Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vicepresidente de la Fundación Lucentum

Daniel Adriasola: «Pensar este año en el ascenso es un error, el HLA debe crecer aún más como club»

El HLA arranca el lunes la temporada más extraña en la historia del baloncesto a causa del covid-19

El vicepresidente de la Fundación Lucentum, Daniel Adriasola.

El vicepresidente de la Fundación Lucentum, Daniel Adriasola. INFORMACIÓN

Las múltiples incertidumbres que acechan al baloncesto a causa de la pandemia han obligado a la directiva del HLA Alicante a hacer un esfuerzo de imaginación y creatividad para paliar la pérdida de ingresos y acudir al mercado en busca de fichajes para esta segunda temporada en LEB Oro. En ello está su vicepresidente Daniel Adriasola. Crítico y analítico, recalca que el objetivo no es el ascenso, sino ser candidatos al «play-off».

P Estamos ante la temporada más extraña e insólita en la historia del baloncesto profesional y de élite...

R Sin duda. Está llena de incertidumbre a todos los niveles; no sólo deportivo, sino sanitarios, económicos y de toda índole. Y en lo que nos toca, la clave será la capacidad de adaptarnos a la realidad que tengamos para que nos afecte lo menos posible. No sólo en lo deportivo, sino en la relación con los abonados, patrocinadores y todo el entorno que nos apoya.

P Lo más importante es la crisis sanitaria, pero ¿qué le preocupa más? ¿El desarrollo deportivo de la competición o las dificultades económicas que afrontan todos los clubes?

R Unas preocupaciones van unidas a las otras. En el caso del público, el número de abonados es cada vez más importante y es una fuente de ingresos recurrente. En función de las limitaciones, restarán una parte del presupuesto. Pero esas dificultades las tendremos todos y deberemos ser creativos para suplirlas con otros recursos que equilibren nuestro presupuesto.

P Planifican una temporada que empezará el 16 de octubre con aforo limitado. ¿Hasta cuándo?

R El sorteo del calendario es este viernes y la previsión de aforo oscila entre 400 espectadores y el 25% de la capacidad del pabellón, que serían unos 1.200 espectadores. Y todo en función del tema sanitario, de los protocolos que envíe la Generalitat, que pueden ser cambiantes y esperemos vayan a mejor. Confiemos en que la situación sanitaria mejore y la permisividad de aforo sea mayor.

P ¿Qué supone cuantitativamente para la Fundación Lucentum la pérdida de los ingresos por abonos?

R Podemos estar entre un 30% y un 40% menos de lo que teníamos previsto ingresar por abonos y en comparación con la temporada anterior. Pero esto evoluciona y esperemos que sea a mejor, con una mayor afluencia de público y que en enero o febrero se acerque lo más posible a la normalidad.

P Pese a todos estos inconvenientes, el proyecto para esta temporada es ambicioso... ¿El ascenso a la ACB es el objetivo desde el inicio?

R No. En una negociación con la ACB a espaldas por completo de los clubes, la Federación ha decidido reducir los dos ascensos a uno, a expensas de lo que se decida con la plaza de Guipuzkoa. Nos hacemos a la idea de que sólo subirá uno y es muy difícil para cualquiera. A día de hoy seguimos sin saber el sistema de competición que se va a aprobar. No sabemos si será Liga de 19, dos grupos, si habrá «play-off» o final a cuatro... Parece difícil de creer, pero no se sabe. Es evidente que nuestro objetivo para esta temporada es consolidarnos en LEB Oro y para ello sí aspiramos a participar en el grupo de ascenso.

P Subir directamente, no; pero ser aspirantes sí...

R Ser candidatos al «play-off». Para eso hemos trabajado este verano el cuerpo técnico encabezado por Pedro Rivero y la directiva. Y me gustaría dejar muy claro que nunca en esa comisión deportiva ha participado ningún jugador del equipo para dar el visto bueno a los fichajes. No podemos plantearnos el ascenso cuando para subir es necesario ser una sociedad anónima deportiva, que ya tenemos en mente, pero aún no somos. Y creemos que la estructura del club aún necesita crecer más para afrontar con garantías un posible ascenso.

P ¿Cómo define la plantilla confeccionada para este curso?

R Es una plantilla equilibrada a partes iguales entre experiencia en la Liga y juventud con buen futuro. Hemos decidido acceder al mercado en un momento bueno para cerrar acuerdos con jugadores que nos pueden dar un valor añadido importante respecto a la temporada anterior. Conocen bien la Liga y eso es un plus.

P Además de las caras nuevas, ¿qué vamos a ver en este HLA Alicante que no viéramos durante la magnífica temporada pasada?

R Me gustaría que la línea fuera la misma y llegáramos a los mismos hitos de la temporada pasada. La filosofía de Rivero está clara y quedó de manifiesto en una categoría exigente como LEB Oro y en la anterior cuando se hizo cargo del banquillo por primera vez en su vida en LEB Plata y consiguió la Copa y la Liga. Es la misma idea de un baloncesto dinámico, con mucha implicación de todos en alcanzar los objetivos que se marcan, además del desarrollo de los jugadores de cara al futuro, como Alejandro Galán, Chumi Ortega e incluso Justin Pitts. Su filosofía es consolidar lo que hemos trabajado estos dos años y desarrollarlo, esperemos que con el mismo resultado que el curso pasado nos llevó a ser terceros.

P ¿Han mejorado las relaciones de la Fundación con las instituciones públicas para este curso?

R No tenemos ninguna queja con el Ayuntamiento porque firmaron el convenio comprometido en un momento muy difícil y ahora estamos trabajando con la Diputación.

«Aún no sé por qué Fall cambió su decisión y se fue»

El pívot de 34 años dio cuatro veces el sí a la oferta de dos temporadas del HLA, pero al final optó por irse al Granada

P ¿Le dolió la marcha de Bamba Fall al Granada? No poder retenerle junto a Pitts....

R Me dolió personalmente porque durante las semanas que estuvimos negociando recibimos cuatro veces su OK a la propuesta del club, pero nunca el contrato firmado, estando él en Alicante. Fue una reiteración del compromiso de quedarse porque estaba conforme con la propuesta del club, pero al final no se materializó, pese a que también se lo dijo a compañeros, técnicos, médicos... Y a día de hoy aún no sabemos el motivo. Su aportación estaba fuera de toda duda y le ofrecimos un contrato de dos años a un jugador de 34. Estamos muy contentos con la llegada de Jonas Zohore porque puede hacer un buen papel en el juego interior.

P El resto de equipos con aspiraciones también se está reforzando. El nivel y la exigencia de la LEB Oro no paran de crecer...

R Hay varios clubes, sobre todo Coruña, Lugo y Castellón, que han fichado bien. La parte noble de la Liga mantiene el mismo nivel del año pasado, con grandes equipos, pero no todo depende de un alto presupuesto, como demostró el año pasado Valladolid, que fue el mejor. Es una Liga muy interesante y es un error poner en nuestro segundo año el objetivo del ascenso. Antes, debemos consolidarnos y crecer en estructura y como club.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats