Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Gobierno da luz verde a la desafección de la carretera N-332 a su paso por Altea

La zona afectada ocupa 6 kilómetros de longitud, entre el término de L’Alfàs del Pi y el Convento Monasterio de las Carmelitas Descalzas

Carretera N-332 a su paso por el casco urbano de Altea. |

Carretera N-332 a su paso por el casco urbano de Altea. |

Luz verde para la desafección de la carretera N-332 a su paso por Altea. Este lunes por la mañana, el alcalde del municipio, Jaume Llinares, confirmó que el Gobierno de España, a través de la Dirección General de Obras Públicas, Transporte y Movilidad «nos ha comunicado la desafección de la N-332. Hecho que se materializará dentro de unos días con la firma de un convenio entre el ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, y yo en representación del Ayuntamiento». El alcalde añadió que aprovechará la firma del convenio «para mantener una reunión de trabajo con el fin de facilitarle al Ministerio un listado de mejoras que nos gustaría que fuesen ejecutadas antes de que la carretera pase a ser de ámbito local».

Llinares afirmó que la desafección de la N-332 «ocupará un tramo de seis kilómetros entre el término municipal de l’Alfàs y el Convento Monasterio de las Carmelitas Descalzas, en La Olla». El primer edil dijo que es «el paso definitivo para que Altea cuente en un futuro con un nuevo espacio de ámbito local, para el cual el Ayuntamiento plantea su reconversión en un bulevar». En este sentido, indicó que este cambio en el uso de la carretera N-332 «comportará que se puedan aplicar medidas de futuro para que el acceso al municipio sea cada vez más amable. La idea que tenemos de que desde La Olla hasta el casco urbano de Altea se pueda acceder con un paseo está ahora más cerca», apostilló.

En cuanto a las mejoras que se quieren negociar con Obras Públicas antes de que la carretera sea desafectada, el alcalde no quiso avanzar nada «hasta conseguirlo», pero adelantó que «pediremos que se haga una rotonda en la salida de la autopista AP7 a la carretera, frente al hotel Villa Gadea, y otra rotonda en el desvío hacía la partida El Planet, junto al viaducto del Tram, dentro del ámbito de la desafección». El alcalde recordó que en el pleno del 30 de octubre de 2020, «aprobamos iniciar el expediente para solicitar al Ministerio de Transportes Movilidad y Agenda Urbana la cesión del tramo de la N-332. Menos de un año después, ya es una realidad».

Jaume Llinares aseveró que «la liberalización de la autopista AP-7, hace algo más de un año, implica que el tráfico rápido pueda circular de forma gratuita por esa vía sin pasar por el centro de Altea. Además de que ha solucionado en parte el gran atasco de tráfico que en determinados meses del año se producía en el centro de Altea.

Esta liberalización, sumada a la desafección de la N-332 a su paso por Altea, nos va a permitir planificar el modelo de municipio que queremos, y abre posibilidades de futuro para el Ayuntamiento y para los ciudadanos porque ahora ya tenemos las herramientas para poderlo hacer un proyecto que humanice la zona convirtiendo la N-332 en una calle de nuestro pueblo a disposición de la ciudadanía».

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats