Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Benidorm premiará en el nuevo contrato a los turistas que reciclen su basura

El futuro servicio prevé crear una tarjeta con descuentos para quienes se alojen en pisos reglados y separen sus residuos - El gobierno municipal dice que el objetivo es cumplir con la legislación actual sobre recogida selectiva

El Ayuntamiento quiere involucrar al turismo en la recogida selectiva con bonificaciones

El Ayuntamiento quiere involucrar al turismo en la recogida selectiva con bonificaciones DAVID REVENGA

El nuevo pliego de prescripciones técnicas que prepara el Ayuntamiento de Benidorm para sacar a concurso el servicio de limpieza viaria y recogida de basura, en manos de Fomento de Construcciones y Contratas desde hace más de tres décadas, prevé implementar nuevas medidas que, si se aplican de manera efectiva, podrían suponer toda una revolución en la prestación del servicio tal y como lo entendemos hasta ahora. Entre ellas, el Consistorio está estudiando distintas fórmulas para premiar a los turistas que se hospeden en la ciudad y contribuyan a reciclar la basura que generan, una medida muy novedosa y que permitiría al municipio avanzar en el cumplimiento de la nueva legislación autonómica en materia de Prevención de Residuos, Transición Ecológica y Fomento de la Economía Circular, que aboga por incrementar la recogida selectiva de residuos con fórmulas como la recogida puerta o puerta o la instalación de contenedores inteligentes.

El actual contrato caducó en 2018 y presenta deficiencias en aspectos como la limpieza o el estado de contenedores

decoration

Gobierno local y técnicos municipales son conscientes de que uno de los grandes problemas en la ciudad a la hora de aplicar esta normativa es la enorme rotación de personas que se registra a diario por el peso del turismo, que prácticamente duplica la población empadronada en temporada baja y llega a cuadruplicarla en momentos de máxima ocupación en un escenario fuera de la pandemia. «Hay una parte muy importante que se alojan en hoteles y muchos de estos establecimientos ya aplican fórmulas para reciclar desde hace tiempo. El principal problema lo encontramos en quienes pasan sus vacaciones en viviendas privadas», explica el concejal de Limpieza, José Ramón González de Zárate. De ahí la necesidad de concienciar a los usuarios de pisos o segundas residencias para implicarlos también en el reciclaje.

Entre las fórmulas que se están estudiando figura la creación de una tarjeta para los turistas que contraten apartamentos vacacionales reglados, que, por ejemplo, les permitiría obtener descuentos o bonificaciones para consumir en establecimientos locales a cambio de separar y tirar en el cubo correcto sus residuos. «Es una de las fórmulas que estamos estudiando, pero hay algunas más», reconoce el concejal, quien mantiene que involucrar a este enorme colectivo será «crucial» cuando esté plenamente en vigor la nueva ley: «Los municipios que menos reciclen y no alcancen los objetivos serán penalizados y tendrán que pagar más por eliminar sus residuos, lo que afectará al precio de la tasa. Por eso es tan importante que se haga bien».

El precio del servicio se duplica

Benidorm mantiene desde finales del año 2018 caducado el contrato para la prestación del servicio de limpieza viaria y recogida de basura, que ha venido renovando mediante prórrogas a FCC, a pesar de las deficiencias en algunos aspectos, como el mal estado de los contenedores o la falta de limpieza en determinadas zonas. El Ayuntamiento prevé licitar el servicio el próximo otoño, de modo que la nueva empresa empiece a operar en 2022. Aunque por ahora el Consistorio ha desgranado muy pocos detalles sobre las nuevas condiciones, sí se sabe que la adaptación a la nueva legislación, unida a los nuevos vehículos y criterios técnicos que prevé el pliego, harán que el nuevo contrato pueda llegar a duplicar el coste actual del servicio, pasando de los 11 a los cerca de 22 millones de euros anuales. Ahora bien, González de Zárate ha recalcado que, aunque la nueva concesión sí obligará a revisar las tasas de basura que actualmente se pagan en la ciudad, los ciudadanos, empresas y comunidades que hagan la recogida selectiva recibirán bonificaciones por ello: «Quienes lo hagan bien seguirán pagando lo mismo aunque el servicio sea más caro», aseguró.

El nuevo pliego podría duplicar el coste del servicio, pasando de los 11 millones de ahora a cerca de 22

decoration

Entre las medidas que se exigirán al nuevo concesionario figura, por ejemplo, la propuesta de los técnicos de retirar todos los contenedores de basura de la vía pública y recuperar el sistema de carga trasera en todos los barrios de la ciudad, siete años después de implantar la carga lateral. En su día, ésta permitió a la empresa reducir personal y abaratar costes, pero nunca acabó de cuajar y ha provocado muchísimas quejas por la mala imagen que ofrecen los contenedores de basura en la calle las 24 horas del día. Frente a este sistema, se prevé incrementar la recogida puerta a puerta e introducir, por ejemplo, un sistema de contenedores «de quita y pon», con vehículos que a determinada hora del día colocan los contenedores en la vía pública y los retiran de madrugada. También se prevé la construcción de plantas de aportación, espacios cerrados donde los residentes puedan acudir para tirar sus residuos en distintos contenedores con una tarjeta que los identifique y apunte en su «nómina» lo que han reciclado.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats