30% DTO ANUAL 24,50€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cuando las comodidades son pocas

Vecinos del Rincón de los Pablos, en Crevillent, piden alcantarillado y que las calles no se inunden

Los vecinos quieren que haya un parque infantil y que los residuos no vayan a parar a un azarbe.

Los vecinos quieren que haya un parque infantil y que los residuos no vayan a parar a un azarbe.

Quince kilómetros separan el centro de Crevillent del Rincón de los Pablos, una partida del municipio alfombrero con apenas 50 habitantes que ciertamente se siente abandonada por la administración local. La distancia física, la poca población o el hecho de encontrarse en un núcleo rural no ha favorecido que esta zona del extrarradio disponga de unos servicios mínimos que mejorarían la calidad de vida de los vecinos.

Así lo transmiten los propios residentes, que aseguran que durante años han remitido numerosas quejas al Ayuntamiento para que les escuche. Y apenas se han dado pasos. Una de las principales reivindicaciones tiene que ver con el alcantarillado. Según expone María Belmonte Cánovas, presidenta de la asociación vecinal del Rincón de los Pablos, no tienen ningún sistema de saneamiento y asegura que los desagües de las viviendas van a parar a un azarbe próximo.

«Es antihigiénico y por más que reclamamos no se ocupan de nosotros. No hay alcantarillado ni depuradora que limpie, va todo al azarbe y cuando llega el calor huele mal», reprocha esta representante vecinal.

En el listado de problemas también se encuentra el deficiente estado de la principal calle que comunica con las filas de casas. Tal y como relatan los vecinos, cuando hay fuertes lluvias el agua se acumula y se producen inundaciones que complican el tránsito de coches y viandantes.

Por otro lado, la zona no cuenta con ninguna zona de juegos infantiles o para que los adultos puedan reunirse en la vía pública. «Tenemos un parque con una palmera y mucha maleza y queremos que hagan algo para que los niños jueguen, aunque sean juegos retirados de otros parques», apunta esta vecina.

Al hilo, resaltan que hay un solar municipal en dirección a la carretera de San Isidro con problemas de mantenimiento donde crecen las malezas. Desde el colectivo vecinal no entienden por qué la administración local no se ocupa de limpiarlo. Aseguran que están proliferando las ratas en la zona y para minimizar la situación algún particular decidió adecentar la parcela como pudo, exponen. Desde la asociación reseñan que hace años que no se invierte en la zona, y de lo poco que se hizo en anteriores mandatos fue instalar más contenedores.

Cuando las comodidades son pocas

Como medida, desde la concejalía de Espacios Públicos anuncian que una brigada se va a desplazar en los próximos días para desbrozar el solar y a corto plazo plantean plantar árboles para revitalizar la zona. A este hilo, señalan desde el equipo de gobierno que se está perfilando un proyecto para el Rincón de los Pablos que podría encajarse en el próximo presupuesto municipal. Según el plan, se atajarían algunos de los principales problemas como el del alcantarillado.

Según Noemí Candela, edil del área de Servicios Públicos, el departamento técnico está estudiando cuál sería la mejor forma y barajan que pueda desarrollarse por fases, según la magnitud de las obras que se acometerían.

Por otro lado, avanzan desde el ejecutivo que también van a estudiar el perfil de la población para barajar si se instalan juegos infantiles o se coloca también una zona recreativa que podría incluir juegos de calistenia para los mayores.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats