Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un extécnico municipal niega amaños en obras del plan E y asegura que él no las adjudicaba

El exvicealcalde Andrés Llorens declarará hoy en el juicio iniciado en la Audiencia tras rechazar los acusados un acuerdo por el que la Fiscalía reducía su petición de pena a 6 meses

El exvicealcalde Andrés Llorens, ayer en la Audiencia junto al extécnico municipal y los dos empresarios. | HÉCTOR FUENTES

El extécnico de la Concejalía de Atención Urbana de Alicante José Lidón negó ayer en el juicio cualquier irregularidad en obras del Plan E adjudicadas a dos empresas y aseguró que él hacía los proyectos pero no participaba en las adjudicaciones. El técnico ya jubilado insistió en que su relación con los empresarios que son juzgados por los presuntos amaños fue únicamente de carácter «profesional», algo que sostuvo también el responsable de una de las mercantiles. El exvicealcalde de Alicante durante la etapa de Sonia Castedo, Andrés Llorens, y el otro empresario declararán este miércoles en el juicio que se celebra en la Sección Décima de la Audiencia Provincial.

Antes del inicio de la vista oral la Fiscalía Anticorrupción negoció un acuerdo de conformidad con las defensas que incluía una sensible reducción en la petición de penas por delitos de prevaricación y fraude, al bajar de cuatro años a seis meses de cárcel y la indemnización al Ayuntamiento de más de un millón de euros a algo más de 60.000, según confirmaron fuentes judiciales a este diario. Sin embargo, los acusados rechazaron este acuerdo al considerar que no han cometido delito alguno.

El interrogatorio del extécnico municipal José Lidón fue extenso y contestó a todas las preguntas excepto a las de la abogada de la acusación popular, ejercida a título particular por la exedil socialista Carmen Sánchez Brufal. A preguntas del fiscal anticorrupción Felipe Briones, José Lidón explicó que su relación con los responsables de las empresas Becsa y CCMS, acusados en la misma causa, era únicamente «profesional» y restó importancia a una de las escuchas telefónicas interceptadas por la Policía. En ella el responsable de Becsa le dijo que «este año no te regalo nada» y Lidón le responde: «Tú me traes el jamón». Lidón afirmó que Becsa llevaba tres o cuatro años sin hacer regalos y su contestación fue «una broma, no le doy más importancia».

También justificó una reunión en su domicilio con el responsable de Becsa, ya que había salido del hospital y se tomó unos días libres. Indicó que fue un encuentro de trabajo por un problema en unas obras y señaló que «con todo el mundo hacía lo mismo».

Con la misma tranquilidad explicó, a preguntas de la Fiscalía Anticorrupción, los motivos por los que el empresario de Becsa tenía en su ordenador los pliegos de las condiciones de cuatro contratos objeto de la investigación judicial. «Son documentos que están en la base de datos del Ayuntamiento y son iguales, salvo las condiciones específicas; cualquier contratista puede tenerlos», señaló el técnico jubilado. Por contra, indicó desconocer el motivo de que en un documento hallado en el ordenador de este empresario hubiera una anotación en la que se hablaba de un compromiso de adjudicaciones por valor de cinco millones.

Asimismo, negó que 43 proyectos del Plan E incluidos en dos dvd aportados a la Fiscalía por Carmen Sánchez Brufal fueran realizados por el empresario de Becsa, cuya firma aparecía al final. Aseguró que «los proyectos los hice yo» y precisó que como le pidieron que creara un archivo para enviarlos a Madrid lo hizo con un programa del responsable de la mercantil en su ordenador. «Pero no le dejé una copia, eso es delito», indicó Lidón.

Este acusado insistió en que «yo solo hago una propuesta; en las adjudicaciones no tengo nada que ver». Añadió que las 43 ofertas las hizo Víctor López, quien fue responsable del área de Atención Urbana y fallecido el pasado año a causa del covid.

Por otro lado, admitió que sus dos hijos trabajaron en empresas donde estuvo uno de los empresarios acusados y aseguró que conoció al hermano del exvicealcalde cuando se estaba ejecutando una de las obras investigadas.

En cuanto a unas plantillas de certificaciones en blanco halladas intervenidas al empresario de Becsa, negó que se las hubiera dado él.

El que fuera responsable de la empresa CCMS indicó que coincidió con un hijo de Lidón en una mercantil dónde trabajó y que luego contrató a la hija dos meses para cubrir las vacaciones estivales. Señaló que su relación con el técnico municipal «fue estrictamente profesional» y negó haber subcontratado a Becsa las obras del Plan E realizadas en la mediana de la avenida de Villajoyosa. Al respecto precisó al fiscal que la factura por la que le preguntaba «está hecha al Ayuntamiento, lo que pasa es que no se lo ha leído». Briones le replicó que se limitara a contestar y que no hiciera valoraciones sobre su trabajo.

Sobre el hermano de Andrés Llorens reconoció que le pagó cerca de 18.000 euros por el trabajo realizado en las obras para instalar 40 contenedores soterrados pero aseguró que inicialmente desconocía que fuese hermano del exvicealcalde y exconcejal de Atención Urbana.

Petición de nulidad de escuchas y de los registros

El juicio por las presuntas irregularidades en la adjudicación por el Ayuntamiento de Alicante de obras del Plan E comenzó con peticiones de las defensas solicitando la nulidad de los autos que autorizaron las escuchas telefónicas y las entradas y registros en los domicilios sociales de las dos empresas investigadas y en casa del técnico municipal. Consideran que no estaban motivadas y se usó un modelo estereotipado. La Fiscalía defendió la legalidad de las escuchas y registros y el tribunal resolverá en la sentencia.

Compartir el artículo

stats