Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Revocan la pena por atentado a una mujer golpeada al detenerla la Policía en Benidorm

La Audiencia no considera probado que una arrestada empujara a uno de los agentes durante el toque de queda el pasado mes de marzo

Fotogramas del vídeo de la actuación policial. | INFORMACIÓN

La Audiencia Provincial ha revocado una condena a seis meses de prisión por delito de atentado que impuso un juzgado de lo Penal a la mujer que fue golpeada por dos policías nacionales mientras la detenían el pasado marzo en Benidorm, durante el toque de queda por el covid. La detención fue grabada por una vecina de Benidorm y la difusión del vídeo en redes sociales motivó la apertura de un expediente disciplinario que conllevó incluso la suspensión de empleo y sueldo de los agentes implicados. Un tribunal de la Audiencia ha anulado ahora dicha pena al tener «dudas fundadas» sobre la concurrencia del empleo de fuerza o resistencia, necesarios para considerar los hechos un delito de atentado.

Revocan la pena por atentado a una mujer golpeada al detenerla la Policía en Benidorm

La Sección Segunda ha puesto en duda que se produjera un delito de atentado como se declaró probado en una primera sentencia de un juzgado de lo Penal de Benidorm y recuerda que no se puede considerar la presunción de veracidad que tienen los policías en materia administrativa.

Revocan la pena por atentado a una mujer golpeada al detenerla la Policía en Benidorm

Señala la sentencia de la Sección Segunda que en este tipo de casos, donde el agente está involucrado como víctima o como sujeto activo, no es aceptable el principio de que las manifestaciones policiales son una «prueba plena y objetiva de cargo, destructora de la presunción de inocencia por sí misma, habida cuenta la calidad, por razón de su condición de agente de la autoridad, de las mismas».

La mujer, una ciudadana suiza de 39 años, fue juzgada en Benidorm y condenada a seis meses de prisión como autora de un delito de atentado a agente de la autoridad, un fallo que fue recurrido tanto por la defensa de la procesada como por la acusación particular.

Los hechos ocurrieron a las 22.15 horas del 24 de marzo de 2021 en el paseo de Colón de Benidorm, cuando estaban en vigor las restricciones del covid y existía un toque de queda. El juzgado de lo Penal número 2 de Benidorm consideró probado que la acusada se abalanzó «con manifiesto desprecio a la autoridad del agente» sobre un policía nacional que circulaba en su moto, lo que hizo que perdiera el equilibrio al tratar de esquivarla y se metiera en la zona peatonal del Parque de Elche. A continuación, el agente dejó la moto en el suelo mientras la acusada se dirigía hacia él corriendo y «haciendo un ademán con la mano con la intención de agredirle».

Este relato de hechos de la primera sentencia ha sido modificado ahora en la sentencia de apelación por la Audiencia Provincial y en vez de señalar que la mujer se dirigió con desprecio a la autoridad del agente y que hizo un gestor de agredirle, el nuevo fallo precisa que la acusada «se dirigió repentinamente» hacia el policía y simplemente realizó un «ademán con la mano».

Lo que no ha considerado acreditado ni el juzgado de Benidorm ni la Audiencia de Alicante es que el policía se cayera al suelo con su moto tras perder el equilibrio y que la acusada se abalanzara de nuevo sobre el agente «propinándole patadas y bofetones». Tampoco estiman probado que a continuación «acometiera» de nuevo contra el mismo policía y contra otro agente que le acompañaba, los cuales redujeron a la mujer.

En los fundamentos jurídicos de la sentencia el tribunal resalta también las correcciones realizadas en el juicio por los agentes respecto a sus manifestaciones iniciales en el atestado. «No resultan íntegramente conformes con la realidad que puede apreciarse en las videograbaciones», señala el reciente fallo de la Audiencia. Indica además que no puede verse en las imágenes que la acusada llegara a empujar al policía cuando circulaba en su moto ni que a continuación le propinara «algún golpe, patada o puñetazo». En cambio, añade la Audiencia, sí pueden verse en las imágenes los golpes y patadas que la detenida recibió antes de ser reducida.

Expedientados tras un vídeo grabado por una vecina

Los dos policías nacionales que detuvieron a la mujer ahora exculpada por la Audiencia fueron grabados en vídeo por una vecina mientras la detenían y golpeaban. Su difusión provocó la apertura de expedientes a los agentes, los cuales fueron suspendidos de empleo y sueldo. El sindicato Confederación Española de Policía (CEP) criticó en su día dicha suspensión de empleo y sueldo al considerar que son dos agentes con un expediente intachable y era «una decisión política» para «contentar a algún sector de la sociedad».


Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats