Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El pasaporte covid estará vigente un mes más y los médicos exigen medidas para aliviar los hospitales

La Sociedad Valenciana de Medicina Preventiva pide otras medidas para que la sexta ola baje rápido y no se acumulen los ingresos - Los hosteleros consideran que la decisión es inútil y solo les perjudica a ellos

Para acceder a la hostelería y a los locales de ocio se requiere de pasaporte covid hasta final de febrero. | INFORMACIÓN

La exigencia del pasaporte covid para acceder al interior de bares, restaurantes y otros espacios interiores como gimnasios o cines se mantendrá al menos un mes más, hasta el 28 de febrero. Así lo ha adelantado este jueves el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, junto a la consellera de Sanidad, Ana Barceló, en la rueda de prensa posterior a la reunión de la Comisión Interdepartamental. La Generalitat ya ha pedido para esta prórroga el aval al Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana tal y como ha hecho en otras ocasiones.

De esta forma, la Generalitat no se mueve un ápice de su postura de no aplicar nuevas restricciones pese al aumento exponencial de los contagios. Una decisión que no comparten desde la Sociedad Valenciana de Medicina Preventiva, que reclaman medidas para que la curva de esta sexta ola baje de forma rápida para no sobrecargar aún más el sistema sanitario.

Respecto a los espacios donde será requisito mostrar el pasaporte covid, seguirán siendo los mismos, ha señalado Puig. La exigencia de este certificado se implantó a comienzos del mes de diciembre y no ha servicio para frenar el aumento de los contagios, disparados desde mediados de diciembre cuando se detectaron los primeros casos de ómicron en la provincia. De hecho en los cerca de dos meses de pasaporte covid se han producido en la provincia 174.174 contagios de coronavirus, frente a los 8.338 de los dos meses previos a que entrara en vigor la medida. Si bien esta restricción no sirve para reducir la circulación del covid, para el presidente de la Generalitat su mejor utilidad ha sido la de animar a muchas personas indecisas a que se vacunen, en concreto a 132.000 personas en toda la Comunidad Valenciana.

«El pasaporte covid es una medida estética. Hace dos meses daba más tranquilidad a la hora de saber que si en un espacio cerrado estaban todos vacunados, el contagio era más complicado», recuerda Juan Francisco Navarro, presidente de la Sociedad Valenciana de Medicina Preventiva. Pero con la explosión de casos por la variante ómicron es diferente, por lo que la entidad que representa Navarro pide más medidas. «No hablamos de las restricciones duras de hace un año, pero estamos en enero y se pueden hacer cosas, por ejemplo limitar y hacer más razonable el ocio nocturno». La Comunidad Valenciana supera los 4.000 casos por 100.000 habitantes de incidencia y todo apunta a que esta sexta ola ha tocado techo. La bajada, advierte Navarro, debe ser rápida. «Si no hacemos nada, la incidencia va a estar muchas semanas por encima de los 1.500 casos y eso se va a traducir en un reguero de ingresos y muertes».

Desde los centros de salud, los médicos de familia creen que en estos momentos de tan alta incidencia es esencial acelerar la vacunación de los grupos que aún quedan por proteger, hacer un elevado número de pruebas para detectar positivos e insistir en las medidas de prevención en especial en la ventilación de los interiores. «Habría que abaratar y favorecer la adquisición de medidores de CO2 en aquellos espacios cerrados donde se vaya a congregar mucha gente», sostiene Javier Blanquer, vicepresidente de la Sociedad Valenciana de Medicina Familiar.

Hostelería

Por último, desde el sector de la hostelería lamentan que se mantenga «una medida que no ha servido para nada y con la que la Generalitat nos ha pasado a nosotros el trabajo que deben hacer ellos que es el de coaccionar a los no vacunados», afirma César Anca, presidente de la Asociación de Restaurantes de Alicante (ARA).

Además de solicitar el pasaporte de vacunación a sus clientes, la Generalitat mantiene la limitación de menos de diez comensales por mesa y la distancia de metro y medio, dos medidas «que en Navidad nos vinieron peor, pero que ahora ya nos da igual, qué más quisiéramos tener mesas de más de diez personas», se lamenta Anca, quien reclama una campaña de dinamización del sector.

Junto al pasaporte covid, la Generalitat quiere seguir impulsando la vacunación, en concreto la de los niños y la administración de terceras dosis. Para acelerarlas, Puig ha recordado que a partir del lunes se abren nuevos espacios de vacunación masiva, en Alicante en el hospital de campaña ubicado en el Hospital General de Alicante.

Según datos aportados en la comparecencia de ayer, en la Comunidad Valenciana se han superado los 2,1 millones de terceras dosis de la vacuna frente al coronavirus. «Todas las franjas de edad desde los 50 años, que son los más vulnerables están inmunizadas por delante de la media española y en vacunación infantil estamos ocho puntos por encima», señaló Puig.

El presidente insiste en que pese al aumento sustancial de los contagios provocado por la variante ómicron en el último mes, en estos momentos los ingresos son 2,5 veces menores que hace un año y en las Unidades de Cuidados Intensivos hay tres veces menos pacientes.

Compartir el artículo

stats