Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Margarita del Val Viróloga e investigadora del CSIC

«Que el virus se quede entre nosotros no quiere decir que nos tengamos que vacunar cada año»

La investigadora del CSIC Margarita del Val fue una de las ponentes que intervino ayer en el I Simposio Internacional de Inmunología, organizado por la Universidad de Alicante y la Sociedad Española de Inmunología, y habló sobre las vacunas y sobre la situación actual de la pandemia

La viróloga Margarita del Val estuvo ayer en el Auditorio provincial PILAR CORTÉS

Su nombre y su rostro son ya conocidos en España desde que estalló la pandemia de coronavirus. Pero la viróloga Margarita del Val lleva media vida dedicada a la investigación en vacunas. Cree que las desarrolladas frente al covid son sólidas aunque pasen los meses desde su administración.

Con una incidencia cercana a 500 casos, las hospitalizaciones al alza y las navidades a la vuelta de la esquina, ¿cuál es su pronóstico de la situación?

Está claro que en Navidad no vamos a restringir nuestros movimientos más que el año pasado y probablemente ni siquiera como el año pasado. Por lo tanto es de esperar que sigan subiendo los casos. Que suban mucho ahora los contagios asusta y augura que también subirán los casos graves rápidamente pero no sabemos cuánto. Como siempre, estamos en momentos inciertos con la pandemia.

¿Preocupa la llegada de la variante ómicron?

Una vez que se ha visto fuera de Sudáfrica, parece que sí que va avanzando más rápido respecto a la variante delta, lo que quiere decir que sería más contagiosa. Si es más contagiosa hay que tomar medias más estrictas, o una o dos medidas más cada uno de nosotros. Pero la forma de protegerse será la misma: vacuna, mascarillas y ventilación, los tres grandes pilares. Y después, por supuesto, la distancia, la higiene, las burbujas pequeñas, el teletrabajo... Hay un montón de medidas que podemos adoptar.

Esta variante es más contagiosa, pero parece más leve.

No tenemos ninguna indicación clara, habrá que verla aquí. En Sudáfrica no tienen personas tan mayores como tenemos en los países europeos. Habrá que ver cómo les impacta a ellos. Y en cuanto a que se pueda escapar de las vacunas o no, hay muchísima información circulando y toda parcial. Necesitamos la información que no tenemos todavía, y es cómo impacta en los casos graves, estés o no estés vacunado. Me da la impresión de que estamos subiendo mucho y hay que parar cuanto antes porque cada reunión familiar, cada celebración pues puede ser la semilla de una nueva bola de nieve.

¿Preocupa que aún haya un volumen importante de mayores de 60 años por recibir la tercera dosis y que ya no tengan inmunidad?

Es que no se ha perdido la inmunidad. Las terceras dosis se han instaurado por las personas en las que no prende bien la vacuna. En colectivos especiales, con problemas inmunitarios se sabe que hay un porcentaje en el que la vacuna no prende. Y si se da una tercera dosis, ese porcentaje baja un poco. Las vacunas están funcionando muy bien. Son muy sólidas, no son infalibles, pero son muy sólidas aunque pasen los meses.

¿Es necesario vacunar a los niños para acabar con la pandemia?

Desde el principio sabemos que las vacunas no son esterilizantes. Las vacunas protegen algo de la infección y eso es bueno. Y también es probable que protejan algo del contagio, pero parcialmente. No sabemos si tener una dosis reciente va a limitar lo contagiosos que son los vacunados. O sea que a los niños, si se les vacuna, es para protegerles a ellos y no para proteger al de 40 que no se ha querido vacunar. A los niños no se les puede usar de escudo para que nos protejan a los demás. Los demás somos los que nos tenemos que vacunar.

¿Se les vacuna entonces para protegerles a ellos de una enfermedad que en muy pocos casos es grave en niños?

Eso es. Pero claramente el beneficio para ellos es mucho menor y va subiendo con la edad. Los niños entre los 2 y 11 años son los que sufren menos la enfermedad y parte de ese grupo es el que estamos vacunando ahora. Los recién nacidos y los niños de un año tienen una enfermedad del mismo orden que los de 12 ó 13 años. A partir de ahí, la gravedad va subiendo muy suavemente.

¿Nos tenemos que olvidar de alcanzar una inmunidad de rebaño?

Yo siempre decía que lo importante no era vacunar a un porcentaje elevado de la población en general. Lo importante era vacunar al 100% de los grupos de riesgo. La inmunidad colectiva solo se puede conseguir con vacunas esterilizantes o que son cercanas a ser esterilizantes. Es decir, que prácticamente no se multiplica el virus en la persona y no llega a contagiar.

Puesto que este virus ha llegado para quedarse, ¿nos tendremos que vacunar todos los años?

No hay ninguna razón. Las vacunas son muy sólidas y con una eficacia muy buena. Cuando se reactiva la memoria solo causan enfermedad leve. No hay ninguna una razón para vacunarnos todos los años. Frente a todas las enfermedades de las que nos vacunamos de la infancia tenemos vacunas cercanas a ser esterilizantes y otras no. Y sin embargo no nos revacunamos a lo largo de la vida de todas estas enfermedades.

Pero de la gripe sí.

Porque el virus de la gripe es más difícil, muta 10 veces más y las vacunas de la gripe son menos potentes que las del coronavirus. Un enemigo más difícil y unas herramientas peores hacen que tengamos que revacunarnos. Pero es la única. El hecho de que el covid que se quede probablemente de forma estacional con una gravedad mayor, menor o igual que la gripe, eso no lo sabemos, no tiene nada que ver con que la vacuna vaya a tener que ser repetida.

¿Se atreve a ponerle fecha de fin a la pandemia?

Vamos a aprender de cómo pasemos este invierno. Una población en la que sólo hay un 1% de mayores de 60 sin vacunar está diez veces mejor de como está Europa, donde un 10% de esta población mayor no se ha querido vacunar. Pero el estar diez veces mejor que Europa tendremos que aprender este invierno si es suficiente o si no. Por eso lo tenemos que enfrentar con bastantes medidas. Aprenderemos este invierno, el primero en estar vacunados. A lo mejor llega primavera y vemos que lo hemos pasado bien. Ojalá nos pasemos de frenada como el año pasado con la gripe. No lo sé. A lo mejor un 1% es demasiado. Un 1% de mayores de 60 años no vacunados es la quinta parte de la primera oleada. Y la quinta parte la primera oleada todavía saturaría a Madrid.

Compartir el artículo

stats