Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La tasa de valencianos con estudios superiores está por debajo de la media

El abandono educativo retrocede, pero afecta ya a tres de cada diez jóvenes

La tasa de valencianos con estudios superiores está por debajo de la media Diego Aitor San José

«Los datos a nivel nacional a menudo ocultan importantes desigualdades regionales en el acceso y la participación de los niños y niñas en la educación». La sentencia forma parte del informe Panorama de la Educación 2021: Indicadores de la OCDE, publicado ayer por el organismo de cooperación que reúne y analiza a 38 países, a lo que añade que «las desigualdades entre regiones tienden a aumentar en los niveles educativos no obligatorios», esto es, en los más avanzados.

Las dos frases se hacen cifras reales si se comparan los porcentajes de población que dispone cada autonomía con diferentes grados de formación. En este sentido, el 46,3 % de jóvenes de entre 25 y 34 años que cuenta con estudios superiores (universitarios y grados superiores de Formación Profesional) en la Comunidad Valenciana contrasta con el 61 % de estos en el País Vasco, la comunidad con el mayor porcentaje de este nivel formativo en España. Todo pese al crecimiento de seis puntos desde 2015.

Son 15 puntos de diferencia que supone que la Comunidad Valenciana tenga un 32 % menos de población joven con el mayor nivel formativo respecto a la comunidad con mejor porcentaje en este sentido. La valenciana es, además, la décima autonomía con mayor ratio en jóvenes con los niveles de formación más altos (o la séptima por la cola) y está un punto por debajo de la media estatal (47 %).

«La cuestión se explica más por el sistema productivo que el educativo», degrana el doctor en Sociología e investigador de la Universitat de València, Francesc Hernàndez, quien señala que no es un síntoma de «retroceso» sino de qué mano de obra se requiere. «En el País Vasco hay una estructura industrial potente que necesita mano de obra cualificada mientras que en sectores vinculados a la hostelería no es tan necesario», indica.

Peor empleabilidad

Esa empleabilidad que destaca Hernàndez se observa también en el informe de la OCDE. Así, el ratio de empleo en el caso de los jóvenes con estudios superiores es 7 puntos inferior en la Comunidad Valenciana que en el País Vasco (76,8 % frente a 83,9 %). Por su parte, la tasa de empleo de los jóvenes valencianos con solo formación básica supera a la de sus coetáneos vascos en su misma situación: 58,9 frente al 56 %, aunque se observa cómo tener más estudios supone contar con más posibilidades de encontrar un trabajo en cualquier lugar.

Los datos, más allá de comparaciones entre territorios, son mejores que los que había años atrás. La educación se sigue extendiendo y el porcentaje de población formada aumenta. Así, en la Comunidad Valenciana, el abandono educativo (no continuar la formación tras terminar la ESO) ha caído en cinco puntos en el último lustro. No obstante, todavía un 28,9 % de los jóvenes valencianos entre 25 y 34 años ha dejado los estudios tras obtener el graduado escolar. Respecto a la población adulta total, este porcentaje también cae seis puntos, pero afecta a casi cuatro de cada diez valencianos entre 25 y 64 años.

El descenso de la población adulta que solo dispone de estudios básicos y el aumento también de seis puntos de aquellos con formación superior hace que por primera vez en la serie aquellos que cuentan con un título educativo superior sean más que los que solo tienen hasta la ESO, un 38 % frente al 37,7 %.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats