Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sin pasar por el juzgado

Fundeun y la consultora Human ponen en marcha el primer Instituto de Mediación Empresarial para resolver conflictos mercantiles sin acudir a los tribunales

El subdirector de Fundeun, Rafael Lafont, y Paloma Cascales

El subdirector de Fundeun, Rafael Lafont, y Paloma Cascales ISABEL RAMÓN

¿De qué sirve que una sentencia judicial si la empresa ya ha tenido que cerrar porque dos hermanos han sido incapaces de ponerse de acuerdo tras la muerte del fundador? ¿Cuántos negocios pueden esperar años para cobrar sus deudas cuando existe un conflicto con un cliente por la facturación? Este tipo de situaciones son las que pretende evitar Fundeun -la Fundación Empresa Universidad de Alicante- con la puesta en marcha del primer Instituto de Mediación Empresarial, una iniciativa en colaboración con la consultora Human que se presenta hoy y que pretende extender la resolución amistosa de conflictos en el ámbito de los negocios.

Esta alternativa a la denuncia ante los tribunales ha empezado a tomar impulso en los últimos meses, desde que en enero el Gobierno regulara legalmente por primera vez la figura del mediador y en marzo el Ministerio de Justicia creara el primer registro oficial de estos profesionales. Pero, sobre todo, el interés se ha disparado ante la posibilidad de que el Ejecutivo acabe convirtiendo en obligatoria esta práctica como paso previo a la presentación de una denuncia o de que los propios jueces acaben ordenándola cuando se inicie un proceso, algo que ya contempla la legislación.

En realidad, tal y como explica la coordinadora del nuevo Instituto, Paloma Cascales, es la Unión Europea la que «ha obligado a todos los Estados miembro a fomentar la mediación ante la realidad de que el atasco actual que sufren los juzgados hacen que la tutela judicial no sea efectiva, que no esté funcionando». Además, en aquellos países más aplicados, donde el sistema ya lleva algún tiempo funcionando, se empiezan a notar sus ventajas.

Es el caso de Italia, donde un estudio de la consultora ADR Center ha comprobado que el ahorro medio que consiguen las compañías con esta forma de resolver sus conflictos llega al 76%. Además, otro informe del Banco Mundial señala que los mediadores tardan un promedio de 88 días en conseguir un acuerdo entre las partes frente a la demora de 546 días -más de un año y medio- que acumulan los tribunales de media en el conjunto de la UE.

Hasta ahora, según explica la citada experta, quienes más recurrían a la mediación en España a pesar de no estar regulada eran las empresas familiares, que así intentaban evitar que los problemas de la compañía se hicieran públicos, ya que otra de las ventajas de esta figura es su confidencialidad frente a lo que ocurre con los procedimientos judiciales. También era frecuente que se buscara este asesoramiento para resolver los conflictos entre directivos de una misma firma o para buscar una solución al impago de deudas. Sin embargo, los casos eran más bien contados y ahora lo que se pretende es que su uso se generalice.

Alternativa laboral

Son muchos los que han visto en este nuevo impulso a la mediación una alternativa laboral, y más en los tiempos que corren. Colegios profesionales, universidades y asociaciones se han lanzado a hacer cursos para formar mediadores en todos los ámbitos -desde el familiar hasta el mercantil-, la propia Fundeun ha puesto en marcha su propio programa especializado en el ámbito empresarial con 18 alumnos que hoy recogen su diploma.

Los requisitos para convertirse en uno de estos profesionales son tener un título de Formación Profesional de Grado Superior o un título universitario, realizar una formación específica de unas cien horas y contratar un seguro de responsabilidad civil. A partir de ahí, todo depende de la habilidad de cada cual. En el caso del curso de Fundeun, por ejemplo, entre los alumnos hay abogados, psicólogos, empresarios o arquitectos técnicos.

Con la creación del Instituto se quiere ir un paso más allá y facilitar que las empresas de la provincia puedan acceder a los servicios de estos nuevos profesionales.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats