La cuenta atrás

Repaso a los mejores líderes de Europa, con el Barça en el podio

El fútbol de clubs se reanuda en toda Europa, con solo dos equipos más eficaces que el once azulgrana

Los jugadores del Barça celebran con el público el triunfo sobre el Madrid.

Los jugadores del Barça celebran con el público el triunfo sobre el Madrid. / Jordi Cotrina

Joan Domènech

Pese a quien pese, el Barça es uno de los mejores líderes de Europa. El juego será discontinuo, irá justito de goles, por citar dos de las deficiencias que se le achacan, pero es de los más eficaces de los principales campeonatos. Y presenta la mejor defensa del continente con el ínfimo número de goles recibidos.

La defensa que lidera Marc André ter Stegen en la más segura de Europa.

Muy pocos equipos superan la capacidad de sumar que posee la escuadra de Xavi, que anda por la puntuación récord del club y de la Liga: los 100 puntos de Tito Vilanova. Ha recopilado, como aquel, 68 puntos en la jornada 26, con sus 22 victorias, 2 empates (Rayo y Espanyol) y 2 derrotas (Madrid y Almería). Ha marcado el actual Barça 34 goles menos (83 a 49), pero ha encajado 21 menos (30 a 9), lo que convierte a la defensa que lidera Marc André ter Stegen en la más segura. Con perspectivas de récord histórico.

Gonçalo Ramos festeja el gol marcado con el Benfica al Famalicao.

Gonçalo Ramos festeja el gol marcado con el Benfica al Famalicao.

Con el 87,1% de los puntos atrapados hasta la fecha por el Barça, únicamente dos equipos exhiben mayor solvencia: el Benfica en Portugal, con el 90,6% de los puntos sumados (solo ha perdido un partido, en Braga, por 3-0 el 30 de diciembre), y el Nápoles en la Serie A (87,6% de los puntos). La Bundesliga es el torneo más apretado: el Borussia Dortmund apenas dispone de un punto sobre el Bayern Múnich, que ha despedido a su entrenador.

Ni Maradona

Solo el Nápoles, que está firmando el mejor campeonato de su historia -mejores que los dos Scudetti conquistados con Diego Maradona-, ha adquirido una ventaja mayor que el Barça respecto al inmediato perseguidor. Nada menos que 19 puntos le separan del Lazio. Puede ser el campeonato que quede decidido antes. El Nápoles solo necesita ganar 5 de los 11 partidos que faltan.

Osimhen supera al portero Provedel en el Nápoles-Lazio.

Osimhen supera al portero Provedel en el Nápoles-Lazio.

La Liga española, en cambio, es la que más tarde acabará por calendario (el 4 de junio), aunque puede quedar decidida antes si el Barça mantiene su altísimo ritmo de obtención de puntos. Más claro que el título azulgrana, que parece darse por hecho, lo es el descenso del Elche, su inmediato rival y al que visita este sábado por la noche (21 h.).

El Nápoles, con 19 puntos sobre el Lazio, sólo necesita ganar 5 de los 11 partidos hasta el final.

El conjunto ilicitano está a 14 puntos de la salvación. El club ha contratado al cuarto entrenador de la temporada para lograrlo. El argentino Sebastián Beccacece sustituyó a Pablo Machín antes el parón. Francisco Rodríguez comenzó la Liga y Jorge Almirón la continuó. Entre los relevos hubo dos técnicos de la casa de transición.

Raphinha esprinta en el entrenamiento del Barça.

Raphinha esprinta en el entrenamiento del Barça.

Ocho partidos y pico

Xavi dirige este viernes el último entrenamiento antes de reactivarse en Elche, en el inicio de la cuenta atrás hacia el desenlace de la temporada. Faltan 12 jornadas para que acabe la Liga pero al Barça solo le quedan 8 y pico para ser campeón. Siempre que los gane, por supuesto.

El Barça tendrá suficiente con 8 victorias y un empate en las 12 jornadas para coronarse.

Gracias a los 12 puntos de ventaja sobre el Madrid, el margen de error es amplísimo. Le sobrarían las últimas cuatro jornadas. El pico viene a cuenta porque, empatado a puntos con el Madrid, tiene perdido el goal average. Tendría que sumar un empate en los cuatro partidos finales.

Elche es la primera salida de las seis que debe afrontar: Getafe, Rayo, Espanyol, Valladolid y Celta. Seis visitas recibirá en el Camp Nou: Girona, Atlético, Betis, Osasuna, Real Sociedad y Mallorca. Si se comporta como en el clásico ante el Madrid y no como en su visita a Almería, podría cerrar la temporada a mediados de mayo.