30% DTO ANUAL 24,50€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El HLA Alicante cae con honor en A Coruña (71-64)

El conjunto lucentino da cara frente al Leyma pese a las numerosas bajas, pero tendrá que esperar para cerrar su billete a los «play-offs»

El HLA Alicante cae con honor en A Coruña (71-64)

El HLA Alicante cae con honor en A Coruña (71-64)

Derrota con honor. El HLA Alicante perdió en la cancha de Leyma A Coruña (71-64) en un partido que afrontaban con cuatro bajas por lesión. Las dos últimas, de los referentes americanos Pitts y Allen, confirmadas la misma mañana del choque. Pese a ello, los lucentinos dieron la cara en todo momento y tuvieron contra las cuerdas al equipo más en forma de la competición. Ahora toca esperar, bien a que Valladolid pierda este domingo o bien a la próxima jornada para tratar de cerrar el billete para el «play-off» de ascenso.

El HLA Alicante saltó a la pista con la consigna clara: sobrevivir. Aceptó el envite de los gallegos, que propusieron desde el primer momento un duelo muy físico, siendo conocedores de su mayor profundidad de banquillo. La veteranía de Urtasun y la brega de Zohore, inmenso en el rebote, dieron pequeñas ventajas a los alicantinos (8-12, min. 6), neutralizadas por un acertado Matulionis (9 puntos, dos triples y un 2+1). La entrada de Llompart dio oxígeno al HLA y los hombres de Pedro Rivero cerraron el primer cuarto dos arriba (17-19, min. 10), tras una desafortunada falta en ataque de Bilbao.

Un parcial de 8-2, con dos triples de Maiza, permitieron al Leyma voltear el marcador y obligaron a Rivero a pedir su primer tiempo muerto. El técnico segoviano juntó a Llompart y Urtasun para recuperar la dosis de control necesaria, con el objetivo de no alargar la mala racha. Sin embargo, los lucentinos agudizaron sus problemas en ataque con una sequía ofensiva que permitió a los gallegos, sin un gran juego en unos minutos locos de muchos errores y pocos aciertos, estirar el marcador (31-23, min. 17) gracias a tres triples de Maiza, Javi Vega y Peña.

Dos tiros libres de Urtasun, un triple de Llompart, que rompía una racha de seis minutos sin anotar en jugada de los alicantinos, y una acción de pillo de Ortega casi sobre la bocina permitieron al HLA curarse las heridas de guerra e irse al vestuario muy vivos en el partido, tras el agobiante segundo periodo (31-30, min.20).

Ambos equipos parecieron encontrar en el vestuario el acierto en el tiro perdido, ya que de regreso a pista se sucedieron canastas en ambos lados de la cancha. Zohore y Urtasun superaron la decena de puntos en este tramo del duelo (dobles figuras en el rebote también para el danés), en el que los coruñeses, con más argumentos ofensivos, volvieron a intentar la escapada (48-39, min. 25).

Cuatro puntos consecutivos de Galán, el último de los ocho jugadores lucentinos de la rotación en anotar al menos un punto, y una conexión perfecta entre Urtasun y Bilbao, ejemplificaron otro acto más de resistencia del HLA (49-45, min. 28) ante los mejores minutos de Nwogbo, que aprovechó el descanso de Zohore para adueñarse de la zona y aumentar a cinco la renta local al final del tercer periodo.

Txemi (Urtasun) y Chumi (Ortega) igualaron la contienda a ocho minutos del final, en el enésimo ejemplo de que el HLA Alicante no estaba dispuesto a vender barata la derrota en A Coruña. Los lucentinos llegaron a tener dos posesiones para adelantarse estando uno abajo y aumentar la presión sobre el Leyma, pero dos lanzamientos de media distancia no encontraron el aro rival. Rivero plantó una zona para poner a prueba los nervios gallegos, pero encontró un triple de Javi Vega y dos rebotes ofensivos que dieron nuevamente una buena renta a los locales (63-57, min. 37).

El momento caliente del partido lo abrió Gjuroski con un triple tras asistencia de Zohore, de vuelta al choque. En el siguiente ataque, la misma pareja buscó el mismo botín, pero esta vez el macedonio encontró metal y no red. El HLA se agarró a una intensa defensa para no bajar los brazos, pero no encontró el mismo acierto en ataque. Un triple y dos tiros libres de Monaghan, desaparecido durante todo el choque, sepultaron las opciones de los alicantinos en el último minuto, pese a un último acto de fe del joven Guillem Arcos, fiel reflejo de lo que fue el partido del HLA Alicante, lucha y esfuerzo desde el primer hasta el último segundo.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats