Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Análisis

Tuvieron que sacar las garras

El Athletic de Bilbao tuvo que poner en el campo a toda su artillería pesada para poder doblegar a un Alcoyano que, con su espectacular trayectoria en la Copa del Rey, ha logrado ilusionar a la ciudad en sus peores momentos de la pandemia

El alcoyanista Raíllo persigue la pelota en el vibrante encuentro disputado ante el Athletic.

El alcoyanista Raíllo persigue la pelota en el vibrante encuentro disputado ante el Athletic.

Llegaban los leones avisados al campo de El Collao, después de las hazañas protagonizadas con anterioridad por el Alcoyano en el actual campeonato de la Copa del Rey. Tras la primera eliminatoria, en que derrotó a un conjunto de su misma categoría, como es el Laredo, los blanquiazules dejaron en la cuneta a dos equipos de Primera División. Primero fue el Huesca el que cayó a manos del Deportivo, y después nada menos que el todopoderoso Real Madrid de Zidane y los suyos, algo que sacudió los cimientos de la casa blanca y puso en un brete tanto al entrenador como a unos «galácticos» que vieron impotentes cómo un modesto equipo de la Segunda B les sacaba los colores a base de empuje, fe e incluso buen juego.

La victoria, que tuvo una trascendencia incluso internacional, también sirvió para poner a Alcoy en el mapa, en un momento verdaderamente complicado marcado por la pandemia de coronavirus, justo cuando la ciudad encabezaba el triste ranking de índice de contagios.

Pero como digo, esas proezas pusieron sobre aviso al Athlétic Club de Bilbao, los reyes de Copa junto al Barça, que si por tradición suelen tomarse este campeonato muy en serio, en esta ocasión, además, acudían a la cita ciertamente enrachados tras el cambio de entrenador, un Marcelino García Toral que había conseguido apenas dos semanas antes levantar el título de la Supercopa. Por si esto fuera poco, el Alcoyano se enfrentaba a la horma de su zapato, toda vez que el equipo bilbaíno tiene una estructura de juego muy parecida, basada en la lucha y la entrega, y con jugadores de un nivel más que contrastado.

44

El supercampeón sufre en Alcoy (Alcoyano 1 - Athletic 2) JUANI RUZ

Pero eso no acomplejó al Deportivo, cuyo míster, Vicente Parras, ha logrado conformar un bloque sólido y trabajado, en el que todos reman en la misma dirección, independientemente de quien juegue. De hecho, la puesta en escena blanquiazul fue inmejorable, dado que se le subió a las barbas al Athlétic, adelantándose incluso en el marcador gracias a un ejercicio de coraje, buena disposición táctica y confianza en sus posibilidades.

Tal fue el empeño del Alcoyano, que a los leones no les tocó otra que sacar las garras, eso sí, después de poner sobre el campo a toda su artillería pesada, los Muniain, Raúl García, Williams y compañía, en un momento en que a los héroes del Deportivo ya les empezaban a flaquear las fuerzas, debido al cansancio acumulado en sus piernas tras varias semanas de jugar domingos y entre semana, con prórrogas incluidas.

Recurriendo al tópico, se puede decir que el Deportivo cayó con las botas puestas, demostrando además un espíritu encomiable a lo largo de todas las eliminatorias, y sobreponiéndose al escenario de un Collao vacío que, en otras circunstancias, hubiese estado a reventar en todos los partidos, aliviando de paso la maltrecha economía del club.

Tras protagonizar una trayectoria inmaculada en la Copa del Rey, que le ha valido el reconocimiento de propios y extraños, al Alcoyano le toca centrarse ahora en la Liga, donde vista su actual clasificación y la fiabilidad que desprende el equipo, tiene la oportunidad incluso de luchar por el ascenso de categoría. Ese sería un logro espectacular, una guinda con la que seguir ilusionando a unos aficionados y a una ciudad que, pase lo que pase, recordará dentro de muchos años los estragos de la pandemia, pero también el esfuerzo y el empeño de unos jugadores, los del equipo de la moral, que nos hicieron soñar incluso en los momentos más complicados.

Granada-Barça, duelo en cuartos en el torneo del KO

Granada-Barcelona, Betis-Athletic Club, Levante-Villarreal y Sevilla-Almería son los emparejamientos de cuartos de final de la Copa del Rey, de acuerdo al sorteo ayer. Las cuatro eliminatorias se disputarán la próxima semana durante los días 2, 3 y 4 de febrero. Todas ellas serán a partido único y los ganadores pasarán a semifinales, donde ya se jugará a doble partido. El Barcelona es el equipo más laureado de la competición con 30 títulos y 41 finales.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats