Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pla de Petracos, un santuario dedicado a la Diosa Madre

Juan Antonio Roche, profesor de la Universidad de Alicante, determina el carácter femenino de las figuras del abrigo de Castell de Castells como centro de oración para la fertilidad

El Pla de Petracos. A la derecha, dos gráficos que muestran que las figuras y la configuración del espacio tienen una iconografía femenina. | J.A.R.

El Pla de Petracos. A la derecha, dos gráficos que muestran que las figuras y la configuración del espacio tienen una iconografía femenina. | J.A.R.

Analizar el Pla de Petracos, uno de los más destacados yacimientos europeos de arte macroesquemático, desde el punto de vista de su iconografía en relación con el territorio ha sido el principio del hilo de la madeja del que ha ido tirando el profesor de la Universidad de Alicante Juan Antonio Roche para concluir que este abrigo neolítico era un santuario dedicado a la fertilidad, orientado hacia determinadas constelaciones y con gran importancia del sol, además de conformar un conjunto circular con la montaña que se sitúa frente a las cavidades donde se encuentran las pinturas.

El resultado de esta investigación la ha recogido el sociólogo en un artículo que ha publicado en la revista suiza «Religions», bajo el título Imágenes de la Diosa Madre en el santuario de Pla de Petracos. La sacralización de la agricultura.

La montaña frente a las pinturas que cierra en círculo el santuario. | J.A.R.

El primer estudio lo realizó Roche en 2007, cuando Jorge Soler, conservador de Prehistoria del MARQ y ahora director del Mubag, le invitó a participar en un congreso sobre arqueología neolítica en el Instituto Gil-Albert. «Hice una lectura del Pla de Petracos en relación con las imágenes, utilizando la metodología llamada análisis iconológico, para ver las imágenes y relacionarlas con su contexto, de manera que se obtiene información de la forma de vida y del pensamiento religioso que revelan».

Lo que entonces fueron hipótesis se han ido convirtiendo en certezas, gracias a la continuidad de su investigación y también al de los arqueólogos que han trabajado en este enclave ubicado en Castell de Castells y declarado BIC y Patrimonio de la Humanidad. «Las investigaciones arqueológicas sostenían que el orante era una figura masculina, pero yo lo identifico con una mujer en posición de parto, con las piernas hacia arriba, y otra de las figuras es también una mujer con el vientre hinchado junto a unas semillas, además de su ubicación respecto al sol, como vínculo con la fertilidad».

Pla de Petracos, un santuario dedicado a la Diosa Madre

Pla de Petracos, un santuario dedicado a la Diosa Madre

Acústica especial

Otro de los aspectos que ha documentado es la circularidad del santuario. «La zona donde están las pinturas es semicircular y con las montaña de enfrente conforma un espacio circular cerrado, por lo que forman parte del santuario». En este sentido, asegura que las pinturas están en el Este, con el sol poniente enfrente, «como un santuario solar religioso en el sentido amplio, en el que la iconografía natural y religiosa iban juntas; el santuario servía para ritos religiosos, pero también era un espacio de identidad de grupos sociales neolíticos».

Otro aspecto que destaca Roche es el hecho de que donde se ha ubicado el cartel que anuncia el Pla de Petracos «hay una acústica especial y cerca se encontraron unos huesos que parecían de instrumentos, algo que apoya más el hecho de que sea un santuario. Igual que la observación del investigador sobre la roca frente a las pinturas, «con forma cóncava, como si formaran metafóricamente dos brazos abiertos hacia el sol».

«El Pla de Petracos es lo que es gracias al Centro de Estudios Contestanos, a Mauro Hernández y Jorge Soler, y al MARQ», apunta el profesor que hace un llamamiento a que «la excelente labor realizada por el Museo Arqueológico de Alicante se enriquezca extendiendo su musealización a los elementos del territorio que se encuentran enfrente, a los marcadores neolíticos de la montaña, para que incluya no solo las pinturas sino también el territorio en el que está, porque todo eso formaba parte del santuario».

Juan Antonio Roche recuerda que el Pla de Petracos «es uno de los santuarios más ricos e interesantes del neolítico» y también «las pinturas neolíticas más antiguas de la Comunidad Valenciana datadas hasta ahora».

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats