “el gran trabajo que desarrollan los voluntarios de Protección Civil y la Policía Local garantizando la seguridad que es impagable, y hace posible que podamos disfrutar de un día como hoy con mucha seguridad y normalidad”. El edil a su vez agradece a los ciudadanos “la gran responsabilidad que una vez han demostrado, ya que con estas medidas logramos evitar aglomeraciones. El fin de semana fueron muchas las personas que acudieron al Cementerio, y que el día de Todos los Santos coincidiera en lunes ha favorecido que la afluencia fuera escalonada y transcurriera con tranquilidad”. 

Compartir el artículo

stats