La Fiscalía rebaja a un año de cárcel su petición para Camps por el caso Gürtel

Anticorrupción pidió inicialmente una condena de dos años y seis meses por las irregularidades en Orange Market

Mantiene dos años y medio de prisión para Correa, Crespo y Álvaro Pérez

El expresidente de la Generalitat Francisco Camps, en una imagen de archivo.

El expresidente de la Generalitat Francisco Camps, en una imagen de archivo. / LEVANTE-EMV

M.M./E.P.

La Fiscalía Anticorrupción ha rebajado a un año de cárcel y 6 de inhabilitación su petición para el expresident de la Generalitat Francisco Camps, a quien acusa de haber dado instrucciones para adjudicar un contrato a una empresa de la trama Gürtel en 2009.

Anticorrupción, que al inicio del juicio en la Audiencia Nacional solicitaba dos años y medio de prisión y diez de inhabilitación para Camps, ha expuesto este jueves sus conclusiones definitivas, en las que ha retirado al expresident de la Generalitat el delito de fraude y ha solicitado para él un año de prisión, seis de inhabilitación y una multa de 250.000 euros por tráfico de influencias en concurso ideal con prevaricación.

La Fiscalía ha contemplado además las atenuantes muy cualificadas de confesión para la decena de acusados que reconocieron los hechos por los que se les acusa, entre los que se encuentran los considerados tres cabecillas de la trama Gürtel, que ya cumplen elevadas condenas.

Este juicio de una ramificación de la macrocausa, en el que también están acusados tres exconsellers de Camps y varios ex altos cargos, se centra en presuntas irregularidades en adjudicaciones públicas a la empresa Orange Market en la Comunitat Valenciana entre 2004 y 2009.

Peticiones para la cúpula de Gürtel

Para el líder de Gürtel, Francisco Correa, su número dos, Pablo Crespo, y para el responsable de Orange Market, Álvaro Pérez 'El Bigotes', Anticorrupción finalmente solicita una condena de dos años y tres meses de prisión respectivamente por un delito continuado de tráfico de influencias en concurso con un delito de prevaricación, por un delito de falsedad en documento mercantil y por otro de malversación de caudales públicos.

El entonces titular del Juzgado Central de Instrucción Número 5, José de la Mata, abrió juicio oral por este asunto en septiembre de 2019 sentando en el banquillo a Camps al considerar que había "un arsenal de indicios, muy consistentes, cada uno de ellos suficientemente acreditado, que permite afirmar que el entonces presidente de la Generalitat participó en el direccionamiento del contrato de Fitur 2009 a favor de Orange Market".

De acuerdo con el relato judicial, Correa, Crespo, El Bigotes, y el gerente de Orange Market, Cándido Herrero, "se concertaron con Camps para que éste, como máxima autoridad autonómica, dispusiera lo necesario para que el contrato del montaje del 'stand de Grandes Proyectos' de Fitur fuera directamente adjudicado a Orange Market".