Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Benidorm exige a la EPSAR la ejecución de las obras pendientes en la depuradora

La Entidad Pública de Saneamiento de Aguas Residuales aprueba la financiación para mantener las infraestructuras hasta 2023, pero no informa sobre las mejoras acordadas

Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de Benidorm. | DAVID REVENGA

El gobierno municipal de Benidorm ha exigido a la Entidad Pública de Saneamiento de Aguas Residuales (EPSAR) la ejecución de las obras pendientes en la depuradora desde hace más de dos años, máxime después de conocer que ha aprobado la financiación para la explotación y el mantenimiento de las infraestructuras hasta 2023 sin informar sobre las mejoras acordadas.

La EPSAR ha emitido al Ayuntamiento de Benidorm la «Resolución sobre la financiación ordinaria para el trienio 2021-2023», en la que «no ha aclarado cuándo ejecutará las obras pendientes y comprometidas» en la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de la ciudad. A través del mismo documento se desestiman las alegaciones que la administración local realizó sobre el texto inicial, según ha explicado el concejal de Ciclo del Agua, José Ramón González de Zárate.

El edil, asimismo, ha indicado que «a la vista de esta resolución sabemos cuál va a ser la aportación que la EPSAR va a realizar para mantener la depuradora y la red», pero «seguimos sin información de las inversiones que la entidad se comprometió a hacer y que se plasmaron en un convenio suscrito» con los ayuntamientos de Benidorm y de l’Alfàs del Pi.

La situación preocupa al responsable municipal, quien ha detallado que hasta la fecha «la entidad de gestión sólo ha invertido 120.000 euros de los 3,5 millones comprometidos en 2017», motivo por el cual desde el Consistorio «hemos tenido que ir asumiendo inversiones urgentes para asegurar el buen funcionamiento de la red, y a costa de sacrificar otras actuaciones». En concreto, ha insistido De Zárate, «la inversión municipal desde 2012 supera los 4 millones de euros», a través principalmente de las mejoras del contrato actual.

Entre las alegaciones presentadas por el Ayuntamiento a la resolución de la financiación, en las que «pedíamos la aclaración de determinadas cuestiones acerca del cálculo, posibles compensaciones por volumen de agua tratada y fórmula de abono de la misma», se hacía hincapié en una de las obras pendientes de la EPSAR y que el gobierno municipal considera «clave», como es «la adecuación de las impulsiones y estaciones de bombero de Benidorm y l’Alfàs».

El concejal de Ciclo del Agua ha aclarado que «de la ejecución de la citada obra va a depender que podamos abordar la segunda fase de remodelación de la avenida del Mediterráneo», pues antes de actuar en el vial «es necesario que previamente la EPSAR adecue el bombeo que hay en el tramo entre Castellón y Ametlla del Mar». De hecho, De Zárate ha insistido en que «sin esa obra se está poniendo en serio peligro el que podamos completar la reforma prevista en la avenida».

En marzo de 2019, los ayuntamientos de Benidorm y l’Alfàs firmaron un acuerdo de cooperación con la entidad pública para, concretamente, adecuar los impulsores y la estación de bombeo. Un compromiso que, según el edil, también adquirió el Consistorio con una aportación de 752.00 euros.

Más de dos años después, «seguimos sin inversión y también sin noticias», dado que la EPSAR «no ha contestado a la petición de información que hacíamos en las alegaciones». Mientras tanto, «el canon de saneamiento que aporta Benidorm genera un saldo favorable a la EPSAR de 1,6 millones de euros, cerca de 12 millones en la última década, de los cuales, con la Ley de Saneamientos valenciana y tras asegurar la solidaridad con las depuradoras más pequeñas, una parte podría haberse destinado a mejorar el sistema y la red de la ciudad». Sin embargo, «no ha ocurrido» y «no es de recibo», ya que «la ciudadanía hace un gran esfuerzo para pagar su tasa de alcantarillado».

El Ayuntamiento instaló una bomba centrífuga el pasado mes de junio

El Ayuntamiento de Benidorm viene realizando mejoras con carácter de urgencia en la depuradora para asegurar el buen funcionamiento de la red. La última actuación fue el pasado mes de junio, cuando el Consistorio adquirió una bomba centrífuga sumergible para las estaciones de bombeo 2 y 3, que supuso una inversión cercana a los 110.000 euros.

También en marzo la administración local tuvo que actuar «de urgencia» en la estación de bombeo número 1, ubicada en el cruce de las avenidas Mediterráneo y Ametlla del Mar, sustituyendo la válvula de impulsión principal e invirtiendo con ello cerca de 80.000 euros. La válvula, asimismo, estaba incluida en el proyecto que tiene que ejecutar la EPSAR.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats