Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alicante

La Banda Municipal de Alicante cambia la Concha por la Plaza del Ayuntamiento

La agrupación realiza hoy su primer ensayo conjunto, para preparar los conciertos de verano que se inician el día 9 en el nuevo espacio que estará vallado

Díaz Alcaina dirige uno de los ensayos en la Casa de la Música, donde se han eliminado cinco filas de asientos.

Díaz Alcaina dirige uno de los ensayos en la Casa de la Música, donde se han eliminado cinco filas de asientos.

El medio centenar de músicos de la Banda Sinfónica Municipal de Alicante vuelven a verse las caras esta misma mañana, en el que es su primer ensayo conjunto desde que comenzó el confinamiento. Será en su sede de la Casa de la Música de Las Cigarreras, como el primer paso para la preparación de los conciertos que ofrecerá la agrupación a lo largo del verano.

La Concha de la Explanada se ha descartado como escenario al no poder tener control del aforo y la distancia social, y se ha optado por la Plaza del Ayuntamiento, donde se vallará el recinto, que tendrá una capacidad máxima para 200 personas, con todas las medidas de higiene en el acceso.

«Hemos querido respetar la programación de verano, pero hemos tenido que cambiar el lugar porque aquí sí que se pueden aplicar todas las medidas de seguridad, como el aforo, la entrada con mascarilla y el gel, que se va a poner a disposición de los asistentes», asegura José Vicente Díaz Alcaina, director de la Banda Municipal de Alicante.

Serán diez conciertos los que ofrezcan a lo largo del verano, en el que será su reencuentro con el público. El primero de ellos se celebrará el jueves, día 9, que estará dedicado a las víctimas del covid; el segundo, el domingo 12, a los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado; los siguientes se dedicarán a los servicios sanitarios, a los niños y a los mayores.

En agosto, el del día 9 se ofrecerá en homenaje a los servicios sociales y el del día 15, a los visitantes a la ciudad. Además, el día 3 de agosto, la Banda Sinfónica ofrecerá el tradicional concierto de la Alborada, que será también en la Plaza del Ayuntamiento. A estas actuaciones se sumarán dos pasacalles en barrios, que tendrán lugar el 6 de agosto, en la Virgen del Remedio, y el 13, en Ciudad de Asís.

«Hemos querido dedicar cada concierto a un colectivo en señal de homenaje y agradecimiento, además de la tradicional Alborada y el concierto que el día 15 de agosto, coincidiendo con el Día de la Paloma, solemos dedicar a los turistas madrileños, aunque en esta ocasión será para todos los visitantes», destaca Díaz Alcaina.

Menos filas de butacas

Preparar el primer ensayo conjunto de la banda ha conllevado una serie de medidas en las instalaciones de la Casa de la Música. «Hemos tenido que quitar cinco filas de butacas del auditorio para poder tener el espacio suficiente y también la altura del escenario», apunta el director. «Según las matemáticas, cabemos los 47», aunque tendrán que entrar con mascarilla al recinto y utilizar gel hidroalcohólico.

Además, los músicos se ubicarán guardando la distancia de seguridad de metro y medio, «excepto en el caso de los metales que será de dos metros», puntualiza el director de esta agrupación que a partir de esta misma mañana va a preparar de forma conjunta el programa estival.

Aunque este será el primer encuentro de todos los músicos de la banda, hace unas semanas que comenzaron los ensayos por secciones, en diferentes espacios de la Casa de la Música. «Hoy mismo -por ayer- el grupo de metales y percusión está grabando todo lo que ha estado trabajando y entre el jueves y el viernes pasado se grabó todo lo que había preparado la sección de madera».

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats