Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alicante inicia el lunes las obras de peatonalización de la avenida de la Constitución y la calle Bailén

Los trabajos cuentan con un presupuesto de 1,4 millones de euros y tienen una duración prevista de 10 meses, divididos en tres fases en coordinación con Aguas de Alicante

Imagen de la avenida de la Constitución. PILAR CORTÉS

El Ayuntamiento de Alicante inicia este lunes 17 de enero las obras de peatonalización del eje de la avenida de la Constitución y la calle Bailén, con el objetivo de que el primer tramo esté concluido este año. Así lo ha anunciado este sábado el Consistorio, que ha establecido y coordinado un calendario de obras para llevar a cabo en tres fases los trabajos para habilitar un corredor peatonal continuo entre el Mercado Central y la Explanada.  

Fuentes municipales explican que el Ayuntamiento ha acordado con Aguas de Alicante un plan de trabajo, interviniendo de forma paralela en este tramo para ejecutar las obras del cambio e instalación de un nuevo colector de aguas pluviales y la renovación de la red de abastecimiento de agua y saneamiento. Se ha establecido una duración total de las obras de diez meses.  

La inversión prevista en el conjunto del proyecto de peatonalización es de 1.479.191,65 euros. El concejal de Movilidad, José Ramón González, califica de "hito para la ciudad" esta actuación, ya que con ella, asegura, "se hace realidad el cambio estratégico del modelo de ciudad sostenible diseñado, se mejora la accesibilidad, interconectando el Centro Tradicional con los principales flujos peatonales, favoreciendo el comercio, reduciendo la contaminación e incrementando la calidad de vida de los ciudadanos y visitantes".  

Desde este lunes, y hasta el 7 de febrero, se va a realizar el primer corte de tráfico en la calle Duque de Zaragoza, afectando al cruce con la calle Tomás López Torregrosa y a la avenida de la Constitución, para que Aguas de Alicante realice las catas con las que poder localizar y replantear el perfil del nuevo colector pluvial, así como ejecutar el entronque previsto con el colector pluvial de la Rambla. Estas obras son muy necesarias y suponen una gran mejoría para la ciudad, explican desde el Ayuntamiento, ya que van a minimizar los alivios del colector general. Por ello, los técnicos de las concejalías de Tráfico, Movilidad e Infraestructuras las han planificado de forma conjunta por tramos segmentados. El resultado será un corredor peatonal de 22.792 metros cuadrados libres de vehículos, con tramos de plataforma compartida para facilitar los accesos a los vados, modificando aceras, calzadas y elementos de mobiliario.

Afecciones al transporte urbano y metropolitano

Por tramos, también se van a ir modificando los desvíos de las líneas de transporte urbano. Esta primera fase afecta a las líneas urbanas 02, 03 y 22, y a la línea interurbana 21. En consecuencia, las líneas 02, 21 y 22 se desviarán por las calles Bailén, Bilbao y San Fernando, para después volver a su ruta habitual. Asimismo, la línea 03 elimina el recorrido por la calle del Teatro y la plaza Ruperto Chapí, y se desvía desde la Avenida Federico Soto a la plaza de los Luceros y la avenida Alfonso X el Sabio. La ocupación va a dejar completamente libre el cruce de la calle Duque Zaragoza con la avenida de la Constitución y Bailén, de modo que se permita en todo momento el cruce de los autobuses que discurren desde avenida de la Constitución hacia la calle Bailén, y el giro a derechas de los autobuses que circulan por la calle del Teatro hacia Bailén.  

Además, el proyecto contempla reurbanizar el entorno con moderno mobiliario urbano, y nuevas zonas verdes, proyectando una red de riego para el arbolado de alcorques. Se ha previsto la utilización de las especies arbóreas existente en el centro tradicional, a fin de cubrir todos los alcorques de tipología similar a las existentes en el centro.  

La red de alumbrado va a estar constituida por puntos de luz de características similares a las existentes, con farolas de la familia de las fernandinas modelo Alicante. Como complemento a la pavimentación, se prevé una señalización, tanto horizontal, como vertical, que permita una mejor adecuación del uso peatonal de las vías.  

En la calle Castaños se creará una plataforma compartida vehículo-peatón, para permitir el acceso restringido de residentes a garajes y zona de carga y descarga. También en la calle Médico Pascual Pérez se prevé su reurbanización con una configuración de plataforma compartida, de forma que se seguirá permitiendo la conexión del tráfico rodado desde la Rambla hacia el oeste. En cuanto a la avenida de la Constitución, tendrá una plataforma única de uso peatonal, salvo una zona de plataforma compartida para acceso exclusivo de vehículos de residentes a garajes. La misma solución se aplicará en la calle Bailén, donde además se habilitarán dos zonas de carga y descarga.

La calle Bilbao tendrá también plataforma compartida vehículos-peatones, mientras que la calle Quevedo será de uso restringido para residentes y operaciones de carga y descarga, al margen del tránsito peatonal. Por ñultimo, la calle Villegas tendrá una plataforma única de uso peatonal, permitiéndose el paso exclusivo de vehículos de carga y descarga de mercancías, para dar continuidad de estos vehículos desde la calle Quevedo hacia la calle Bailén.  

Compartir el artículo

stats