Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La sexta ola tocará techo en una semana y tendrá una caída brusca a final de mes

El descenso de casos por la variante ómicron será más rápido que en las anteriores escaladas de contagios, de manera que a comienzos de febrero la incidencia podría estar en torno a 300

Los modelos matemáticos apuntan a un descenso rápido de la sexta ola. | ALEX DOMÍNGUEZ

La sexta ola de coronavirus sigue al alza y pulverizando todos los récords de la pandemia con la variante ómicron como responsable de este contagio masivo. Sin embargo esta curva de positivos, que comenzó a subir antes de las fiestas navideñas, tocará techo entre mediados y finales de la semana próxima. Así lo apuntan los modelos que maneja el matemático de la Universidad Miguel Hernández de Elche, Santiago García Cremades.

«Los contagios siguen subiendo, pero esa velocidad de subida parece que ha empezado a desacelerar», señala García Cremades, para quien esta situación se puede asemejar «a un coche que está en modo automático hacia arriba pero ya se empieza a ver el pico máximo de esta pendiente».

Descenso rápido

Respecto a cómo será el descenso de esta ola en la Comunidad Valenciana, los modelos matemáticos y la experiencia que han vivido otros países, como Inglaterra o Sudáfrica, donde la variante ómicron es mayoritaria, hacen pensar que la caída de la incidencia será aquí también drástica. «La bajada puede ser simétrica, no como tras olas que ha sido muy progresiva», sostiene Cremades. Si se cumplen estas previsiones «a final de enero podemos tener una situación pandémica moderada y la cuesta de enero será sólo económica. Es un dato positivo», concluye el matemático. De esta manera, salvo sorpresas, a comienzos de febrero, la incidencia podría situarse entono a los 300 casos por 100.000 habitantes.

En estos momentos, tanto la Comunidad Valenciana como la media española sobrepasan los 3.000 casos de incidencia. Una cifra que en opinión del matemático de la UMH, y premio Importante de INFORMACIÓN, podría no reflejar al cien por cien la realidad de lo que está ocurriendo, por lo que este experto prefiere hablar de velocidad de subida de casos para tener una imagen más fiel de lo que está ocurriendo. «Hay muchas personas que se hacen test de antígenos caseros y ante un positivo no lo comunican a Sanidad y pasan el aislamiento en su casa, por lo que oficialmente no cuentan para las estadísticas».

Respecto a la situación de los hospitales en la Comunidad Valenciana, y en especial de las Unidades de Cuidados Intensivos, la previsión es similar a la que arrojan los modelos matemáticos para los contagios. «En unos días se alcanzará el pico máximo y en dos semanas podrían empezar a bajar las cifras de ingreso». En este sentido, Cremades sostiene que nos encontramos ante una ola muy diferente a las anteriores, incluso a la tercera, la que más ha saturado los hospitales de la provincia. «Estamos aún en cifras de ingresos hospitalarios moderadas e iguales a las de hace un año, cuando la ola empezaba a subir, mientras que esta sexta ola comenzó a primeros de diciembre». En este sentido, García Cremades cree que no alcanzaremos la cifras de ingresados en UCI ni de fallecidos del año pasado. «Estamos en un a ola muy diferente», concluye.

LA CLAVE: ÓMICRON

Más contagiosa pero menos grave

La variante ómicron es más contagiosa que sus predecesoras pero menos grave. Esto junto con las vacunas hace que los hospitales resistan.

Los primeros casos de ómicron comenzaron a detectarse en la provincia a mediados de diciembre y un mes después esta variante ya es la responsable de la mayoría de contagios que provoca el coronavirus. Aunque más leve que otras variantes, ya que afecta sobre todo a las vías respiratorias altas y no tanto a los pulmones, la ómicron es mucho más contagiosa, hasta 70 veces más que las cepas precedentes. Esta elevada transmisión junto a la mayor interacción social durante las navidades hace que la provincia esté registrando cifras de contagios nunca vistas hasta ahora, con más de 7.000 casos en un sólo día.

La parte positiva es que, pese a tener una circulación del virus tan alta, los hospitales resisten relativamente bien y aunque hay más de 500 personas hospitalizadas en la provincia, estamos muy lejos de las 1.850 que llegó a haber en el pico más alto de la tercera ola hace poco más de un año. Con todo, este medio millar de ingresos ha provocado que los hospitales hayan tenido que cancelar operaciones, sobre todo las de las tardes.

Dónde el colapso sí es absoluto es en la Atención Primaria. Los centros de salud no dan abasto para poder hacer tantas pruebas diagnósticas ni tramitar las bajas que requieren los trabajadores que se contagian. De ahí que Sanidad haya ido tomando diferentes medidas en las últimas semanas para tratar de paliar este colapso, entre ellas que los médicos puedan dar la baja y el alta al mismo tiempo o que se puedan descargar bajas a través de internet las personas que se hagan un test en farmacia o en laboratorios privados.

LA CIFRA: 61,4%

Peso de la variante en la Comunidad Valenciana

La variante ómicron, detectada a mediados de diciembre, es la responsable de más de la mitad de los contagios en la Comunidad. 

Compartir el artículo

stats