Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Benidorm recibe a sus turistas otro 15 de agosto en una estación de autobuses en ruinas

Los visitantes que llegan por primera vez muestran su estupor por el estado de abandono y algunos lo asemejan a un escenario «de guerra» - El Ayuntamiento tiene que esperar a los nuevos pliegos para poder adecentarla

Benidorm recibe a sus turistas otro 15 de agosto en una estación de autobuses en ruinas

«Parece un país en guerra». «Llegamos el otro día de madrugada y nos dio miedo». «No nos cabe en la cabeza como una ciudad como Benidorm puede tener esta estación así». Estas son algunas de las frases con las que los turistas que llegan a la estación de autobuses en pleno agosto describen las instalaciones que afrontan otro verano totalmente en ruinas. Porque la historia de abandono y degradación de este espacio es larga y suma mes a mes un nuevo capítulo sin que se actúe sobre los desperfectos, suciedad o «okupas» que hay en ella.

Una de las rampas de acceso a la zona de vehículos con los agujeros en las paredes de fondo. | DAVID REVENGA a.vicente

Es viernes. 11 de la mañana. El trasiego de autobuses es constante y, con ellos, el de viajeros españoles o de otras nacionalidades que llegan a pasar sus vacaciones. Con sus maletas en mano comprueban cómo en la planta de abajo, donde llegan los vehículos, los baños están cerrados. Pero además, solo funcionan las rampas mecánicas para subir a la planta de arriba, pero no para bajar. Pero la imagen para aquellos a los que el autobús, el taxi, un vehículo o llegan por su propio pie por la entrada principal a pie de calle aún es peor. Tienen que recorrer dos plantas de un centro comercial en el que apenas funcionan dos negocios y un supermercado, donde las paredes están llenas de agujeros por los que pueden entrar personas, los cristales están rotos o la suciedad se acumula por los rincones.

7

Así está la estación de autobuses de Benidorm: okupas, suciedad y desperfectos INFORMACIÓN

Y aunque esta situación es así desde hace meses, incluso años, aquellos que la pisan por primera vez no salen de su asombro. Es el caso de una pareja de Valencia que con sus maletas buscan un comercio abierto. «Estamos buscando una tienda pero aquí no parece que haya nada», comenta la joven. Es la primera vez que viajan en autobús a Benidorm y «nos ha llamado mucho la atención. Es un sitio que parece abandonado. No da gusto caminar por aquí», afirma el joven que va con ella.

En la misma línea, dos jóvenes de Madrid: «llegamos a las 5 de la mañana y daba miedo. Todo sin luz», afirmaron. «Está muy abandonado, no tiene nada que ver con otras estaciones de autobuses como la de Madrid», añadieron. Pero además, este espacio es el primero que muchos ven a su llegada a la ciudad y lo primero que mantendrán en la retina. Una mujer extranjera afirmó que «da mucha pena. No sé cómo han llegado a esto».

Pero además, en los últimos días, algunos vídeos recorren las redes para mostrar el estado de la estación de Benidorm. Es el caso del de un vecino de Alcoy que, aunque no era la primera vez que llegaba al recinto, sí que le llamó mucho la atención en esta ocasión: «está abandonada. Parece que tenga más de 50 años y muy sucia además del vandalismo». Pero además tiene clara cuál sería la descripción: «algunas zonas parecen de un país en guerra, como si hubiera caído una bomba. La primera planta aún se salva un poco pero las otras dos son terroríficas». Para él, Benidorm no debería tener una estación así: «no es de este país. Llegan turistas de otras comunidades y es lo primero que ven» y afirma que daña mucho a la imagen de la ciudad.

Benidorm recibe a sus turistas otro 15 de agosto en una estación de autobuses en ruinas a.vicente

Lo cierto es que el estado ruinoso de la estación se alarga en el tiempo. El Ayuntamiento tiene en marcha los nuevos pliegos para una nueva concesión con los que se acabará con la actual en manos del empresario Enrique Ortiz. El problema está en que, hasta que no estén esos pliegos, «no se puede actuar en ella», según fuentes municipales. Porque el encargado de hacerlo es el actual concesionario. De hecho se recoge un proyecto para adecentarla valorado en cerca de 300.000 euros al que Ortiz se comprometió. Pero todo cuando la parte administrativa esté resuelta. Un proceso que tenía como fecha tope hasta junio y que permitía una prórroga de tres meses. Así que turistas y vecinos esperan que se arregle lo antes posible.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats