Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las mil y una vidas de Royston Drenthe

El exjugador del Hércules resurge en la segunda división holandesa después de haberse retirado en 2017

Acostumbrado a vivir en una montaña rusa permanente, Royston Drenthe (Róterdam, 1987) vuelve a sentirse futbolista en el Sparta de Rotterdam de la Segunda División holandesa. El que fuera una de las estrellas emergentes del fútbol europeo llegó al Real Madrid en 2007 y diez años después se retiró con 29 años, sepultado por una vida de excesos y malas decisiones.

Drenthe echó la puerta abajo del Feyenoord y no pasó desapercibido para Ramón Calderón, presidente del Real Madrid que lo presentó en el Santiago Bernabéu en olor de multitudes junto a su compatriota Wesley Sneijder. Sus excentricidades no pasaron por alto en la casa blanca y, pese a deslumbrar en su debut con un golazo ante el Sevilla, su presencia fue disminuyendo paulatinamente.

Entre escándalo y escándalo le dio tiempo a ganar como merengue una Liga y una Supercopa con Schuster. Hasta que llegó Mourinho en 2010 y decidió que debía relanzar su carrera fuera del Real Madrid. Recaló en el Hércules, un recién ascendido a Primera que le recibió con los brazos abiertos. Debutó en el inolvidable 0-2 al Barça en el Camp Nou y la afición lo veneró. Su primera vuelta fue irregular, consiguió dos goles ante la Real Sociedad y el Málaga, pero su vida extradeportiva le acabó condenando. Tampoco ayudaron los impagos del Hércules con sus jugadores. Drenthe estaba señalado y cada rumor que se expandía por la ciudad era peor que el anterior.

El extremo holandés comenzó a ausentarse de los entrenamientos de un Hércules con Valdez y Trezeguet, que empezaba a desmoronarse en una segunda vuelta para olvidar. Mourinho descolgó el teléfono y le recordó que debía cuidar su actitud. No bastó. El Hércules descendió a Segunda y Drenthe no había aprovechado su oportunidad para relanzar su carrera. Lo intentó en el Everton de David Moyes un año después y se marchó al Alania ruso.

Probó fortuna en el Reading y el Sheffield, ya lejos de la Premier, y sólo actuó a chispazos. Tras una etapa en Turquía y otra en Emiratos Árabes, decidió poner punto final a su carrera en 2017 con sólo 29 años para dedicarse plenamente al rap. Otra excentricidad más.

Resugir en el Sparta de Rotterdam

El pasado verano lo rescató del anonimato el Sparta de Rotterdam, recién descendido a la Segunda División holandesa. Allí, en la ciudad que le vio nacer, ha vuelto a resurgir y el pasado fin de semana marcó un gol de falta ante el modesto Telstar que le ha vuelto a poner en el mapa futbolero.

Drenthe, ya sin sus rastas características y que en abril soplará 32 velas, es ahora lateral zurdo y su equipo, cuarto clasificado, continúa inmerso en la lucha por el ascenso a la Eredivisie. El fútbol le ha vuelto a dar una oportunidad a aquella promesa por la que apostó un día el Real Madrid y que alborotó para bien y para mal la última temporada del Hércules en Primera División.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats