Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los Api deberán inscribirse en el Registro de Agentes Inmobiliarios de la Comunidad Valenciana para poder ejercer

Los profesionales de Alicante, Castellón y Valencia celebran el paso adelante del Consell para luchar contra el intrusismo

Una pareja consulta anuncios de pisos en venta en una agencia inmobiliaria de Alicante

El Consejo Valenciano de Colegios de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria muestra su satisfacción por la puesta en marcha del demandado Registro de Agentes Inmobiliarios de la Comunidad Valenciana, publicada en el Diario Oficial de la Generalitat Valenciana. El boletín oficial incluye la Ley 7/2021, de 29 de diciembre de la Generalitat, de medidas Fiscales de Gestión Administrativa y Financiera y de Organización de la Generalitat 2022, que establece una Disposición adicional sexta a la Ley 2/2017, de Función Social de la Vivienda que regula la actividad de mediación inmobiliaria en la comunidad.

 Los colegios API de Alicante, Castellón y Valencia destacan que por fin se hace realidad una de las principales reivindicaciones del colectivo en los últimos años, aunque aún está pendiente del desarrollo reglamentario para conocer todos los detalles. Un punto fundamental es que, tal y como solicitaban los API, el Registro será de carácter obligatorio, por lo que cualquier profesional que quiera ejercer la actividad de intermediación inmobiliaria tendrá que cumplir todos los requisitos para poder formar parte de este Registro.

 El presidente del Consejo Valenciano de Colegios de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria, Alfredo Cano, agradece el trabajo realizado por la directora general de Vivienda, Purificación Peris, y su equipo, que se han implicado al máximo para que este Registro por fin sea realidad. “Se trata de una reivindicación que solicitábamos todos los profesionales inmobiliarios y agrupaciones como Colegios y Asociaciones, en aras de un orden de los profesionales inmobiliarios y de una defensa y protección lógica del consumidor y usuario”, explica.

En este sentido, recuerda que un Registro de Agentes Inmobiliarios que requiera disponer de una sede física o de un Seguro de Responsabilidad Civil ayudará a acabar con el intrusismo profesional y con las estafas y malas prácticas que han sufrido numerosos consumidores, debido a que la intermediación inmobiliaria estaba totalmente desregulada hasta ahora. “Parecía increíble que para intermediar en la venta de una vivienda de varios cientos de miles de euros no se exigía ni siquiera saber leer ni escribir.

 También pondrá coto a las malas prácticas de algunas personas que trabajan en el sector y que provocan un gran daño a la imagen de todo el colectivo. “En todo caso, aún queda mucho trabajo por delante para desarrollar este Registro, y nuestro compromiso es ayudar a hacerlo de la mejor forma posible”, indica Cano. El presidente del Consejo Valenciano de Colegios API recuerda que hace años que ya funciona en otros territorios este registro obligatorio de agentes inmobiliarios, que obliga a las personas que quieren ejercer esta profesión a contar con una formación mínima y un Seguro de Responsabilidad Civil.

Compartir el artículo

stats