El estand de grandes eventos que afecta a Francisco Camps en Gürtel se montó sin expediente administrativo

La UDEF amarra la versión de Anticorrupción de que los trece pabellones de grandes proyectos se adjudicaron a Orange Market por la intervención de la directora general de Relaciones Institucionales

Los tres inspectores que investigaron la Gürtel en la UDEF, ayer ante la Audiencia Nacional. Dos continuarán el próximo lunes.

Los tres inspectores que investigaron la Gürtel en la UDEF, ayer ante la Audiencia Nacional. Dos continuarán el próximo lunes. / L.B.B.

El contrato del pabellón de grandes eventos de Fitur 2009 -el único por el que se acusa al presidente de la Generalitat de 2003 a 2011, Francisco Camps, al ser la única contratación que no ha prescrito respecto a él- se adjudicó a la trama Gürtel sin expediente administrativo, según declararon ayer los tres agentes de la UDEF (Unidad de delincuencia económica y fiscal) de la Policía ante la Audiencia Nacional.

La Agencia Valenciana de Turismo (AVT) adjudicó en 2008 a Orange Market el diseño del estand de la propia AVT y otro dedicado a los grandes proyectos o eventos que desarrollaban la Ciudad de las Artes y las Ciencias, la Ciudad de la Luz, la Fórmula 1, la Copa del América, el Open de Tenis, el Masters de Golf . De éste último, dedicado a los grandes eventos con 13 expositores no se incluyó el montaje. 

Un trabajo que acabó en manos de Orange Market por decisión de la entonces directora de Relaciones Institucionales, Dora Ibars. La Fiscalía Anticorrupción acusa a Ibars de encargar a la trama Gürtel el montaje del pabellón, que costó 366.529,09 euros, «sin tramitar procedimiento de contratación alguno y sin respetar los principios de transparencia, publicidad y concurrencia». Presuntamente en connivencia con Camps. Un extremo que ambos niegan. 

Pero que ayer confirmaron los tres inspectores de la UDEF ante el tribunal de la Audiencia Nacional. «¿Han encontrado pliegos, expedientes, ofertas que tengan que ver con [el montaje del estand] de los grandes eventos?», se interesó la Fiscal Anticorrupción. «No, no hay. Está indisolublemente unido al expediente de Fitur que en 2008 no preveía disociación. Se hicieron diez estands de grandes proyectos pero estaban adscritos a la AVT».  

El quid, según han explicado ambos agentes, es que «aunque el pliego decía que cada expositor (Cacsa, el aeropuerto de Castellón, la Luz de las Imágenes...) podía contratar montadores, se acabó encargando Juan Sanz, por encargo de Orange Market, sin que hubiera expediente administrativo que lo soportara», confirmó el inspector de Policía y responsable de esta instrucción en la UDEF, Manuel Morocho. En su declaración como acusada Ibars defendió que la contratación dependía de la AVT y que la dirección general de Relaciones Institucionales que ella dirigía no intervino en este contrato, ni decidió el diseño o el coste. 

Aunque las pruebas la desmienten. «El 19 enero de 2009 a las 18.57 horas se remite un correo por Elsa E. [trabajadora en Relaciones Institucionales] en el que constan los nombres correctos de los participantes. Ese día será la fecha que aparece en todos los presupuestos para 11 de los estands (ya que dos de ellos no conseguimos localizarlos)», relató el antiguo responsable de la UDEF. De hecho, para los agentes policiales, «Dora Ibars es la persona definidora del coste final de cada estand de grandes eventos a cada una de las entidades que van a participar en Fitur 2009». 

Las grabaciones policiales atornillan estas afirmaciones de la Policía. Sobre todo después de que se vean obligados a «rediseñar el proyecto porque Dora Ibars dice que es muy caro, lo que crea situaciones de tensión en Orange Market (...) porque les desmonta lo que tenían hecho». Las escuchas policiales también revelan el asombro que provocó este cambio en los responsables de Orange Market. «Se sorprenden de que Dora Ibars les ponga ese reparo porque ya han enseñado el diseño de grandes eventos al presidente [en alusión a Camps], que le ha gustado mucho. Y ahora les dice que ajusten el presupuesto y que cambien el proyecto». También escuchan decir a Cándido Herrero, trabajador de Orange Market. «Nos sentamos con Dora Ibars para quitar tarima a tarima» y poder reducir así el presupuesto. 

Durante el resto de la jornada se repasaron al detalle las adjudicaciones de otros contratos a Orange Market para el Open de Tenis, el Sepiva, Bienestar Social, Sanidad, Vaersa o la Volvo Ocean Race. Todos convenientemente fraccionados. Y con grandes ganancias para la trama. Como sucedió en el Open de Tenis. Orange Market pasó al cobro una factura de 25.000 euros a la Luz de las Imagenes por una lona publicitaria, que sólo costó 4.000.