Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los turistas británicos podrán viajar a la Costa Blanca sin visado y estar 90 días

El Gobierno de Johnson pacta con Bruselas un régimen que no afectará en nada las condiciones para los visitantes del Reino Unido - El sector turístico provincial da por perdido el trimestre y también el período de Semana Santa

Una pareja de turistas británico circula por el paseo de Levante de Benidorm en un carrito eléctrico el pasado febrero.

El Gobierno del Reino Unido ha llegado a un acuerdo con la UE para que los turistas británicos que comiencen a llegar a España en general y la Costa Blanca en particular, a partir de mayo, cuando está prevista la apertura de los viajes turísticos en el Reino Unido, no tengan que solicitar visado para entrar en la provincia, algo que si ocurre, por ejemplo, con los rusos. Los turistas británicos podrán permanecer en la provincia durante 90 días seguidos a lo largo de seis meses. Durante ese periodo podrán hacer turismo, visitar a familiares o amigos, trabajar o estudiar cursos al margen de los reglados. Eso sí, deberán tener el pasaporte valido para como mínimo para seis meses, según la información facilitada por la embajada.

En cuanto a las medidas de prevención frente al covid, siguen suspendidos hasta abril los viajes, a no ser que los ingleses tengan residencia en la Costa Blanca. Por otro lado, hasta el 30 de junio pueden alquilar un coche y conducir con su permitido de conducir británico. Los residentes pueden seguir haciéndolo hasta el 30 de diciembre. Las tarjetas sanitarias europeas siguen en vigor hasta la fecha que expiren, tanto en España como en el Reino Unido. El Gobierno de Johnson ha creado, no obstante, un tarjeta que la sustituirá, pero recomienda a sus turistas y a los españoles que suscriban siempre un seguro de viaje antes de partir de vacaciones.

Lo cierto es que, de momento, la llegada de turistas británicos es testimonial como se refleja en el balance hecho ayer público por el INE sobre el movimiento de turistas en enero. La Comunidad Valenciana recibió un total de 49.727 turistas –el 80% eligió, pese las restricciones a los viajes, la Costa Blanca-, lo que representó un caída del 88% respecto a enero de 2020. Del total de turistas, el 46% fueron franceses y belgas. Perfil demográfico de los turistas extranjeros de los dos primeros meses de año, que coincide con los pocos vuelos que se mantienen operativos en el aeropuerto, en el que la programación con el Reino Unido se circunscribe, prácticamente, a unos pocos enlaces con Londres, Manchester y Liverpool el sábado y el domingo.

El «lobby» Exceltur reitera que el objetivo es el verano pero las empresas necesitan ya las ayudas directas

decoration

El sector turístico da por perdida la Semana Santa y el primer trimestre del año, pero confía en que la recuperación de los mercados emisores logre reactivar al sector de cara al verano que confían que resulte más positivo sobre todo gracias al turismo nacional. La Alianza para la Excelencia Turística (Exceltur) asegura que «el reto fundamental a día de hoy es no perder por encima de todo el verano, según subrayó ayer su vicepresidente ejecutivo, José Luis Zoreda. El «lobby» insisten en que las empresas turísticas que se encuentran muy limitadas de liquidez deben disponer de manera «urgente e inmediata» de unas ayudas directas a fondo perdido de tesorería, que en estos momentos les resultan indispensables. «De no recibir estas ayudas inmediatas muy probablemente tendrían que bajar la persiana apenas a pocos meses o pocas semanas de que pudiera estar despejándose la reactivación turística de cara al verano», advirtió Zoreda.

En lo que se refiere al empleo Exceltur considera que los datos presentados ayer revelan, desde otro ángulo, «la dramática situación por la que está pasando el sector turístico español». Según el «lobby», los datos de la Seguridad Social y del Ministerio de Trabajo del mes de febrero, muestran un empeoramiento del empleo en las ramas turísticas, viéndose afectados 875.000 empleos, con un aumento de los ERTE (529.000 personas el mes pasado) con respecto a enero, y una mayor reducción interanual del número de afiliados a la Seguridad Social (346.000). «Esto supone el 66,4% del total de empleos afectados en la economía -el 58,2% de los ERTE y el 84,6% de la caída de la afiliación-».

El sector español suma ya 76.000 millones de pérdidas

España acumula unas pérdidas por entradas de turistas extranjeros de 76.000 millones de euros y 68,3 millones de turistas evaporados hasta el cierre del pasado enero, como consecuencia de las fuertes restricciones a los viajes impuestas en casi todo el mundo. En enero pasado España recibió tan sólo 432.362 turistas, un 89,5% menos que en ese mes de 2020 -cuando aún no se había declarado la pandemia- cuyo gasto sumó 451,8 millones, un 90,5 % menos, según las cifras del INE.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats