Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La segunda fase del bulevar de la Avenida de Salamanca llegará este año y será más verde

El Ayuntamiento de Santa Pola presentará el proyecto en el pleno de agosto, después de más de tres años con la inversión paralizada - Vecinos reclaman mejoras en la zona porque el espacio se ha convertido en un parking improvisado y un pipican

La fase sin ejecutar del bulevar se ha convertido en parking irregular y pipican.  | J.R.ESQUINAS

La fase sin ejecutar del bulevar se ha convertido en parking irregular y pipican. | J.R.ESQUINAS

Santa Pola espera ejecutar la segunda fase del bulevar de la Avenida de Salamanca antes de acabar el año 2021 cuando se cumplen más de tres años con los planes en el aire. El cuatripartito en 2018 decía que tenía proyecto para la zona y tras las elecciones de 2019 el actual gobierno, del PP, también aseguraba que la obra podría tener encaje en 2020 con una ayuda concedida de la Diputación que superaba los 300.000 euros.

La regeneración de esta zona se fue atrasando por múltiples factores como el impacto que generó la Dana en el municipio o la crisis sanitaria por el coronavirus, aunque en unos meses podría ver la luz, teniendo en cuenta que el ejecutivo local quiere presentar su proyecto en un pleno extraordinario previsto para agosto, según adelanta José Pedro Martínez, edil de Contratación.

El equipo de gobierno ha modificado el proyecto original, que era prácticamente igual a la primera fase, por otro que incluirá más zonas verdes y una mejor accesibilidad. La idea es que sea un parque urbano con un carácter más natural, ya que según el anticipo que hizo el Consistorio podría llegar a tener decenas de árboles más en este sector de 300 metros entre las calles Monóvar y Obispo Bascuñana.

La zona tiene varias partes asfaltadas para que los vecinos pasen de un lado al otro sin tener que pisar la tierra, aunque el resto del extenso solar se ha convertido a efectos prácticos en un descampado que muchos propietarios usan de parking para tener el coche cerca de casa. Otros también lo emplean para que las mascotas hagan sus necesidades.

La segunda fase del bulevar de la Avenida de Salamanca llegará este año y será más verde

En cuanto a las obras, desde el Consistorio esperan que la ejecución llegue antes de acabar el año, aunque todo dependerá de la agilidad que tenga la licitación. Según Martínez la financiación está programada ya que prácticamente la mitad se asumiría con fondos propios «que se generaron en el 2020 con una modificación presupuestaria».

Aseguran, también, que la subvención de la Diputación aprobada a finales de 2019 podrá aprovecharse, y que supera la mitad del importe. Con ello, todo el proyecto estaría próximo a los 550.000 euros.

Desde la asociación de vecinos de Playa Lisa-Gran Playa apuntan que esta mejora era muy esperada y sería positiva «porque se crearía un pulmón de oxígeno para la zona y además daría un valor importante», según María Torres, presidenta del colectivo.

Así las cosas, vecinos y segundos residentes tienen sentimientos encontrados. La mayoría de los usuarios consultados por este diario entiende que sería un revulsivo porque el paseo se podría alargar y atraer incluso a visitantes, mientras que los hay preocupados por cómo será el proyecto y si afectará a la vegetación actual.

Impresiones

Dolores Aguilar tiene segunda residencia en la zona y relata que cada año que pasa se encuentra la misma situación. Percibe que el entorno está ciertamente degradado al estar a medias la urbanización, un aspecto que dificulta que vengan vecinos de otros barrios porque no lo ven atractivo.

Gabriel Vallejo lleva 25 años veraneando en Santa Pola. Vive a escasos metros de la avenida de Salamanca y reconoce que apenas ha notado cambios en la zona al margen de la primera fase del bulevar, que contrasta fuertemente con la parte por ejecutar. Cree, por tanto, que sería positiva una inversión, pero «siempre y cuando mantengan la arboleda no me importaría que lo asfaltasen».

Alba Miralles vive todo el año en la zona y siempre sale a pasear con su mascota. Para ella el estado actual del bulevar es un balón de oxígeno porque tiene espacio para que el animal pueda hacer sus necesidades.

«Esta zona de Santa Pola tiene muy pocos parques y mi perro está considerado raza potencialmente peligrosa, por lo que siempre procuro ir a sitios amplios donde no haya gente cerca aunque lleve el bozal. Si esto lo asfaltan no se donde podré ir para que estemos cómodos», apunta.

Mejor drenaje con las lluvias y más sombraje

La segunda fase del Bulevar de la Avenida de Salamanca tendrá mejor permeabilidad frente a las lluvias torrenciales que la parte ya ejecutada. La evacuación del agua se hará por sistemas de drenaje urbano sostenible, según explican a nivel municipal. De igual forma, el peatón estará menos expuesto al tráfico porque no tendrá que salir en cada rotonda, y será más accesible. Al hilo, la idea principal que contempla Infraestructuras y Medio Ambiente es que haya más especies autóctonas para simbolizar entornos como las salinas.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats