Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Jota (Los Planetas): «Fuerza Nueva intenta provocar a las mentes más estrechas y lo consigue con éxito»

La banda Fuerza Nueva es la fusión de Los Planetas y Niño de Elche. levante-emv

Músico y cantante. El Novio de la Muerte, Santo Dios o Canción para los Obreros de Seat son algunos de los temas de Fuerza Nueva, el nuevo grupo del Niño de Elche y Los Planetas, la banda, que lleva el nombre del partido fascista fundado por Blas Piñar en los 70.

¿Cómo llevan esto de tocar ante un público «enmascarado»?

Es complicado.

¿Consigue conectar?

Es difícil volver a sentir lo que uno sentía antes. Con todo esto del encierro, la falta de libertad de movimiento, la mascarilla, el miedo a la enfermedad... Todo lo que hemos vivido pasa factura.

¿Estamos ya desconectados (otra vez) de la actualidad?

Creo que sí. Pero porque estamos muy desarraigados. No nos fiamos de la información que nos llega, está muy manipulada en general. Pero en realidad, todo esto viene por una razón que nadie quiere solucionar.

¿Qué es?

La organización económica.

Cuando comenzó todo esto, éramos muy optimistas. «Todo esto pasará».

Claro que pasará. Y dejaremos una situación peor. Aunque parece que se están tomando medidas para atajar la desigualdad, hay problemas que siguen ahí, como es el aumento de la riqueza por parte de los poderosos o la pérdida de poder adquisitivo por parte de la clase trabajadora.

Los Planetas se han aliado con el Niño de Elche para crear un proyecto musical nuevo, Fuerza Nueva. Han decidido utilizar el nombre del partido fascista que nació tras la dictadura de Franco.

Tiene gancho.

El proyecto está repleto de elementos que evocan a una España castiza, pero también a una España de clase trabajadora. ¿Habría que redefinir estos conceptos en el siglo XXI?

Habría que empezar por definirlos. Hay gente que parece que se ha olvidado de lo que significa ser clase obrera. Incluso hay algunos jóvenes que ignoran que lo son. No hay demasiada conciencia de clase ahora mismo. Los trabajadores son los que hacen posible la economía productiva. Son quienes fabrican bienes útiles para los demás. Tenemos que intentar recordar a la gente que somos clase obrera y que en los momentos difíciles tenemos que unirnos para luchar en contra de los que se apropian del valor de la producción. Lo de recordar o definir algunos conceptos es más importante de lo que creen algunos. En el último año he visto cómo la gente no tiene claro lo que es la libertad de expresión o la libertad de creación.

Esta visión de España, la de la bandera y las proclamas, solo la veíamos en algunos eventos, pero ahora está muy presente en las calles. ¿Se han inspirado en esto precisamente?

Claro. Vivimos un resurgimiento de las ideas represivas a nivel masivo. Cuando hicimos el disco vimos esta deriva y la pandemia lo ha confirmado. Las soluciones para los problemas del mundo hasta ahora han sido represivas. Necesitamos una mayor inversión en ciencia, arte, conocimiento y menos en herramientas para controlar a la población.

Nos hemos acostumbrado a prácticas como el encierro o el «toque de queda».

Sí, y espero que nos desacostumbremos pronto. La gente tiene que tomar conciencia para reclamar sus derechos más básicos porque hemos comenzado una tendencia algo peligrosa.

¿La intención de Fuerza Nueva es provocar?

Sí. El musicólogo Pedro G. Romero fue el ideólogo de este proyecto y a nosotros nos entusiasmó la idea de hacer algo original. Intentamos provocar a las mentes más estrechas, más severas, y lo conseguimos con éxito. Hemos comprobado que esa gente salta a esta provocación nuestra, bastante infantil y bastante usada. Esta manera de provocar se ha llevado usando en el rock casi durante 40 años por parte de bandas como Joy Division o New Order. Intentamos deslocalizar los símbolos más trillados para otorgarles un significado diferente.

¿El disco de Fuerza Nueva es para escucharlo en el coche o solo sin distracciones?

Lo que uno quiera. Si quieres profundizar, en las letras de las canciones podrás descubrir muchas referencias que te harán ir a la biblioteca.

El recelo de los puristas ante la fusión del rock y el flamenco es conocido. ¿Esto persiste en la actualidad?

Se ha allanado bastante el camino. En la última década se ha producido un acercamiento entre los géneros que ha sido muy exitoso. Tenemos ejemplos como el Niño de Elche, Rosalía, Derby Motoreta’s... Creo que de ese fenómeno de recelo quedan pocos restos.

En cambio, hay gente que sí que tiene recelo hacia ciertos géneros, como el reguetón o el trap.

Por mi parte no (ríe). Soy un gran admirador de algunos traperos. Si hay gente que manifiesta su desprecio por estos estilos es porque algo están haciendo bien.

Los Planetas han sacado nuevos temas en los últimos meses, como el dedicado a Bosé, El Negacionista. ¿Preparan nuevo disco?

No. Quizás sacaremos un disco recopilatorio con estos singles. Ahora es lo que funciona. En la música, funciona actualmente un modelo nefasto, peor aún del que teníamos, porque el poder se ha concentrado aún más.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats