Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Ayuntamiento cierra dos bibliotecas por falta de personal

El concejal Antonio Manresa afirma que es un problema endémico de puestos de trabajo encorsetados. A la carencia del servicio en Juan XXIII y Mercado Central está previsto añadir el de Los Ángeles

Vecinos de Juan XXIII con su presidenta, Celia Campelo, ante el servicio de biblioteca recientemente cerrado por el Ayuntamiento.

Vecinos de Juan XXIII con su presidenta, Celia Campelo, ante el servicio de biblioteca recientemente cerrado por el Ayuntamiento. PILAR CORTÉS

«Sólo funcionaba el servicio de préstamo a causa de la pandemia, pero desde hace una semana la han cerrado por completo. La biblioteca de Juan XXIII la usa mucho la gente para coger libros y por las tardes los niños iban a hacer los deberes y consultar textos. No entiendo que la cierren en un barrio humilde porque el bibliotecario se vaya a Villafranqueza, y el de allí a Elche», protesta Celia Campelo, presidenta vecinal del barrio Juan XXIII.

Los concejales municipales de Compromís, de la mano del edil Rafa Mas, denuncian que ya se han cerrado dos de los once centros de este tipo que hay en la ciudad, el ya citado y la denominada Puesto, dentro del Mercado Central, a las que está previsto sumar una tercera en breve, la de Los Ángeles en la calle Diagonal.

«Al menos hay seis colegios en los alrededores de la biblioteca y funciona perfectamente», defiende a su vez la presidenta vecinal de Los Ángeles, Belinda Carbonell. Recuerda que el centro se reformó hace cinco años para añadirle una segunda planta y que «muchos niños del Oscar Esplá, Nuestra Señora de Los Ángeles, Carmelitas y Auxias March, entre otros, van a coger libros por la tarde. Si la cierran yo creo que la gente se movilizará. Yo no veo normal que la cierren cuando solo hay una persona trabajando», valora Carbonell.

El concejal de Cultura, Antonio Manresa, lamenta que el problema en las bibliotecas municipales viene generado por la falta de personal y que es poco menos que endémico a consecuencia de lo encorsetados que están estos puestos de trabajo en la relación del Ayuntamiento.

«Es una situación que viene de lejos, no es nueva. Lo intentaremos solucionar de la mejor manera pero la RPT (Relación de Puestos de Trabajo) no permite coger personal de un destino que no sea el suyo. Es más complicado de lo que parece», explica el edil a preguntas de INFORMACIÓN.

Hace ahora un año se denunciaron problemas en estos servicios de lectura con que cuentan en once barrios de la ciudad, porque no se disponía de personal para cubrir las bajas de los trabajadores o las vacaciones y libranzas. Y ya entonces se advertía de que la situación coleaba desde hacía otro año. Con todo, ya han pasado al menos tres años sin que se haya encontrado una solución al respecto.

A las quejas de estudiantes, opositores y personas mayores, que son los usuarios más habituales en estas dotaciones y que reclaman que se solucionen estos problemas para poder acudir a las bibliotecas con normalidad, sin tener que estar pendientes de las continuas incidencias, se suman las de la entidades vecinales, que empiezan a tomar cartas en el asunto al ver cerrados los primeros centros de lectura y temer que se sumen algunos más.

 «Es cuestión de organización. No se pueden dejar sin personal ni servicio», abunda el representante vecinal de La Voz de La Florida, José María Hernández, quien a su vez advierte de la necesidad de este personal. «Que contraten a más gente, que los hay en paro que necesitan trabajar. Siempre perdemos los mismos», añade a su vez Celia Campelo a las puertas de la biblioteca con la verjas y candados echados desde la última semana ya.

El concejal responsable concluye que «en el Ayuntamiento hay falta de personal en según qué puestos. Faltan bibliotecarios porque hemos estado con un plan de ajuste que nos constreñía. Poco a poco se irán cubriendo plazas hasta que lleguemos a todas».

Los cierres de las bibliotecas de Juan XXIII y del Mercado Central, junto al anunciado de la del barrio de Los Ángeles, han llevado al grupo Compromís del Ayuntamiento de Alicante a denunciar una situación "que deja bajo mínimos el servicio bibliotecario municipal".

Los concejales de esta formación, Natxo Bellido y Rafa Mas, han acusado al concejal de Cultura, Antonio Manresa, de dejadez de funciones por permitir el cierre permanente de la Biblioteca Municipal de Juan XXIII por falta de personal, al marcharse un funcionario.

Mas ha recordado que "desde hace dos años venimos denunciando la precariedad de la red de bibliotecas municipales" y ha afirmado que “jamás un concejal ha hecho tan poco por la cultura alicantina y el acceso de la ciudadanía a la misma. Antes de la pandemia contábamos con once bibliotecas en la ciudad, ahora son nueve y próximamente ocho si se cierra la de Los Ángeles”.

Para el concejal de Compromís, “todo esto se une a la falta de compra de libros nuevos, hasta el punto que las bibliotecas se nutren solo de donaciones particulares, la falta de personal o la falta de iniciativas como el Bibliobus para recorrer las pedanías de Alicante”.

Esta situación, en su opinión, incrementa" la desidia" desde la área de Cultura al “no contar la ciudad ni con salas de estudios municipales ni abrir los fines de semana las bibliotecas, siendo solo la apertura de lunes a viernes y en horario muy reducido”. El remate a esta precariedad, para Rafa Mas, es la organización de la 51 edición de la Feria del Libro, a la que “ningún concejal de Compromís acudirá por la nefasta gestión y el maltrato a las escritoras y escritores de nuestra ciudad”.

Mas ha concluido que “la mejor aportación que puede hacer el alcalde a la cultura de la ciudad de Alicante es cesar en sus funciones al concejal de Cultura, Antonio Manresa”.

Por su parte, el edil de Cultura y portavoz del equipo de gobierno, de Ciudadanos, ha admitido que existe un problema de falta de personal en el Ayuntamiento de Alicante que afecta a las bibliotecas, que "intentaremos solucionar de la mejor manera". "Es una situación que viene de lejos, no es nueva", ha añadido Manresa, quien ha abundado en que el problema de falta de personal viene de tiempo. "La RPT (Relación de Puestos de Trabajo) no permite coger personal de un destino que no sea el suyo. Es más complicado de lo que parece".

En junio promociona el auxiliar de la calle Diagonal y se irá

Es otro cierre ya anunciado, como alerta el edil de Compromís, Rafa Mas, porque el mes que viene, en junio, está previsto que se vaya el auxiliar que atiende el servicio de lectura en la cale Diagonal del barrio de Los Ángeles, porque promociona por mejora laboral «y la plaza en esta biblioteca se queda desierta». Lo que denuncia Mas, precisamente, es que esto se sabe con tiempo, al igual que en los dos casos en que ya se ha ejecutado el cierre. «No hay una previsión, lo que demuestra la dejación de funciones del concejal Manresa».  

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats