Diseñar en siete dimensiones. Ese es el futuro – convertido en presente – que permite ‘BIM’, una tecnología o metodología para el diseño de proyectos que aspira a transformar digitalmente el sector de la construcción al integrar, en una misma herramienta todos los procesos de un mismo proyecto. BIM permite consultar cuál es el estado del proyecto en cualquiera de sus fases.

Desde hace meses, el Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de la Comunitat Valenciana (COIICV) está fomentando la difusión de la metodología Bim entre sus colegiados y todos los profesionales que intervienen en el ciclo de vida de un proyecto. Es por ello que, en esta mesa debate, se han hablado de los beneficios que ésta herramienta puede aportar tanto para las grandes, medianas y pequeñas empresas como para el sector público. Entre sus ventajas está el aumento de la productividad, la reducción de los costes, la optimización en el mantenimiento de las infraestructuras y la consolidación de métodos de trabajo más colaborativos.

Para conocer en mayor profundidad la casuística de esta herramienta, el programa Raonem de Levante TV – conducido por Arancha Ferrer – quiso abrir su ventana televisiva para informar sobre los beneficios del uso de la metodología BIM , un proyecto que está desarrollando el COIICV en colaboración con la Conselleria de Vivienda y Arquitectura Bioclimática. El proyecto BIM Xpert que organiza el COIICV liderado por la GVA, pretende capacitar, sensibilizar, promover y difundir todas las ventajas de esta herramienta que pretende digitalizar el sector de la construcción.

El programa contó con la participación de Nieves Romero, decana del Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de la Comunitat Valenciana; Nuria Matarredona, directora general de Innovación Ecológica en la Construcción de la Generalitat Valenciana; Pascual Lloria, CEO de la empresa Gesman; y Héctor Saura, profesor de departamento de Ingeniería de la Construcción y Proyectos de Ingeniería Civil de la Universitat Politècnica de València.

Entre otras temáticas, los cuatro participantes en la tertulia analizaron los beneficios y ventajas de la implantación de BIM tanto para las empresas, ya sean micropymes o grandes empresas, así como para los clientes.

Nuevos enfoques y calidad en los proyectos

Según Pascual Lloria, la implantación de esta nueva herramienta supone utilizar un “enfoque que difiere de la visión tradicional y que permitirá tener ventajas competitivas” para todos aquellos que lo implanten.

Nuevas dimensiones y sostenibilidad

Agilidad en el trabajo y unificación son otras de las ventajas de BIM (Building Information Model). Saura indica que esta herramienta “está pensada para un modelo tridimensional, con muchas dimensiones, no solo dibujar en 2D, sino en 3D, donde además se incorporan los tiempos de trabajo, los elementos y la sostenibilidad”. Al integrar todas las fases del proyecto en una misma plataforma es útil “para todos los agentes que intervienen en el proceso -, como apuntó Romero-, “desde el inicio hasta el final, en las fases de concepto, diseño, ejecución, posterior control y mantenimiento y exportación”. De este modo “se comparte la información y cada participante puede aportar su información, por lo que se multiplica la calidad del proyecto”.

Pero, ¿qué significa diseñar en siete dimensiones? BIM permite tener una visión tridimensional del proyecto pero, además, incorpora otras “dimensiones” como son los tiempos de trabajo, el estado de sus elementos, su mantenimiento y sostenibilidad y,además, los residuos que generará en el futuro.

Esta unificación permite “agilizar tiempos, detectar cuestiones de problemas futuros, reducir costes y, además, que el producto final sea más sostenible”, expuso Matarredona. La sostenibilidad es, sin duda, una de las líneas estratégicas de la Generalitat Valenciana en el desarrollo económico de la autonomía.

Un momento de la mesa redonda.

Se trata de una herramienta “muy útil” pero que, en un primer momento, no es sencilla de utilizar. Para hacerlo, es necesario que los profesionales del sector conozcan sus procesos y metodología. Por ello, Saura quiso remarcar la importancia de la formación porque los diferentes perfiles profesionales del sector “se van a encontrar sí o sí con esta herramienta en el corto plazo, por lo que tendrán que ajustarse a los nuevos parámetros” a los que ésta obliga. Entre ellos, listó las nuevas formas de entrega de trabajo o las diferencias en la forma de comunicarse entre los diferentes actores de un proyecto.

En este sentido, los cuatro ponentes quisieron incidir en que el sector se encuentra en el momento idóneo para conocer y sumergirse en esta metodología, y que proyectos como el que ha llevado a cabo el Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de la Comunitat Valenciana y la Conselleria de Vivienda y Arquitectura Bioclimática, es una herramienta valiosa ya que ofrece formación y acompañamiento para todos aquellas empresas y profesionales que lo necesiten.

Agilidad, mejora de la competitividad, sostenibilidad y colaboración multidisciplinar son las principales características de un futuro que ya está aquí. Y promete poder diseñar en siete dimensiones gracias a ‘Bim’.